Enseña a tu perro a que te devuelva la pelota

Jugar con nuestro perro es una de las cosas que más nos gusta hacer. Lanzarle la pelota y ver cómo va a por ella nos encanta, pero cuando llega el momento de que nos la devuelva… ¡No lo hace! ¿Cómo podemos enseñar a nuestro can a que devuelva la pelota?

Esto, sin duda, no es una tarea sencilla. Pero te vamos a dar unos pasos muy fáciles para que lo consigas en poco tiempo.

Cómo hacer que tu perro te devuelva la pelota

Enseñar órdenes a nuestras mascotas es una de las cosas más difíciles que nos podemos proponer. Un perro por instinto irá tras una pelota, pero que la devuelva, eso es otro asunto.

Para conseguirlo, primero debes colmarte de paciencia, estar dispuesto a no gritar y, sobre todo, a usar el refuerzo positivo, pues es el único que surte efecto en estos fines.

Con estos tips y unos sencillos pasos que te daremos a continuación conseguirás que jugar con tu perro a la pelota sea un auténtico placer.

Aprende las frases principales

Los animales relacionan palabras con acciones, por lo que deberás enseñarle las 4 frases principales para realizar esta orden:

Buscar la pelota- coger la pelota- traer la pelota- soltar la pelota.

Las dos primeras son fáciles, el animal las hará por instinto. Verá una pelota correr e irá tras ella para cogerla. Lo difícil es el resto.

Juega con él

Para ayudar a tu perro a que se relacione con la pelota y vea que es un objeto con el que se puede hacer algo más que solo lanzarla y correr tras ella, siéntate con él y jugad juntos con ella.

Haz que tu perro se siente y acerca la pelota a su hocico para que se vaya haciendo a verla y llame su atención. Déjalo que coja, pero no que se la lleve. Ahora es el momento de comenzar a dar órdenes para que las relacione.

Comienza con las órdenes

Cuando estés jugando con él y coja la pelota, puedes aprovechar para decirle “coge la pelota”. De ese modo comenzará a relacionar ambas cosas. Si no sale de él cogerla, intenta dársela tú hasta que la coja.

Cuando lo haga, felicítalo y dale un premio. El refuerzo positivo es la mejor forma de enseñar a un animal las órdenes, por lo que no se te olvide premiarlo siempre que haga algo bien.

Una vez que la haya cogido, viene lo más difícil, hacer que la suelte. No dejes que la suelte hasta que tú se lo digas. Ayúdalo diciéndole “suelta” y tirando de la pelota si es necesario. Con que solo pongas la mano bajo su hocico debería ser suficiente para que la soltara.

Intenta darle la orden durante unos veinte minutos varios días hasta que consigas que la suelte. En este paso es fundamental la paciencia, como bien te dijimos al principio.

Cuando suelte la pelota sin haberle dado la orden, dile “no” y vuelve a dársela para que aprenda a relacionar la acción con tus palabras. Cuando lo haga, de nuevo felicítalo.

A jugar

Autor: Dirk Vorderstraße

Cuando haya aprendido a cogerla y soltarla, ya es hora de practicar con el juego. Lánzala, espera que vaya por ella y la coja, llámalo para que venga y dale la orden de soltarla. Si logras que te devuelva la pelota aunque solo sea una vez, vas por buen camino, y sobre todo, no te olvides de premiarlo.

Solo se trata de perseverancia y paciencia. Así conseguirás que tu perro aprenda las órdenes que desees y que se pueda estrechar el vínculo que existe entre ambos. Recuerda que el refuerzo positivo siempre es la mejor opción.