¿Por qué los perros se quedan felices después del baño?

Virginia Duque Mirón · 23 agosto, 2015

¿Has visto cómo corre y salta tu perro después de su baño? Es curioso porque muchas de estas mascotas demuestran que no les gusta el agua, pero lo cierto es que todos los perros se quedan felices después del baño. ¿Por qué será? Bueno, piensa un poco en cómo te sientes tú después de un baño. A todos nos gusta estar limpios y un baño nos crea una leve sensación de paz interior. Tu perro no es diferente.

La piel y el pelo del animal hacen que este desprenda un mal olor pasados unos días. ¿Cómo nos sentimos nosotros cuando olemos mal? Es obvio que nada cómodos, de hecho, si no estamos en casa, estamos deseando llegar para darnos un baño. Aunque por la noche esto es algo que nos relaja, si lo hacemos de día, nos activa.

¿Felicidad o nerviosismo?

baño perro

No hay nada científicamente probado que demuestre qué pasa por la cabeza de un perro después de bañarlo, pero hay varias hipótesis.

  • Activación. ¿Has notado que ante el calor tu perro está cansado y sin ánimo de nada, pero después de un baño es como si algo hubiera hecho click y lo activara? Esa es exactamente la razón por la que los perros quedan felices después del baño. Aunque más que felices, podríamos decir activos. Del mismo modo en que nos damos una ducha en la mañana antes de ir al trabajo para despertarnos, un perro se activa cuando lo bañas.
  • Agradecimiento. Aunque los perros no entienden muchas de las cosas que hacemos por sus cuidados, sí saben diferenciar cuándo hacemos algo por su bien y cuándo no. Seguro que mientras bañas a tu perro le dices cosas bonitas para relajarlo o quizá le cantas. Esto es un estímulo que el perro agradece y que te lo demuestra corriendo y saltando a tu alrededor.
  • Pelo mojado. Además de correr y saltar, es muy común que un perro se restriegue en el suelo. ¿Por qué? Porque su pelo está mojado y quiere hacer algo para secarlo. Seca bien el pelo de tu mascota para que sea uno de esos perros que quedan felices después del baño y no incómodos.
  • Pérdida del olor corporal. El olor del pelo y la piel de un perro es especial y ellos mismos lo utilizan como símbolo para formar parte de la manada o ser un miembro respetado. Por ello, es probable que corran para recuperar su olor y sentirse seguros y confiados.
  • Olfato hipersensible. El olfato de tu perro es extremadamente sensible y lo que a tu olfato parece agradable, como champúes y perfumes que utilizas en la higiene de la mascota, puede que para ella no lo sea tanto. Es otra razón por la que puede que corran y salten intentando “agarrar” ese olor y deshacerse de él.

Como ves, no todos los perros se quedan felices después del baño. Algunos siempre están incómodos. ¿Cómo hacer para que tu perro sea uno de esos perros que se quedan felices después del baño?

Consejos

baño perro

En los párrafos anteriores has visto qué cosas pueden hacer que tu perro no sea uno de esos perros que se quedan felices después del baño. Por ello, sigue estos consejos:

  1. Báñale siempre de día. Si se activa de noche y no le permite descansar, se estresará y no relacionará el baño con un motivo de alegría sino de agobio.
  2. Seca su pelo del todo. Aunque necesite tiempo, deja su pelo completamente seco para que el animal se sienta limpio, tranquilo y cómodo. Ya sabemos que a ningún perro le gusta el secador, pero luego te lo agradecerá.
  3. Utiliza jabones y colonias neutras. No escojas olores muy fuertes ni tampoco productos que contengan demasiado alcohol. Quizá tú no lo notes, pero la hipersensible nariz de tu perro sí lo hará. Busca productos lo más naturales posibles que lo mantengan limpio sin dañar el PH de su piel ni hacer desaparecer su olor natural.

¿Quieres que tu perro sea de los perros que se quedan felices después del baño? Sigue nuestros consejos y notarás que sus saltos son de agradecimiento y felicidad y no de incomodidad.