Perrito de rostro torcido con un corazón que vale oro, encuentra a una familia que lo ama

Una familia no quiso más a su perrito porque tenía el rostro torcido, sin embargo, un nuevo hogar lo llenó de felicidad. Mira la historia.
Perrito de rostro torcido con un corazón que vale oro, encuentra a una familia que lo ama

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 12 mayo, 2022

Es una realidad que muchos animales pueden nacer con alguna malformación o sufrir una después de tener un accidente. Sin embargo, esa adversidad no cambia para nada la nobleza y la lealtad que invade sus corazones.

Pero, hay personas que los discriminan y los rechazan por esa condición. Por lo tanto, se desentienden completamente de ellos y los dejan a la deriva.

Tal como le pasó a un perrito que tiene la cara torcida y fue abandonado por su familia. En este artículo te compartimos todos los detalles de su historia.



La razón por la que el perrito tiene el rostro torcido

Woody es un canino de raza pitbull que tuvo una pelea con otro perro cuando era un cachorrito. A causa de ello, sufrió un fuerte golpe en el cráneo y quedó con una secuela para el resto de la vida.

Pues, aunque la lesión en su cráneo se curó de la mejor manera, le produjo que su cara quedara con una malformación permanente.

Sin embargo, por fortuna el problema solo tuvo implicaciones en su estética. Esto debido a que en ningún momento le impidió comer, jadear o respirar con fluidez.

No obstante, la familia encargada de él le perdió interés a partir de ese momento. A raíz de ello, tomaron la cruel decisión de mudarse y dejarlo atado en el antiguo hogar.

Pero, por suerte, unos vecinos pudieron darse cuenta a tiempo de la terrible situación que estaba viviendo el perrito. Por esa razón, se comunicaron de inmediato con una organización llamada “Rescate y Rehabilitación de Animales con Necesidades Especiales” para que pudieran intervenir.

El perrito con la cara torcida en el hogar.

El momento en el que la organización quedó a cargo del perrito con el rostro torcido

Al enterarse del caso de Woody, el grupo de rescatistas llegó al lugar de los hechos y trasladaron al perrito hasta la organización. De esa manera, pudieron alimentarlo, darle una buena cantidad de agua y llenarlo de varias caricias.

Además, se dieron cuenta de que el perrito era muy dulce, a pesar de todas las dificultades que le habían tocado vivir. Tanto así que afirmaron que sentían sensaciones de alegría tan solo con ver su carita.

Sin embargo, también se percataron de que los antiguos dueños nunca se habían interesado en enseñarle algunas reglas básicas al perrito. Por lo tanto, su actitud juguetona le impedía entender que había momentos en los que era necesario controlarse.

En consecuencia de ese comportamiento, los rescatistas le dieron varias clases en las que pudieron enseñarle algunas normas fundamentales para la convivencia. De ese modo, el perrito pudo aprender a ser feliz, pero sin sobrepasar los límites.

En vista de ello, en ese instante la organización entendió que el perrito ya estaba listo para poder encontrar a una familia amorosa y comenzaron a realizar todas las gestiones pertinentes. Así, Woody pudo llegar a un hogar en el que llenan su corazón de alegría y los cuidan a la perfección.

La estadía del perrito en la nueva vivienda

El perrito que tiene la cara torcida, enamoró a sus nuevos seres queridos desde la primera interacción. Pues, les demostró que su corazón solo está dispuesto a irradiar pureza y sentimientos positivos.

Esto debido a que durante los primeros días entendió que su dueña estaba padeciendo una fiebre y se le acomodó al lado para hacerla sentir mejor. Además, no se le despegó hasta que pudo asegurarse de que ella ya estaba del todo bien.

De esa manera, hoy en día se dedica a demostrarles su amor incondicional a todos los habitantes de la casa y a cuidarlos de la manera más sincera posible. Mientras que, su familia se encarga de garantizar que él tenga una vida plena y hacerle saber que nunca más se volverá a sentir indefenso.

El perrito con el rostro torcido.


Reflexión final

Esta historia demuestra que juzgar a los seres vivos por su apariencia es totalmente erróneo. Esto debido a que un factor estético no altera los buenos valores que tienen en su corazón.

Por lo tanto, lo ideal es que nadie se niegue la oportunidad de querer a un animalito que tenga alguna malformación crónica. Pues, ellos pueden iluminar su vida de mucha felicidad y hacerlos sentir correspondidos.

Así mismo, están dispuestos a respaldarlos de la manera más leal del mundo. Esto ya que son conscientes de que contaron con un gran apoyo cuando más lo necesitaron y se pueden centrar en retribuirlo.

Te podría interesar...
Familia rescata a perrito con rostro deforme y lo aman tal cual es
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Familia rescata a perrito con rostro deforme y lo aman tal cual es

A pesar de su rostro deforme y su personalidad un poco loca, Arrow es un perro muy amado por su familia y comparte aventuras con ellos.



  • Mustaca, Alba E. , Jakovcevic, Adriana , Barrera, Gabriela , Elgier, Ángel M. , Bentosela, Mariana , Problemas de comportamiento en los perros domésticos (canis familiaris): aportes de la psicología del aprendizaje. Revista de Psicología [Internet]. 2009;XVIII(2):123-146. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=26412983007