Perro se derrumba en un jardín y no abre sus ojos durante una semana

Esta historia demuestra que no en todos los casos de perros enfermos se necesita recurrir a la eutanasia. Todavía puede quedar mucha esperanza en varios de ellos.
Perro se derrumba en un jardín y no abre sus ojos durante una semana

Última actualización: 27 enero, 2022

Cuando la fundación This Is Houston encontró a Jake, el perro estaba literalmente muriéndose. Lo hallaron tumbado en un jardín, a duras penas levantaba su cabeza con gran dificultad cuando se le hablaba y sus ojos, completamente cerrados. 

Aunque las imágenes de Jake al principio son muy impactantes, la transformación que tuvo de seguro te sacará más de una sonrisa. Conoce aquí la historia de este valiente y afortunado perro.

El día del rescate de Jake

This Is Houston es una fundación ubicada en Texas, fundada en mayo de 2019. Este gran equipo se enfoca en los perros que otros preferirían sacrificar; ya sea porque estén gravemente enfermos o heridos, ellos luchan por estos animales hasta que no quede ninguna esperanza más.

Y así fue como hicieron con Jake. Lo encontraron tirado en un patio porque alguien les notificó por internet. Los dueños del lugar vieron como el perro se desplomó en aquel sitio. No parecía tener mucha esperanza de vivir, pero aun así lo llevaron al centro veterinario más cercano, el cual quedaba a una hora. 

El equipo de la fundación se encargó de revisar durante todo el recorrido que el perro siguiera respirando. Fue una hora de viaje larguísima. Cuando llegaron le dieron de comer e iniciaron su tratamiento. 

El cuidadoso tratamiento

El perro estaba muy mal, pues en la sala de emergencia estuvo a punto de morir dos veces. Sin embargo, la fundación no se quiso dar por vencida y decidió no aplicarle la eutanasia. 

Sus ojos estuvieron cerrados por aproximadamente una semana y cuando los abrió, todos se sorprendieron con unos hermosos ojos color azul claro. Después de 7 días, Jake estaba caminando y comiendo bajo una estricta dieta hecha para su recuperación. 

Por mucho dolor que tuviera Jake, siempre tenía una buena actitud y ganas de salir a jugar. Se notaba que este perro estaba muy feliz de estar vivo y después de un mes de tratamiento, se veía completamente diferente. 

Podían pasar horas jugando con él en el patio mientras recogía la pelota y la volvía a llevar para que se la tiraran. El perro no se mostraba cansado por mucho tiempo. 

Un día llegó el gran momento de su vida (otro gran momento aparte del día de su rescate): llegó el tiempo de ser adoptado por una hermosa familia. 

Una nueva vida

This Is Houston publicó el 4 de marzo de 2021 un post en su Instagram donde contaban la gran noticia de que Jake había encontrado una familia, conformada por Lauren, Shane y su nuevo hermano canino, Jasper, otro perro rescatado. 

Después de dos semanas en su nuevo hogar, Jasper y Jake se convirtieron en mejores amigos y hermanos. Sus propietarios dicen que la historia de Jake los conmueve mucho y que recordarla les hace pensar que los milagros sí existen. 

Creen que este perro disfruta tanto de la vida porque estuvo a punto de perderla y sabe lo que es vivir sin una familia y las comodidades que tiene ahora. 

Esta pareja sabía que un perro como Jake era realmente especial y que hacer parte de su vida era todo un regalo. Por ello, aunque sabían que la fundación recibiría muchas solicitudes para adoptarlo, no dudaron en insistir en poder ser su familia. 

Jake pasó de estar del borde de la muerte a encontrar una familia que le da mucho amor. Ahora es un perro feliz que ama los humanos, a otros animales y por supuesto, jugar bastante; hasta tiene un Instagram con su hermano. Al fin de cuentas, This Is Houston hace un gran trabajo al no recurrir a la eutanasia como el camino más fácil.