¿Por qué hay lémures en Madagascar?

Eugenio Fernández · 30 septiembre, 2018
La presencia de los lémures en Magadascar data de millones de años, y existen varias teorías sobre cómo llegaron a la isla tras su separación del continente africano

Aunque estos animales van siendo conocidos por la sociedad, muchos aún no saben a qué se debe la presencia de lémures en Madagascar. Estos primates son únicos de la gran isla que colinda con el sur de África, y llegaron ahí hace mucho tiempo.

Los lémures son un grupo que abarca más de 100 especies de primates que aún persisten en nuestro planeta. Todas ellas se encuentran en Madagascar, y poseen hocicos alargados a diferencia de otros primates.

La presencia de lémures en Madagascar, un gran enigma

Cuando los científicos descubrieron la presencia de lémures en Madagascar fueron muchas las teorías ideadas para explicar la presencia de estos animales hacía más de 120 millones de años, momento en el que Madagascar se habría separado de África. Si bien la llegada de los murciélagos de Madagascar o las aves no presentaba problema, era difícil imaginar cómo esta especie había llegado a la isla tras separarse del continente.

Las teorías se sucedieron una tras otra: desde la presencia de terrenos que unían la cuarta isla más grande del mundo con el continente africano a las balsas naturales, probablemente la teoría más extendida y hasta ahora la más creíble.

Ya los primeros paleontólogos en teorizar sobre el tema sospechaban de la colonización a través de troncos y ramas flotantes que dejarían a los lémures en Madagascar.

Lémures en Madagascar

Los lémures tenían que haber llegado a Madagascar desde África, pues su antigüedad se estimaba en 65 millones de años, un período muy posterior a la separación de la isla del continente.

¿Cómo podrían haber dejado estas balsas a los lémures en Madagascar?

Sin embargo, esta teoría era muy criticada, ya que las corrientes y vientos actuales hacían que la llegada de los lémures a Madagascar a flote fuera poco creíble.

En 2010 un grupo de científicos realizó simulaciones con ordenador. Las corrientes y ciclones tropicales del Eoceno hacían posible que árboles enteros llegaran flotando a Madagascar en un período breve de tiempo, el suficiente para que estos animales no murieran de sed.

Aun así, lo cierto es que el enigma parece sin seguir estar claro al 100%. Aunque las simulaciones por ordenador parecían apoyar la idea de que los lémures en Madagascar llegaron a través de balsas, nuevos estudios apuntan a otras vías.

Curiosidades de los lémures

Una nueva teoría del porqué de que haya lémures en Madagascar

Y es que puede que los lémures llegasen a Madagascar mucho más tarde. Hace más de medio siglo se descubrió el fósil de un murciélago en Kenia, el cual ha sido reclasificado como un pariente del aye-aye, el mono más raro del mundo.

Este animal tendría una antigüedad de 20 millones de años y se encontraría en el continente africano, por lo que los lémures en Madagascar podrían no llevar tanto tiempo como se creía.

La teoría que han lanzado estos nuevos estudios sugiere que es posible que los lémures hubieran llegado a Madagascar mucho más tarde, concretamente en el Mioceno, hace poco más de 20 millones de años.

Lo interesante es que en esta época los niveles del mar eran mucho más bajos, por lo que la distancia era mucho más corta. Esto facilitaría bastante la llegada de estos primates a la gran isla, y daría un nuevo giro a su historia evolutiva. Esto abriría la posibilidad de que el viaje no hubiera resultado tan complejo o incluso pudiera hacerse a pie durante el invierno, al ocupar los polos mucha más superficie.

Lo que está claro es que los lémures siguen siendo un misterio para el ser humano, y se encuentran gravemente amenazados. La mayoría de especies están en peligro de extinción debido a la actividad humana en la isla. ¿Resistirán los lémures antes de que resolvamos el misterio de su presencia en Madagascar?

"Fossil Lemurs From Egypt and Kenya Suggest an African Origin for Madagascar's Aye-Aye," Gregg F. Gunnell, Doug M. Boyer, Anthony R. Friscia, Steven Heritage, Fredrick Kyalo Manthi, Ellen R. Miller, Hesham M. Sallam, Nancy B. Simmons, Nancy J. Stevens, Erik R. Seiffert. Nature Communications, August 21, 2018.