Perro lobo herreño

Alba Muñiz · 2 diciembre, 2017

El perro lobo herreño, también conocido como ‘lobito herreño’, es un can de pastoreo para ganado menor reconocido como un grupo étnico por la Real Sociedad Canina de España (RSCE). De apariencia primitiva y lobuna junto a un porte esbelto, este bello animal se muestra fiel a sus propietarios y receloso ante los extraños.

Un antiguo perro de pastoreo de origen incierto

Criado por los pastores de la isla de El Hierro (Canarias), el origen de este perro, al igual que el de otros canes antiguos del ámbito rural, es difícil de establecer. Existe la teoría de que llegó junto a los conquistadores de estas islas en el siglo XV, aunque algunos indican que canes de aspecto similar habitaban la zona desde antes del arribo de los europeos.

Lo que se puede certificar es que estos bellos peludos acompañan a los pastores de la isla El Hierro desde hace, por los menos, 200 años; y que también se encuentran algunos ejemplares en Tenerife, Gran Canaria y La Palma.

Sin embargo, por el declive de la actividad ganadera tradicional, el perro lobo herreño estuvo al borde de la extinción. En la actualidad, de hecho, se considera que solo existen algunas docenas de animales que cumplen los estándares establecidos para este grupo étnico canino.

Si bien son perros poco conocidos para el público en general, por suerte está creciendo el interés de los habitantes de Canarias por tener lobos herreños como mascotas, más allá de su función como canes de trabajo.

El perro lobo herreño pertenece a un grupo étnico canino criado por los pastores de la isla de El Hierro, en el archipiélago de Canarias.

Características del perro lobo herreño

Proporcionado y de aspecto compacto y musculoso, pero de esqueleto fino y ligero, el perro lobo herreño presenta el siguiente patrón racial, de acuerdo con La Real Sociedad Canina de España:

  • Tamaño medio: con una longitud de 62 centímetros para los machos y de 59 para las hembras. La altura es de 54 y 52, respectivamente.
  • Peso: 22 kilogramos los machos y 18 kilos las hembras.
  • Cabeza: triangular ybien musculada. Si se la ve de lado, o desde arriba, forma una cuña truncada.
  • Mejillas: concisas, que no sobresalen de manera notoria.
  • Ojos: pequeños, de color castaño.
  • Orejas: cortas y triangulares. Se implantan en el dorso del cráneo y el pabellón está orientado laterofrontalmente.
  • Hocico: estrecho y alargado
  • Labios: apretados, adyacentes a las mejillas, con comisura cerrada y de borde color negro.
  • Maxilares: fuertes y simétricos. Con 42 dientes bien desarrollados, en especial los colmillos, y una mordida en tijera.
  • Cuello: ancho y corto, pero proporcionado.
  • Cola: ancha desde la base del nacimiento, de color negro en la punta y con una mancha oscura en su mitad.
  • Pelo: liso y corto, pero más largo y espeso en invierno
  • Color: predomina el gris, desde el plata al más amarillento, aunque también hay animales de tonos rojizos. Una máscara de color claro circunda la boca y un antifaz, también de color claro, rodea los ojos, mientras que la trufa, por lo general, es negra. Se admiten, además, ejemplares de color blanco o crema claro.

Comportamiento del perro lobo herreño

Como buen perro pastor, el perro lobo herreño es leal y cariñoso con sus dueños y, sin ser agresivo, se muestra prudente y desconfiado ante los extraños. Cabe señalar que algunos machos pueden ser territoriales, sobre todo con canes de su mismo sexo.

De carácter tranquilo, dócil y equilibrado, destaca por su gran inteligencia y personalidad, así como por su rápido aprendizaje. Y, si es socializado correctamente, no presentará mayores problemas.

Al igual que todo perro dedicado al pastoreo, desborda de energía, y es que adora jugar y correr. Por tal motivo, si bien puede vivir en un piso, para evitar comportamientos inapropiados necesita de largos paseos diarios y de una buena dosis de actividad física.

Es un can ideal, por ejemplo, para la práctica del agility, en la que puede poner a prueba su velocidad y destreza. Por tanto, si no eres afecto a los deportes no te recomendamos que tengas una mascota de estas características.

Cuidados del perro lobo herreño

El perro lobo herreño es un animal rústico y sano, que no suele presentar grandes problemas de salud; su esperanza de vida oscila entre los 12 y los 14 años. Además, con la actividad física diaria recomendada, una alimentación adecuada y los cuidados veterinarios habituales, esta mascota crecerá sana y feliz.

Por otra parte, se recomienda un cepillado regular de su pelaje, sobre todo en la época de muda (primavera y otoño) y darle un baño una vez al mes.

Fuente de la imagen principal: La Manada