¿Por qué mi perro respira rápido y corto?

Los perros respiran rápido cuando están excitados, contentos o ansiosos por algo. De todas formas, si esta tasa respiratoria elevada se presenta en reposo, puede requerir atención veterinaria.
¿Por qué mi perro respira rápido y corto?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez el 25 junio, 2021.

Última actualización: 25 junio, 2021

La tasa respiratoria es un parámetro que se monitoriza en todas las salas de urgencia, pues se trata de un gran indicativo de los posibles fallos sistémicos que pueda estar sufriendo cualquier vertebrado. Si tu perro respira rápido y corto durante el ejercicio no te preocupes, pero si esta tasa se mantiene en reposo, es posible que tengas que acudir al veterinario.

Existen muchísimos estresores exógenos y endógenos que pueden provocar la taquipnea en animales, algunos normales y otros que se consideran patológicos. A continuación, te contamos por qué tu perro respira rápido y corto y cómo abordarlo. No te lo pierdas.

¿Por qué mi perro respira rápido y corto?

En primer lugar, es necesario destacar que la respiración rápida y corta tiene un nombre clínico: taquipnea. Este término hace referencia a un aumento de la frecuencia respiratoria por encima de los valores que se consideran normales. En momentos de descanso, un perro no enfermo presenta una frecuencia de 15 a 30 respiraciones por minuto.

Además, a la hora de monitorizar este valor en los cánidos, también hay que prestar atención al tipo de respiración que estos presentan, no solo su frecuencia. Veamos las diferencias entre las distintas acciones ventilatorias:

  • Taquipnea o respiración rápida: el perro respira más de lo normal, pero lo hace de forma superficial. La boca no está muy abierta y la tasa respiratoria se ve incrementada (>30 respiraciones/minuto).
  • Disnea o respiración costosa: hay un mayor movimiento de la caja torácica y el abdomen, lo cual representa el esfuerzo del cánido para respirar. Las fosas nasales se muestran ensanchadas, la cabeza y el cuello están extendidos y el perro hace mucho ruido al respirar.
  • Jadeo: durante el jadeo, el perro respira con la boca muy abierta, la lengua fuera, a un ritmo rápido y de forma superficial.

Aunque sean términos diferentes, la disnea y la taquipnea no son excluyentes. Un can puede respirar rápido y de forma costosa a la vez, y de hecho, es común que ambos signos clínicos se presenten de forma simultánea. A continuación, exploramos algunas de las causas de la taquipnea y disnea.

Un perro jadeando fuerte.

Ansiedad

La ansiedad, si se presenta de forma breve, no es mala. Cuando el organismo del animal siente peligro o excitación, se liberan neurotransmisores hipotalámicos que promueven la producción de adrenalina en la médula suprarrenal. Esta hormona incrementa la frecuencia cardíaca, contrae los vasos sanguíneos y dilata las vías aéreas.

Dicho de otro modo, la adrenalina prepara al cuerpo para huir, correr y mantenerse activo. Estos cambios hormonales drásticos pueden provocar que un perro respire más rápido y corto, sobre todo si está asustado, excitado o acaba de volver de un paseo en el que ha hecho mucho ejercicio.

Si la tasa respiratoria vuelve a la normalidad en momentos de descanso, no hay de qué preocuparse.

Anemia

En los cuadros de taquipnea, el organismo está intentando compensar la falta de oxígeno con más esfuerzo respiratorio. Tal y como indica Thomasville Veterinary Hospitalesto es muy común en los cuadros de anemia. Como no hay suficientes glóbulos rojos en sangre, el can intenta suplir el déficit de O2 circulante respirando más.

Enfermedades respiratorias víricas y bacterianas (neumonía)

Muchas condiciones víricas, bacterianas, fúngicas y parasíticas pueden provocar neumonía, es decir, la inflamación de los sacos aéreos de los pulmones. Si estos se llenan de líquido o pus, el perro respirará más rápido y corto, con intención de conseguir el oxígeno que le falta por los fallos pulmonares.

