Esta perrita conoció mimos tras 2 años de estar encadenada

Esta perrita conoció mimos tras 2 años de estar encadenada

Escrito por Alba Muñiz

Última actualización: 01 febrero, 2022

Si ves imágenes recientes de Violet, jugando con un peluche o feliz de ir a dar un paseo por un entorno natural, quizá te resulte difícil de creer que esta perrita conoció mimos y buen trato tras pasar 2 años encadenada. Después de eso, el animalito esperó por alguien que decidiera adoptarla en un refugio de Nuevo México, EE. UU.

Conoce a Violet, la peluda que pasó encadenada dos años

Violet fue rescatada, junto a otros 5 canes en igual situación de abandono y sometimiento, a finales del 2016. Los animales estaban atados a la intemperie en una propiedad de San Miguel County.

Hasta allí llegaron, tras la denuncia de una mujer que advirtió la situación, los voluntarios de la organización NMDOG. Esta entidad se especializa en el auxilio de perros que pasan sus días encadenados.

Pero en el caso de estos peludos, la situación era aún peor. La persona responsable de cuidarlos había sido encarcelada. Y los animalitos quedaron amarrados y sin acceso a alimentación.

Como en este condado es ilegal tener animales encadenados si los propietarios no están presentes, los voluntarios lograron llevárselos en custodia con la ayuda del sherif local y de otra organización que ayuda a las mascotas abandonados y que opera en la zona.

Fuente: facebook de NMDOG

Te contamos la historia de Violet, una peluda que pasó encadenada dos años a la intemperie en una zona de Nuevo México. La perrita conoció mimos cuando fue rescatada por voluntarios de una organización sin fines de lucro. Los miembros de NMDOG le proporcionaron cuidados veterinarios y trabajaron en su resocialización.

Gracias a quienes la rescataron, la perrita conoció mimos

Por lo que pudieron determinar los miembros de NMDOG, en el momento de su rescate Violet tenía alrededor de 2 años. Así que se puede afirmar que pasó buena parte de su vida cargando una gruesa cadena asegurada a su cuello con un pesado candado.

La peluda y sus compañeros de cautiverio debieron recibir inmediata atención veterinaria. Violet presentaba quemaduras de sol en buena parte de su cuerpo. Pero además, tenía una grave infestación con larvas de mosca en su piel.

Más allá de sus malas condiciones físicas, no olvidemos que esta perrita conoció mimos por primera vez cuando fue rescatada. Por eso también tuvo que aprender a perder el miedo y a empezar a tomar confianza en los seres humanos.

Por ejemplo, cuando alguien hacía movimientos bruscos con las manos cerca de ella, se acurrucaba porque creía que iban a pegarle. Luego, se sintió bien gracias a los esfuerzos por resocializarla que hicieron en la organización sin ánimo de lucro.

Violet esperaba ser adoptada

Posterior a su rescate, Violet lucía saludable y bastante feliz con su nueva vida. Sus cuidadores de NMDOG esperaban que alguna familia decidiera adoptarla.

Mientras aguardaba esta nueva oportunidad, la perra se ganaba la confianza en el refugio. Jugaba con su peluche y disfrutaba de paseos por los parques.

Fuente: facebook de NMDOG

Aunque se desconoce si finalmente acogieron en un hogar a Violet, esperamos que quien se haya quedado con su compañía tomara consciencia sobre su cuidado. Y es que era necesario preservarla de los rayos del sol la mayor parte del tiempo. Ya habría sufrido bastantes quemaduras provocadas por el astro rey en el tiempo que pasó encadenada a la intemperie.

Demás está decir que el buen trato y la responsabilidad de proporcionarle los cuidados necesarios se imponen a todas aquellas personas que decidan tener un perro.

Por un mundo sin cadenas ni maltratos

Angela Stell, la directora de MNDOG, siempre mostró confianza en que Violet podría dejar atrás su pasado de maltrato y cadenas, para gozar de la vida que toda mascota merece tener con una familia humana que la ame y la proteja.

Esta organización trabaja desde 2011 con el principal objetivo de rescatar animales encadenados, curarlos en cuerpo y alma y buscarles un buen hogar. Tienen su sede en Albuquerque, Nuevo México.

Esperamos que muchos perros como Violet, que sufren esta terrible situación en distintos lugares del mundo, tengan la posibilidad de ser liberados y cuenten con una segunda oportunidad.

Fuente de las fotos Facebook NMDOG