Perro de agua frisón o wetterhoun: características

Eva Maria · 8 diciembre, 2018
El perro de agua frisón o wetterhoun es una raza de perro originaria de los Países Bajos que tradicionalmente se crió como perro de caza, aunque también podía hacer las veces de perro guardián

El nombre de la raza original, West Frisian Wetterhûn, significa ‘perro de agua’.  Su cometido era ayudar en la caza de pequeños mamíferos y aves acuáticas. Como perro de caza, es excelente en la recuperación tanto en tierra como en agua. También fueron utilizados como perros guardianes.

El primitivo wetterhoun se desarrolló hace al menos cuatro siglos en la provincia holandesa de Fryslan. Se conjetura que su origen proviene de perros gitanos  cruzados con un perro frisón indígena.  Aunque el perro de agua frisón o wetterhoun casi desaparece durante la Segunda Guerra Mundial, en la actualidad la cría de esta raza está ganando popularidad.

El perro de agua frisón o wetterhoun es un perro de tamaño mediano, robusto y grueso, de forma cuadrada con un pecho ancho y con las patas delanteras separadas. Es una raza fuerte y robusta con una excelente resistencia. Cuando está alerta, su cola se enrosca fuertemente sobre su espalda en forma de anillo.

El perro de agua frisón wetterhoun tiene pies grandes que se redondean con almohadillas que son muy gruesas. Su pelaje es grueso, grueso y rizado, mientras que el de las piernas, la cabeza y las orejas es más recto y liso. Además, el manto es repelente al agua, lo que conlleva como resultado que pueda parecer algo grasiento al tacto.

Por su parte, la cabeza es más ancha que larga, y sus orejas están bajas y cuelgan cerca de la cabeza, lo que les dota de una forma similar a palas de albañil. Sus ojos están inclinados, razón por la cual se le ve tan serio.

La situación ideal para el perro de agua frisón wetterhoun es tener una gran porción de tierra sobre la que pueda correr libremente, la cual, además, protegerá vigorosamente.

Wetterhoun
Fuente: mjk23 (Flickr)

Temperamento del perro de agua frisón wetterhoun

El perro de agua frisón o wetterhoun puede ser un perro de mentalidad independiente, pero también es bastante sensible. Esta raza es popular por su inteligencia y capacidad, y por ser confiable y trabajadora. Además, no es una raza especialmente obstinada o exigente.

El perro de agua frisón o wetterhoun es vigilante, lo que lo convierte en un buen perro guardián. También  es un perro valiente, dedicado y leal, que actúa para defender a sus dueños.

Además, cabe destacar que el wetterhoun es un perro cariñoso, amigable, de buen carácter y acogedor, que forma vínculos estrechos con sus dueños. Por el contrario, con los extraños es reservado y cauteloso, aunque por lo general no es agresivo.

Por otra parte, el perro de agua frisón tiene mucha perseverancia, por lo que desea  terminar cualquier tarea que haya comenzado. Es un excelente perro y compañero de familia, además de ser un buen perro de caza y de trabajo.

Cabe destacar que el wetterhoun es bueno con los niños en la familia, siempre que la familia muestre un liderazgo adecuado, y siempre que los niños no molesten al perro.

Perro de agua frisón
Fuente: https://commons.wikimedia.org

Entrenamiento del perro de agua frisón o wetterhoun

La dificultad de entrenar al perro de agua frisón es moderada, ya que es un can sensible y que puede ser independiente, además de tener una voluntad fuerte. En cualquier caso, no es el perro más adecuado para las personas que no tienen experiencia previa y/o no tienen suficiente paciencia y comprensión.

El propietario o entrenador debe ser persistente porque, aunque aprende rápidamente, solo lo hace cuando quiere. La motivación positiva para completar los comandos es muy importante, por lo que el perro siempre debe ser recompensado con elogios y golosinas. A esta raza canina le gusta tener un trabajo que hacer. De hecho, su fuerte mentalidad proviene en parte de querer terminar una tarea antes de continuar.

Hay que tener en cuenta que el perro de agua frisón es un perro activo y necesita dueños que también estén activos. Necesitará dos largas caminatas al día y tiempo de juego físico. Además, estará encantado de trotar, correr, nadar y cualquier otra actividad física. También es necesario darle suficiente estimulación mental.

En cuanto a la socialización, socializar al perro de agua frisón o wetterhoun puede ser un verdadero desafío si no se comienza a hacerlo desde el principio, cuando es un cachorro. Así es fácil socializarlos con las personas para que aprenda pronto a distinguir quiénes pueden ser una amenaza. Sin embargo, aunque puede socializar bien con otros perros, es importante vigilarlo, puesto que puede haber problemas.