Pez sapo: hábitat y características

El término "pez sapo" no engloba a una sola especie, sino a una familia entera con 83 integrantes. Aquí nos centramos en el pez sapo lusitánico, uno de los más curiosos.
Pez sapo: hábitat y características
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 22 junio, 2021.

Última actualización: 22 junio, 2021

El término “pez sapo” no hace referencia a una sola especie de animal dentro de la clase de los actinopterigios, sino que engloba a todos los pertenecientes a la familia Batrachoididae, a su vez situada en el orden Batrachoidiformes. Este grupo recoge a un total de 83 especies, a su vez divididas en 21 géneros diferentes. Todas ellas presentan ciertas características comunes.

En estas líneas, nos vamos a centrar en el pez sapo lusitánico (Halobatrachus didactylus), el único miembro de su género, con un aspecto similar al de otros representantes más conocidos de la familia Batrachoididae. Si quieres saber más sobre esta especie y otras emparentadas, sigue leyendo.

Hábitat del pez sapo

Los peces sapo, como familia, se encuentran distribuidos por todo el globo. La mayoría de las especies recogidas en este taxón son marinas, si bien muchas de ellas viven en aguas salinas intermedias. La excepción a la regla es la subfamilia Thalassophryninae, con representantes que habitan solamente aguas dulces en ríos de Sudamérica —especialmente el Amazonas—.

Por su parte, el pez sapo lusitánico (Halobatrachus didactylus) se distribuye por todo el océano Atlántico este —desde Portugal a Ghana— y el Mediterráneo. También se ha introducido en la zona norte de España por desplazamientos naturales, seguramente a causa del calentamiento de las aguas. Tal y como indica la Xunta de Galicia, el primer avistamiento en esta región data del 2018.

Este pez vive a poca profundidad —a unos 100 metros de la superficie, de normal entre 10 y 50 metros— sobre fondos arenosos y rocosos. Como veremos en líneas posteriores, su coloración le permite al animal mimetizarse completamente con el entorno típico del fondo de la columna de agua del Mediterráneo.

Existen muchas especies de peces sapo, repartidas por casi todos los mares del mundo.

Un pez sapo lusitánico de fondo blanco.

Características físicas

En general, los peces sapo carecen de escamas y portan cabezas grandes y achatadas. Sus bocas son también muy prominentes, con unas maxilas y premaxilas muy desarrolladas. De la región baja de la boca suelen colgar unos apéndices o barbillones, órganos sensoriales que ayudan a estos animales a localizar comida en aguas turbias donde la visión no es útil.

Por otro lado, las branquias son pequeñas y se encuentran lateralizadas. Estos peces también presentan aletas pectorales y pélvicas, que a su vez están soportadas por espinas y varios radios suaves. Por su parte, el pez sapo lusitano tiene 2 espinas cubiertas por la piel en el ángulo superior del opérculo y 2 aletas dorsales.

La primera de estas aletas dorsales cuenta con 3 espinas fuertes recubiertas, mientras que la segunda se sostiene por unos 19-24 radios largos y suaves. Además, la piel de esta especie carece de escamas —como el resto de peces sapo— y está cubierta por un mucus característico. Su color es marrón claro con manchas oscuras que forman patrones y su tamaño máximo es de 55 centímetros.

Esta tonalidad le permite al pez sapo confundirse con los tonos del fondo marino, ya sean las rocas o la arena.

Comportamiento del pez sapo lusitánico

El pez sapo lusitánico es un animal sedentario que normalmente se encuentra en sustratos formados por arena, rocas y barro. Además de su tono críptico, este pez permanece parcialmente enterrado en el fondo la mayor parte del tiempo, solo dejando al descubierto sus aletas más prominentes y región cefálica. En esta posición, espera a que sus presas pasen por delante de él.

Peces capaces de emitir sonidos

Más allá de sus hábitos con respecto al entorno, este pez destaca bastante sobre el resto por su capacidad para realizar vocalizaciones. Además, según estudios publicados en el portal científico FISH Biologylos sonidos emitidos varían según la época del año. Durante el apareamiento, los machos emiten sonidos de tipo silbido, mientras que otros registros vocales aparecen todo el año.

Se cree que este comportamiento no está presente en los estadios de desarrollo más tempranos. La emisión de sonidos parece comenzar cuando los juveniles son capaces de generar gruñidos de mayor nivel sonoro y menor frecuencia dominante.

Se cree que la capacidad fonadora en esta especie ha surgido con el fin de atraer hembras o avisar a otros machos del límite de los territorios. Este rasgo es de gran interés científico.

Alimentación

El pez sapo es solitario y permanece semienterrado en los fondos o en las grietas de las piedras la mayor parte de su vida. Se alimenta principalmente de moluscos, crustáceos y otros peces de pequeño tamaño, por lo que se considera una especie depredadora. Su estrategia es de tipo sit and wait, pues simplemente espera a que la víctima pase por delante y la engulle con su aparato cefálico grande.

Por otro lado, cabe destacar que esta especie es de importancia menor en el comercio de peces con fines alimentarios. A pesar de ser conocidos en las zonas del sur de España, estos animales no suelen consumirse en el ámbito de la gastronomía.

Como no posee dientes, esta especie consume a sus presas enteras, sin masticarlas o despiezarlas antes.

Reproducción del pez sapo

Según un estudio publicado en la revista científica General and Comparative Endocrinologyesta especie tiene un ciclo reproductivo que abarca de marzo a agosto, con un pico entre mayo y junio. Durante esta época, los machos producen vocalizaciones especiales, gracias al uso y contracción de su vejiga natatoria. Estas sirven para atraer a las hembras o para evitar conflictos con otros machos.

Los machos receptivos atraen a las hembras a sus nidos o lugares de residencia. Si estas han sido “convencidas” por las vocalizaciones, liberarán los huevos al exterior, donde se produce una fecundación externa. Estos huevos son pegajosos en uno de sus lados y se adhieren a la perfección al nido del macho, que los protegerá hasta que eclosionen.

Un pez muy pequeño.

Estado de conservación y apuntes finales

Tal y como indica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), esta especie se considera de “preocupación menor (LC)” en lo que a conservación se refiere. Algunas poblaciones se encuentran establecidas en zonas protegidas y no se explota para su consumo en el mercado, así que no presenta peligros reales que puedan acabar con ella de forma inmediata.

Si algo destaca por encima de otras muchas especies, es la capacidad que tiene el pez sapo lusitánico para producir vocalizaciones en su época de apareamiento y fuera de ella. Esta característica ha suscitado el interés de científicos y público general por igual.

Te podría interesar...
Peces cartilaginosos: hábitat, tipos y características
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Peces cartilaginosos: hábitat, tipos y características

Los peces cartilaginosos agloban especies como tiburones, rayas y quimeras. Su historia evolutiva es fascinante. Conoce más sobre ellos aqui.



  • Halobatrachus didactylus, Redogal. Recogido a 21 de junio en https://redogal.xunta.gal/es/guia-especies/halobatrachus-didactylus
  • Amorim, M. C. P., Vasconcelos, R. O., Marques, J. F., & Almada, F. (2006). Seasonal variation of sound production in the Lusitanian toadfish Halobatrachus didactylus. Journal of Fish Biology, 69(6), 1892-1899.