¿Los perros pueden comer espinacas?

Aunque a tu perro pueda no gustarle el sabor, las espinacas tienen muchos beneficios para su salud cuando se ofrecen con moderación. Aprende más sobre el tema con nosotros.
¿Los perros pueden comer espinacas?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 14 septiembre, 2021.

Escrito por Brayan Andres Guerra Parada, 14 septiembre, 2021

Última actualización: 14 septiembre, 2021

Las espinacas son un alimento que constantemente es relacionado con la buena salud y con una nutrición balanceada. Desde dibujos animados hasta estudios científicos han reflejado los beneficios que tiene la espinaca. Sin embargo, es posible que en algún momento te preguntes si los perros pueden comer espinacas y si es bueno para ellos.

En la salud humana, las espinacas ayudan a prevenir el estreñimiento, facilitan la desintoxicación orgánica y tienen sustancias antioxidantes que pueden retrasar el daño celular. En el caso de los canes, muchos piensos comerciales la usan como uno de sus ingredientes, aunque en un porcentaje bajo. A continuación, conocerás los beneficios y contraindicaciones de la espinaca para perros.

¿Es buena la espinaca para los perros?

Aunque hay varios alimentos que no son recomendables para el consumo de los perros, la espinaca no son unos de ellos. A pesar que no a todos les puede gustar su sabor o su textura, la espinaca es un bocadillo ideal para premiar a tu can o para hacer más diversa su alimentación. Sin embargo, es importante considerar que no debe abusarse de su consumo.

Así las cosas, las espinacas solo pueden ofrecerse ocasionalmente a los perros y no se les debe obligar a comer en caso de que no les agrade el sabor. En vista de que la mayoría de piensos industrializados ya proveen al perro de una alimentación completa y balanceada, no es necesario añadir espinacas o cualquier otra verdura al menú diario del canino.

De todas formas, las espinacas son un aliado perfecto para los perros que sufren anemia. Esto se debe a que este vegetal es rico en ácido cólico y hierro, los cuales ayudan a que el canino tenga una mejor circulación y se resuelva su ausencia de hierro en sangre (si es ese el desencadenante de la condición).

Asimismo, las espinacas ayudan a fortalecer la retina y la salud ocular general de los perros.

Una bandeja de espinacas.

Componentes nutricionales de la espinaca para los perros

Ahora que ya sabes que este vegetal no es nocivo para tu perro, vemos de interés mostrarte sus propiedades generales. Se resumen en la siguiente lista:

  • Vitamina A: ayuda a mejorar la visión del can y regula diversas funciones en la piel y el pelaje. Esta vitamina atrasa el envejecimiento ocular y previene las cataratas en los perros.
  • Vitamina del complejo B: provee una acción antioxidante gracias a la luteína (una sustancia con la que no cuentan los perros en su organismo usualmente) y participa en el funcionamiento del sistema nervioso. También ayuda a metabolizar la glucosa.
  • Vitamina K: es muy importante para garantizar la correcta coagulación de la sangre. Esta vitamina también es vital en el metabolismo de las proteínas.
  • Fibra: ayuda a limpiar y mover mejor los intestinos del perro y a controlar las deposiciones fecales.
  • Magnesio: participa en más de 300 procesos metabólicos en el cuerpo del perro, incluidos la síntesis de proteínas, la función cardíaca y la proliferación de linfocitos.

A pesar de que los perros pueden comer espinacas, no se debe abusar del consumo para evitar que otras sustancias perjudiquen su salud. La espinaca tiene un alto contenido de oxalato, un compuesto que dificulta la retención de calcio en el cuerpo del animal. Su consumo en exceso podría dar paso a problemas en los riñones y alteraciones metabólicas.

¿Cómo y cuándo dar espinaca a un perro?

Para que un perro pueda comer espinacas, es recomendable cortar las hojas en trozos pequeños. En cuanto a la forma de ofrecer la espinaca al canino, puede ser preparada al vapor, cruda o pasarla 1 minuto por el sartén. Es importante tener en cuenta que si se desea hervir la espinaca no debe hacerse por más de 1 minuto, con el fin de evitar la pérdida de sus nutrientes.

Asimismo, no se recomienda adicionar sal, limón o ajo a la hora de hervir o vaporizar las espinacas.

En cuanto a las cantidades, todo depende del tamaño del canino. Para perros pequeños, la porción puede ser de 4 a 6 hojas a la semana (8-10 si es espinaca baby). En el caso de los canes medianos se recomienda de 6 a 8 hojas a la semana (10-12 si es espinaca baby) y a los perros grandes se les pueden dar de 8 a 10 hojas a la semana (12-14 si es espinaca baby).

Contraindicaciones de la espinaca para perros

En ocasiones concretas, la espinaca puede aparecer dentro de alguna lista que haga referencia a alimentos que no son benignos para los perros. Esto se debe a que sus hojas contienen ácido oxálico (también conocido como ácido etanodioico), una sustancia que puede resultar tóxica cuando se consume en grandes cantidades.

Cuando este compuesto se combina con el calcio se forma oxalato cálcico, otra sustancia dañina que es insoluble y contribuye a la aparición de cálculos renales y vesicales en los perros, tal y como hemos indicado en líneas previas. Por lo tanto, los perros que sufran o hayan sufrido de problemas de riñón no pueden comer espinacas. 

¿Cuánto vegetal es bueno para un perro?

Como pudiste apreciar, los perros no tienen mayor problema al comer espinacas siempre y cuando su consumo sea moderado. Al igual que cualquier otro vegetal o fruta, su consumo total no puede sobrepasar el 15 % de la dieta del perro. De esta forma, se evitan los problemas renales y nutricionales que presentaría un animal al que se le ofreciesen espinacas con mucha frecuencia.

Te podría interesar...
¿Pueden los perros comer vegetales?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Pueden los perros comer vegetales?

Los perros son carnívoros facultativos que pueden asimilar –no se sabe si por completo– nutrientes de origen vegetal... ¿Pueden los perros comer ve...



  • Franco, R., & Garcia, C. (1999). [Supplements of carotenoids in the diet and immunity of geriatic dog].[Spanish]. Canis et Felis.