Un perro te será fiel hasta el último latido de tu corazón

Que los canes son nuestros leales amigos es una verdad instalada desde hace tiempo. Sobran las historias y los ejemplos de su nobleza de sentimientos. Decir que un perro te será fiel hasta el último latido de tu corazón, e incluso después de que hayas muerto, no es un desatino. La pregunta, en todo caso es: ¿por qué estos animales se relacionan de esta forma tan particular con los humanos?

¿Cómo sienten el amor los perros?

rescatar a un perro

En el mundo de la ciencia, que en ocasiones se aleja bastante de la realidad palpable y cotidiana, las aguas están divididas.

Mientras algunos investigadores sostienen que los canes son capaces de sentir un fuerte apego hacia las personas, otros señalan que actúan por mero interés.

Sucede que el perro, al igual que nosotros, cuenta con una especie de centro de placer en su cerebro, que le proporciona sensaciones agradables. Además, segrega oxitocina, que es una hormona que, en los humanos, está relacionada con los circuitos amorosos y la felicidad.

Pero estos datos no alcanzan para que los científicos logren responder de una manera unificada a la pregunta: ¿un perro es capaz de sentir amor?

Humanos y canes, unidos por la oxitocina

Partamos de la base de que, tanto canes como humanos, compartimos parte de la química que explica el amor, dado que ambas especies segregamos oxitocina.

Sin embargo, para algunos investigadores, esto no termina de explicar cabalmente si los perros nos aman o, sencillamente, solo quieren algo de nosotros y aprendieron que pueden conseguirlo actuando de una manera fiel y amorosa.

Por ejemplo, el científico y veterinario Fred Metzger, de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, sostiene que los canes no sienten el amor de la misma manera que una persona“.

Amor y recompensas

Así, Metzger se ubica en el equipo de aquellos que ven con escepticismo el amor que los canes ofrecen a sus dueños. Su opinión es que los perros brindan cariño a los humanos con el único objetivo de obtener una recompensa.

Según este razonamiento, el animal sabe que si hace un truco o una gracia para complacer a su dueño, es muy posible que consiga una recompensa:

Cuestionando la fidelidad

Metzger concluye que un perro aprende rápido a relacionar que cuanto más afecto logra despertar en su amo, la recompensa es mayor.

También, Metzler se atreve a cuestionar que la tan mentada fidelidad del perro hacia su dueño sea desinteresada.

Para avalar este punto, desafía a probar qué sucedería si dejamos a nuestro peludo una temporada al cuidado de otra familia que lo trate con la misma consideración que nosotros. Él mismo se responde: los querrá tanto como a sus dueños.

El perro te será fiel porque te ama

Pero interesados o no, los lazos que se crean entre humanos y mascotas son de gran intensidad. Cualquiera que tenga un amigo peludo puede dar fe de ello.

Si la experiencia personal no bastara, para rebatir a Metzger podemos citar un estudio publicado en la revista Journal of Comparative Psychology, donde se indica que los perros sienten un afecto real y no interesado por los humanos.

De acuerdo a las conclusiones de un equipo liderado por el neurólogo Michael Hennessey, el amor que un perro experimenta por las personas que lo cuidan es más intenso que el que sienten por sus congéneres, incluso por sus hermanos de camada.

“Las historias registran más ejemplos de fidelidad de perros que de amigos.”

-Alexander Pope-

Viejos y leales amigos

perro sofa

Más allá de investigaciones científicas, los testimonios de amor y fidelidad de nuestros amigos de cuatro patas se multiplican y repiten a lo largo del tiempo:

  • Perros que pasan el resto de sus vidas sobre la tumba de sus dueños
  • Animalitos que se perdieron o fueron robados y recorren grandes distancias para volver a su hogar.
  • Canes que esperan en vano a sus amos fallecidos en la puerta de un hospital o concurren a diario a buscarlo a una estación de tren o a una parada de autobús.
  • Mascotas que no dudan en arriesgar su vida para defender a sus seres queridos.

¿Te queda alguna duda sobre la fidelidad de tu peludo?

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar