Perro de montaña de los Pirineos

El perro de montaña de los Pirineos es una raza grande e imponente que, originariamente, fue usada para guardar y proteger el ganado, así como protector de los hogares. Muchos lo confunden con el Mastín del Pirineo, pero no tienen nada en común, pues son dos razas completamente diferentes.

Si te hemos despertado la curiosidad por saber más sobre este can, quédate con nosotros a descubrir mucho más de él.

El perro de montaña de los Pirineos, un animal majestuoso

Origen

Es una de las razas más antiguas que existen, y parece tener su origen en el País Vasco, pues los primeros comentarios sobre este animal provienen de ahí. Se dice que los pastores del lugar los usaron para el pastoreo durante mil años, al menos, y a ello deben su nombre. Fueron, además, los perros escogidos por la corte francesa, hasta que desapareció al estallar la Revolución Francesa.

Su extensión mundial ha sido tal, que hoy es el peludo preferido en Australia y Estados Unidos como perro guardián y pastor.

Características físicas

¿Te acuerdas cuándo te hablamos de la categoría de razas de canes molosos? Pues bien, el perro de montaña de los Pirineos es uno de ellos. No obstante, sus rasgos físicos son más estilizados y menos redondos que el resto de molosos.

Los machos, por ejemplo, llegan a pesar de 50 a 60 kilos, mientras que las hembras alcanzan de 40 a 50. Sus medidas van desde los 70 a los 80 cm a la cruz en el caso de los machos, y de 65 a 75 en el caso de las hembras.

Como particularidad, decir que sus patas traseras tienen 6 dedos, en vez de cinco. Esto sucede, al parecer, porque los criadores buscaron esta peculiaridad con el fin de que el perro de montaña tenga un mejor agarre en la nieve.

Su pelo es blanco con machas grises, aunque también se acepta un tono crema en todo el cuerpo, o, de manera parcial, en la cara y las patas. El color totalmente blanco, algo extraño de ver, también es aceptado.

Perro montaña de los pirineos

No es uno de los canes más longevos que hay, ya que no suele sobrepasar los 11 años de vida.

Carácter y comportamiento

Es uno de los perros más leales que existe. De hecho, se conocen algunos casos en los que el can ha muerto en la lucha con osos con el fin de proteger y salvar la vida de sus dueños.

A pesar de ser un perro, es muy independiente, pero se lleva genial con los niños, ya que la paciencia es una de sus cualidades sobresalientes. Además, a esto se le suma su gran instinto protector. También es valiente. No se acobarda ante nada ni nadie, pero jamás se ha conocido un caso en el que un perro de montaña de los Pirineos ataque a sus dueños o algún miembro de la familia.

Aunque ser guardián es algo innato en él, no se queda quieto esperando a que algo pase. Comenzará a dar vueltas y merodear para que nada se le escape. Y, si algún peligro acecha a los suyos, no lo pensará dos veces, ni aun cuando su vida esté en juego.

Cuidados especiales

Debido a su costumbre de caminar constantemente para vigilar, deberá estar en un espacio amplio y abierto, aunque bien vallado, ya que podría salir los límites y desaparecer varias horas, e incluso días.

Su pelo necesitará cepillados diarios para eliminar los pelos muertos, y también para evitar que aparezcan nudos. El ejercicio será una parte muy importante en la vida del perro, ya que deberá ejercitarse durante, al menos, una hora diaria.

Si decides adoptar uno, recuerda antes que por su tamaño y fortaleza necesitará grandes dosis de alimento.

Como ves, el perro de montaña de los Pirineos es un can especial y diferente a otros que quizá hayas conocido. No obstante, si estás pensando en uno como mascota, no hallarás perro más leal, valiente y protector.

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar