Por qué mi perro no descansa bien

Nuestra mascota es nuestro mejor amigo, y por ello es normal que nos preocupemos por su bienestar. Si has notado que tu perro no descansa bien, quizás se deba a algún problema en particular o a una incomodidad que se puede solucionar. Por eso en este artículo te contamos cuáles son las razones de la falta de descanso en los canes.

Mi perro no descansa bien: ¿a qué se debe?

Si tu perro no descansa bien, una de las maneras de ocuparte de la salud y la comodidad de tu mascota es observar sus comportamientos y síntomas. Aunque no sepan hablar nuestro idioma, se expresan de diferentes maneras.

Si tiene una forma diferente de dormir de la que está acostumbrado, quizás no esté pudiendo descansar como corresponde. Por ejemplo, debes prestar atención si cuando está soñando mueve las patas, tiembla o emite sonidos y gemidos.

Algunas personas dicen “está teniendo una pesadilla” o “es un sueño nada más”. Lo cierto es que estos movimientos tienen una explicación: los perros pasan por las mismas etapas del sueño, como sucede con los humanos. Estas se pueden clasificar en tres: Movimiento ocular no rápido (NREM), movimiento rápido de ojos (REM) y sueño de ondas de luz (SWS).

En esta última etapa el perro respira más profundo a medida que va conciliando el sueño. Pero antes de ello es cuando se mueve de forma extraña. En la REM sueña, y tanto sus sonidos como sus movimientos son involuntarios y aluden lo que sucede en su mente.

Como los canes duermen acurrucados, sus músculos están tensos, y cuando pasan al sueño profundo, estos se relajan…. ¡por eso tiemblan! Los cachorros y los ancianos tienen más sueños y movimientos. La ciencia todavía no ha sabido explicar el porqué, pero lo que si debes saber es que no se trata de algo peligroso. Todo lo contrario, es normal, no implica que tu perro no descansa.

No debes olvidar que los caninos se pueden asustar fácilmente si los despiertas de forma brusca. Por lo tanto es necesario tocarlos con amabilidad y dulzura, sobre todo si están en soñando. Mejor si lo llamas despacio, porque si se sienten en peligro te pueden morder como estímulo.

Así como los perros sueñan, igual que las personas pueden tener pesadillas. Es importante que si eso sucede, lo despiertes con calma. Te darás cuenta de que las está sufriendo porque sus músculos se contraen y lanza gemidos de tristeza.

Motivos de falta de descanso en perros

Ahora que ya entiendes cómo funciona el mecanismo del sueño en tu mascota, el siguiente paso es detectar si le está sucediendo algo que le impide dormir bien. Los motivos más habituales son:

1. Ruidos

En el caso de que en el interior de la casa haya sonidos molestos (televisión a alto volumen, una fiesta, música, gritos, etc), o los ruidos se produzcan en el exterior (sirenas, petardos, truenos), el animal no podrá descansar como corresponde y se despertará sobresaltado varias veces.

2. Enfermedades

Algunos problemas de salud del can pueden estar impidiendo que duerma. Quizás el insomnio sea un síntoma de una enfermedad, de una molestia o de un dolor específico. Deberás llevarlo al veterinario para descartar que esa sea la razón.

3. Temperatura ambiente

Tanto en invierno como en verano los perrunos pueden tener problemas para dormir a causa de la temperatura. Si tiene frío, puedes optar por taparlo con una manta o acercar la cama a la calefacción. Si tiene calor, cómprale un colchón más blando y colócalo cerca de un ventilador o aire acondicionado.

4. Comida en exceso

¿Te ha pasado alguna vez que cenaste mucho y después no podías dormir? Bueno, lo mismo le pasa a tu perro. Si sólo come por las noches y en cantidad “importante”, es probable que no pueda conciliar el sueño. La comida copiosa o a deshora provoca indigestión y pesadez.

Algunas soluciones para este problema: repartir la comida en dos o tres ingestas y darle su alimento al menos una hora antes de dormir.

5. Poco ejercicio

Un animal necesita la actividad física para descargar sus energías y tranquilizarse. Si no lo paseas lo suficiente, estará inquieto, nervioso e intranquilo… y no podrá conciliar el sueño de forma normal. Si consideras que ese es el problema, entonces es muy fácil: llévalo al parque o a dar la vuelta a la manzana todos los días para que se canse.