Perros donantes de sangre

Alba Muñiz · 13 julio, 2015

Al igual que los humanos, los animales también requieren de transfusiones sanguíneas a causa de accidentes, cirugías o enfermedades. Y, como nos ocurre también a nosotros, a veces resulta más que complicado conseguir donantes.

Por tal motivo, en varios países ya existen bancos de sangre, tanto públicos como privados, para perros y otros animales y, desde las clínicas veterinarias, se incentiva a los propietarios para que se animen a que sus mascotas realicen donaciones.

Así que ya lo sabes, si tu perro puede contribuir a salvar la vida de sus semejantes, no dudes en convertirlo en un donante regular.

¿Qué requisitos deben cumplir los perros donantes de sangre?

perro enfermo

Para que tu can pueda ser donante, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Pesar más de 20 kilogramos
  • Tener entre 1 y 8 años
  • Presentar un buen estado general y factores de coagulación normales
  • No padecer enfermedades transmisibles a través de la sangre (filariosis, borreliosis, babesiosis, leishmaniosis, brucelosis y erlichiosis)
  • Contar con todas las vacunas al día
  • Estar desparasitado

El procedimiento es similar al de los humanos. Se le extraen al perro unos 450 ml de sangre. El proceso dura entre 20 y 40 minutos y se puede realizar cada tres meses.

Se coloca al animal sobre una mesa, generalmente tumbado sobre uno de sus costados. Luego, se rasura una pequeña zona de su cuello y se le introduce una aguja para poder extraer la sangre.

Si bien algunos canes pueden sentirse débiles luego de la donación, la mayoría no tiene ninguna reacción extraña y, por lo general, se recuperan mucho más rápido que los humanos.

Es importante saber que una sola donación puede servir para salvar dos vidas, dado que la sangre se separa en dos componentes básicos: glóbulos rojos y plasma.

Ten presente, además, que solo se puede trasfundir sangre de un can a otro cuando comparten el mismo grupo sanguíneo o, cuando los grupos son compatibles.

Los perros presentan 8 grupos sanguíneos diferentes, llamados antígenos eritrocitarios (DEA, por sus siglas en inglés), numerados del 1 al 8 y que se pueden dar en positivo y negativo. El DEA 1 es el “universal”, lo que significa que es compatible con la totalidad de los grupos.

Algunas razas de perros – como el Galgo – tienen el tipo de sangre universal. Por tal motivo, los veterinarios los consideran donantes perfectos.

Los Labradores también son donantes ideales, gracias a su carácter y temperamento tranquilo, que permiten hacer la extracción sin sobresaltos y sin tener que sedarlos.

En cambio, los Akita Inu suelen evitarse, debido a su elevada concentración de potasio intraeritrocitario.

Beneficios para los perros que donan sangre

perro enfermo

Si bien la donación de sangre en animales es, como en el caso de los humanos, un gesto altruista y solidario, para incentivar esta conductas, en algunos países se otorgan beneficios a los canes que brindan su sangre. Entre ellos se destacan:

  • Consultas sin costo
  • Hemograma completo
  • Aplicación de las vacunas anuales
  • Prioridad en caso de necesitar una transfusión
  • Una lata de comida como recompensa

Ten en cuenta que donar no le provoca daño alguno a tu perro. No duele y no le transmite infecciones o enfermedadesY quédate tranquilo, que en cuanto se le extrae sangre, su cuerpo comienza a producir más para reemplazarla.

De todas formas, ante cualquier duda, puedes consultar al veterinario. Pero si tu perro reúne las requisitos necesarios para ser donante, no desestimes esa opción.

Las necesidades de sangre son repentinas e inesperadas, por lo que el banco necesita tenerla siempre disponible para casos de urgencia. Por eso es tan importante contar con la provisión suficiente de productos sanguíneos, poder actuar ante emergencias y realizar transfusiones de manera segura, rápida y eficaz, proporcionando a cada paciente el tratamiento más adecuado para su patología.

Además, dado que la sangre canina tiene una vida útil de entre 30 y 35 días aproximadamente, los suministros deben ser repuestos de forma constante. Y si bien muchos animales que residen en albergues caninos son utilizados como dadores permanentes, es importante que tomes conciencia de la necesidad de que tu perro también pueda ser un donante habitual.

Así estarás contribuyendo a salvar vidas y esa es, sin duda, la mejor recompensa para ti y para tu mascota.