¡Qué tranquilidad! Perrito abandonado no se separa de su héroe humano, ahora tiene un hogar

Esta es una historia con un final muy especial. Sin duda, el corazón de estos peluditos es más grande que cualquier tristeza. ¡Así abraza a su rescatista!
¡Qué tranquilidad! Perrito abandonado no se separa de su héroe humano, ahora tiene un hogar

Escrito por Paola Chacón

Última actualización: 17 enero, 2023

Los días de oscuridad terminaron. Ahora este perrito rehabilitado gozará de todo el amor y la protección que todos los seres merecen tener en su vida. Sin embargo, para que esto fuera posible al fin, tuvo que vivir desastrosos momentos de tristeza y agonía.

Porque nos gustan las historias con finales felices, pero que también nos abren los ojos, aquí te contamos la historia completa de Basil, un valiente cachorrito para quien la esperanza parecía perdida.

El perrito rehabilitado que sufrió como muchos

Así es, esta es una historia como otras tantas que se suman a las que han vivido una lista de animales creciente que sufrieron en carne propia el abandono y el olvido. Pero por fortuna, este caso es diferente y lo mejor, podemos verlo de inicio a fin.

A menudo, en las calles, puentes, zonas verdes y otros espacios de entornos rurales y urbanos, se encuentran tirados cachorritos de los que los humanos quisieron olvidarse. Algunos de ellos han perdido a sus familias y otros se convirtieron en una carga, dejándolos a su suerte.

Aun así, existen valientes peluditos que, frente a todo obstáculo, han podido hallar el corazón noble de humanos que están dispuestos a salvarlos. Es allí cuando su suerte por fin cambia, así como le pasó a este perrito rehabilitado.



Aquí inicia una historia como ninguna

Este caso tiene lugar en Songkhla, Tailandia. Allí, Tamara Johnston, fundadora de una organización que defiende y protege animales sin hogar, Thai Street Paws Rescue, se encontraría con un cachorrito que le robaría el corazón para siempre.

Resulta que en su recorrido habitual, Tamara decidió detenerse cerca de una tienda para comprar algunos alimentos y bebidas, pues estaba realmente exhausta después de su actividad. Fue así como a pocos metros vio a un peludito acercarse a ella.

Lo primero que pensó Tamara era que probablemente el perrito había acabado de nacer, pues tenía dificultades para moverse, pero la razón era otra.

Lejos de la realidad, sus condiciones eran realmente lamentables. El vientre del can estaba muy hinchado y el resto de su cuerpo pronunciaba la presencia de pulgas y garrapatas que estaban prendidas a él. Además de su nula alimentación, todo esto le dificultaba moverse.

Sin embargo, la mirada del pequeñito clamaba ayuda. ¿Qué iba a hacer Tamara?

Un rescate con prisa en el corazón

Al verlo, la fundadora de la organización sabía que no podía dejarlo allí, aunque se tomó un tiempo para preguntar a las personas del lugar si el cachorrito tenía dueño o si se sabía algo de su procedencia.

Uno de los residentes se acercó a Tamara y le explicó que el perrito no tenía dueño y que, de hecho, deambulaba con su hermanita, la cual había sido atropellada recientemente por un automóvil. Por eso, decidió tomar la decisión correcta.

El perrito al fin estaba a salvo.

El tiempo estaba corriendo para este pequeñito y Tamara lo sabía, por ello no dudó más y lo llevó consigo hasta un veterinario. Allí le suministraron algunos líquidos y medicamentos que empezaron a aliviar todas sus molestias, aunque se trataba de una recuperación que requería mucha paciencia.

“No podía dejarlo allí, él sabía que alguien iba a ayudarlo, ni siquiera se movió. Él solo se quedó dormido en mis brazos, finalmente estaba a salvo.” —Mencionó Tamara.

Basil, como fue llamado nuestro pequeño amigo, estuvo unos días más en el veterinario para recuperar su salud y bienestar completamente. Allí recibió las vacunas correspondientes y además, fue esterilizado.

¡El perrito rehabilitado encontró su hogar para siempre!

Mientras avanzaba su recuperación, Basil esperaba la llegada de su familia en el refugio. Un corazón como el suyo solo podía abrirse ante una familia que lo recibiera con todo el amor y el cariño que alguna vez creyó que no tendría. Fue así como en el Reino Unido encontró a su mamá humana.

Tras el papeleo y su gran encuentro, la mujer dio el sí rotundo al nuevo integrante de su hogar. Hoy podemos ver qué tan consentido y afortunado ha sido desde entonces. Han pasado unos meses y Basil está irreconocible. ¡Qué cambio le ha hecho el amor de su hogar!

En este corto, pero conmovedor vídeo, podemos ver su estado desde que llegó hasta hoy, donde goza del calor de una verdadera familia:

¿Quién iba a pensar que su mirada pudiera cambiar tanto? Ahora no hay hilo de tristeza, sus ojos brillan de felicidad.

La historia de Basil, el perrito rehabilitado, nos devuelve una gotita más de esperanza. Su inspirador caso se suma también a muchos en los que los animales, finalmente, encuentran su lugar seguro, una familia llena de amor tras todo el sufrimiento por el que tuvieron que pasar.

Esperamos que la historia de este guerrero perrito motive a muchas personas más a creer en que sí podemos salvarlos. ¡Aún no es tarde!

Te podría interesar...
Brinsks, un perro que sonríe desde que fue rescatado
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Brinsks, un perro que sonríe desde que fue rescatado

Todos los que conocen a Brinsks, el perro que sonríe, afirman que cualquier persona que piense que los pitbulls dan miedo, tendría que conocer a Br...


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.