Problemas cardíacos

Si el corazón no bombea bien la sangre, las células de los tejidos del animal “pedirán” oxígeno, pues se corre el riesgo de que estas terminen muriendo sin esta molécula. Junto a la taquipnea, es común que en estos cuadros aparezca cianosis —tono azul o grisáceo en las encías—. Además de tasa respiratoria rápida, el perro también mostrará dificultad para respirar (disnea).

Todos estos signos son evidencias de que el animal requiere atención veterinaria inmediata.

Otras causas de que el perro respire rápido, corto y de forma costosa

Como hemos dicho, hay una miríada de motivos que pueden desencadenar en una respiración rápida y costosa en perros. A continuación, te presentamos unos cuantos más:

  • Inhalación de partículas: si se expone a un perro al humo del tabaco o a otras emisiones, es posible que respire más rápido, con el fin de obtener oxígeno y exhalar sustancias nocivas.
  • Síndrome de Cushing: en esta patología, las glándulas adrenales del perro producen un exceso de cortisol. Esto provoca respiración rápida, pérdida de pelo y hambre excesiva, entre otras cosas.
  • Braquicefalia: algunas razas de canes presentan una cabeza anormalmente achatada, lo cual dificulta su respiración. Es de sobra conocido que los pugs y otros canes hacen mucho más esfuerzo para respirar que el resto.
  • Golpe de calor: en las primeras fases de un golpe de calor, se produce taquipnea, pues el organismo está intentando perder calor interno gracias a la evaporación del agua en las vías pulmonares.
  • Dolor y heridas: cuando al can le duele mucho algo, puede respirar mas rápido y le costará más hacerlo.

¿Qué pasa si mi perro respira rápido y está decaído?

Si tu perro está tranquilo y respira rápido, lo primero que debes hacer es mantener la calma. Tal y como indica el portal profesional VCA Hospitals, no hay que dejarse llevar por solo una evidencia. Deja al animal tranquilo y vuelve a las 2 horas: si presenta más de 30 respiraciones por minuto de forma constante, empieza a sospechar.

Por otro lado, si esta cifra incrementa con las horas y aparecen otros signos accesorios —cianosis, vómitos, desmayos, sangrado, etc.— debes acudir al veterinario de forma inmediata. Es probable que el perro presente un cuadro grave que requiera atención de urgencia.

Una respiración rápida y cansancio general pueden ser signos de problemas cardíacos. De todas formas, a veces lo normal para un perro es atípico para otro. Solo un veterinario podrá diagnosticar cada cuadro.

¿Por qué mi perro respira de forma rápida y tiembla?

Aunque el temblor y la taquipnea parezcan signos clínicos aislados, lo cierto es que tienen mucho que ver. Cuando los pulmones no pueden eliminar todo el dióxido de carbono del cuerpo, se produce un cuadro conocido como acidosis metabólica. El exceso de CO2 en sangre puede provocar temblores, sudoración, letargo y respiración rápida, entre otras cosas.

Por otro lado, cuando un animal hiperventila, se produce el caso contrario o alcalosis metabólica. En este caso, hay un exceso de oxígeno en sangre y un déficit de dióxido de carbono, algo muy común en los ataques de pánico y crisis de ansiedad. La alcalosis se manifiesta con mareos y pérdida de equilibrio, entre otras cosas.

Un perro con un respirador.

En resumen, que tu perro respire rápido y corto tras el ejercicio no es ningún problema, al igual que no debes preocuparte si en algún momento concreto de descanso su tasa respiratoria sube por encima de 30 respiraciones/minuto. De todas formas, si este patrón es constante y se acompaña de otros signos, se hace necesaria la visita urgente al veterinario.

Te podría interesar...
Las razas de perros con más problemas de salud
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las razas de perros con más problemas de salud

Descubre las razas de perros con más problemas de salud, debido a la selección que ha hecho el ser humano a lo largo de la historia.