Perros detectores de gluten para ayudar a celíacos

Virginia Duque 8 agosto, 2016

El perro es el mejor amigo del hombre… Esta frase tan conocida y a la que muchos no dan importancia, ha cobrado gran valor para todos aquellos que tienen un peludo, pues sienten el amor y todo lo bueno que estos animales pueden hacer por ellos. En ocasiones te hemos contado cómo los canes pueden detectar enfermedades tan graves como el cáncer. Hoy te informamos sobre todo lo que sabemos sobre los perros detectores de gluten.

En este caso, la labor es diferente, pues más bien que diagnosticar la enfermedad, a lo que ayudan estos perros es a evitar intoxicaciones. Veamos cómo.

¿Por qué son necesarios los perros detectores de gluten?

niños-y-perros

Aunque hoy día hay cientos de alimentos en muchos supermercados con la marca “sin gluten“, bien es cierto que algunos pueden contener mínimas trazas que podrían causar mucho daño a una persona celíaca.

Unido a esto, hay países en los que se están retirando las etiquetas “sin gluten” de los alimentos, por los que uno de estos perros detectores de gluten sería muy efectivo en estos casos. ¿Por qué? Porque hay ocasiones en las que nos podemos ver con dudas en relación a ciertos alimentos en si tienen o no este añadido.

Estos perros detectores de gluten están reconocidos en EEUU como canes de servicio médico por la Ley Federal. Por ejemplo, Elías. Este es un peludo que está perfectamente entrenado para detectar trazas de gluten. Su dueña, Molly, enseña su plato de comida siempre antes de comer y Elías le dice si tiene o no gluten. ¿Cómo? Con ladridos. Si el alimento está libre del temible añadido, el animal calla. Si contiene trazas, ladra.

Quizá te preguntes cómo se entrena a estos perros detectores de gluten para que tengan esta capacidad especial, ¡también te lo contamos!

Cómo se entrena a los perros detectores de gluten

Estos perros son entrenados para tener una alta sensibilidad al gluten enseñándoles a emitir diferentes sonidos para cada una de las respuestas: si contiene la sustancia o si no la contiene.

Como ya se han considerado legalmente como canes de servicio médico, los perros detectores de gluten pueden ir con sus dueños a hospitales, restaurantes, servicio público y muchos otros lugares, tal y como de si de un canino lazarillo se tratara. ¿Qué te parece esta nueva legislación?

Otros perros al servicio de personas

Hay distintos perros entrenados para ayudarnos a tener una mejor vida e incluso a salvarnos si es necesario. Bien, estos son algunos que conocemos y de los que ya te hemos hablado en otras ocasiones:

  • Perros antidroga. Estos perros entrenados para detectar drogas en cualquier lugar permiten frenar el tráfico de este vicio destructor entre países, así como la venta en naciones propias. Gracias a esto se ha conseguido desenmascarar redes de prostitución y tráfico de niños que estaban ligados al negocio de la droga.
  • Perros antibombas. Su nombre lo dice todo. Ante amenazas de bombas, estos perros con su entrenamiento especial han salvado muchas vidas.
perro lazarillo

  • Perros lazarillo. Se convierten en los ojos de ciegos que necesitan ayuda y son permitidos en todo tipo de establecimientos. Imposible negarles la entrada o te verás en líos.
  • Perros de asistencia. Estos perros ayudan a personas en sus hogares a poder realizar labores que de otra forma no podrían hacer.
  • Perros terapeutas. Estos ayudan a enfermos de cáncer o personas con otras discapacidades, incluidos niños, a tener mejor ánimo y encontrar un fiel amigo en ellos.
  • Perros detectores de enfermedades. Hay perros especialmente entrenados para detectar cáncer, diabetes y otras enfermedades, habiendo conseguido excelentes resultados.
  • Perros policía. Estos perros, los primeros que fueron entrenados para labores especiales, son de gran utilidad a la hora de encontrar a delincuentes así como a personas desaparecidas.

Sin duda, debemos respetar a estos animales que están dispuestos a sacrificarse por nosotros y sobre todo, no interfieras en su labor si ves a alguno de servicio.

 

Te puede gustar