Perro adopta y protege a gatito abandonado

Mariela Ibarra Piedrahita · 27 marzo, 2015

De todos es sabido que los perros y los gatos no se llevan muy bien. Sin embargo, son incontables las situaciones en las que esto queda desvirtuado, por ejemplo, casos en que un perro adopta y protege a un gatito abandonado, esto ocurre en especial, cuando entra en juego el instinto maternal y de protección.

Es curioso como el instinto de protección de los perros hace que cuiden de animales y personas que son ajenas a su círculo familiar. Esto es mucho más frecuente cuando se trata de bebés, ya sea humanos o cachorros de otras especies.

Si bien es común que esto se le adjudique a las hembras, por aquello del instinto materno, los machos también dan grandes muestras de paternidad, llegando a ser guardianes fieles de animales de otras especies. Veamos algunas razones para este comportamiento, que es más común de lo que te puedes imaginar, y no solo se presenta en animales domésticos.

Instinto materno

El adoptar o proteger cachorros de otras especies es más frecuente en las hembras que en los machos. Esto se debe a que el fuerte instinto materno las impulsa a proteger, llegando incluso a amamantar a cachorros que vean desvalidos. Esto termina siendo una fortuna para los cachorros, en especial para aquellos que han sido rechazados por su madre, pues tienen posibilidades muy bajas de supervivencia.

No se sabe a ciencia cierta el motivo de este comportamiento, pero es más frecuente en hembras que acaban de tener camadas, que están saliendo del proceso de lactancia o que han perdido a sus cachorros.

Instinto de protección

perro y gato

Esto se aplica tanto a machos como a hembras. Los perros, incluso los de razas pequeñas, son protectores natos. Tampoco existe mucha evidencia científica que arroje luz sobre esto, pero se han realizado algunos estudios que apuntan a que los perros están dispuestos a ayudar a personas u animales, dado el caso en que el perro llegue a entender que su ayuda es requerida.

Una de las posibles hipótesis plantea que el cerebro de los perros alcanza un desarrollo similar a el de un niño de 3 años. Los niños de entre rangos de los 18 meses y los 5 años de vida, se muestran muy dispuestos a ayudar a otros, inclusive si no los conocen.

Por lo tanto, un perro que identifique que otro se encuentra en peligro o en una situación de desprotección, acudirá en su auxilio, aunque esto dependerá también si el perro no siente que el otro animal representa una amenaza, es muy dominante o no logra comprender la naturaleza de la ayuda requerida.

Será mucho más fácil que un perro coopere en la protección y cuidado de un cachorro desvalido si es su cuidador el que lo introduce en el hogar, esto se debe a que la mayoría de los perros generan una relación de dependencia con su dueño, y desean ante todo satisfacerlo.

Formas en que se manifiesta esta protección

niños-3-500x335

La manera en la que se manifiesta la protección de un can con otro animal es bastante evidente. En primer lugar pasarán mucho tiempo custodiando al cachorro, los gatitos pueden generar un estrés adicional en el perro, pues tienen prácticas que no son usuales en los cachorros caninos, por ejemplo trepar, saltar o los mismos maullidos generarán alerta en el perro, quien no sabrá interpretar estas conductas como “normales” de un cachorro.

Procurarán que se mantengan fuera de peligro, incluso buscarán un nido donde tener al cachorro, esto es más común en casos de animales muy pequeños, que se encuentran en periodos de lactancia, que tienen todavía movimientos muy restringidos o lloran con frecuencia.

El perro puede mostrarse sobreprotector ante el cachorro, esto puede degenerar en agresiones por sobreprotección, pero no son muy comunes. Se presenta esta patología más frecuentemente en perros dominantes, que han asumido el rol de alfa dentro del hogar.

También podrás observar que el perro se encarga de cosas como el aseo del cachorro, lo lame como haría con uno de sus cachorros y en general, lo trata como a uno de sus hijos. Debes tener cuidado de que el perro no se exceda lamiendo al cachorro, los gatos salivan mucho menos que los perros y pueden generarles afecciones relacionadas con el frío, llegando a derivar en hipotermia. Además, el perro puede consumir una cantidad excesiva del pelo del gatito, que tampoco será bueno para su salud.

A continuación, los dejamos con este hermoso video de un perro de talla grande que se encarga de la protección y cuidado de un gatito, además el minino parece muy satisfecho con la situación.