Tipos de peces de agua fría para tu acuario

30 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Si piensas que tener un acuario de agua fría te impedirá tener bellos peces, estás equivocado. Existen múltiples especies que se desarrollan de forma ideal en ambientes frescos.

En ocasiones se piensa que mantener un acuario requiere demasiados costes, tanto económicos como de tiempo. Sin embargo, no siempre es así. Los peces de agua fría necesitan menos mantenimiento que otros tipos de mascotas, aunque eso no significa que no haya que cuidarlos.

Una de las ventajas de tener este tipo de peces es que no requieren de un calentador de agua, pues la temperatura a la que prosperan se encuentra en un rango de entre 18 y 24 grados centígrados. Esto facilita mucho las tareas de mantenimiento del acuario del tutor.

Muchas personas creen que tener un acuario de agua fría no es tan bonito como uno de agua templada para peces tropicales. Para desmentirlo, a continuación te mostramos toda una variedad de tipos de peces de agua fría realmente espectaculares.

Tipos de peces exóticos de agua fría

A pesar de no ser peces tropicales, los peces exóticos de agua fría poseen unos colores y unas características físicas que embellecerán el acuario sin duda alguna.

Algunos de los peces que se presentan a continuación son más comunes y fáciles de conseguir que otros. Cada uno tiene una necesidades diferentes, pero todos se mantienen saludables dentro del mismo rango de temperatura.

Goldfish de lujo

Los goldfish de lujo son una de las más de 160 variedades de carpines dorado (Carassius sp.) que existen. Es un tipo de carpa criada de forma selectiva por el ser humano. En general, este tipo de carpas no son buenas para los acuarios, ya que crecen demasiado. No obstante, el goldfish de lujo crece hasta un tamaño más aceptable para acuarios de 150 litros.

Aunque lo mejor es mantenerlos dentro del rango óptimo para peces de agua fría, estos animales pueden soportar desde temperaturas más calientes hasta los 32 grados. No obstante, fuera de este límite comienzan a padecer enfermedades.

Por otro lado, su alimentación se basa en vegetales. Este es un factor importante ya que, si comen demasiado pienso para peces carnívoros, se les hincharán el abdomen. Otra consideración para esta especie es que son animales muy sociales. Por tanto, siempre deben ser mantenidos en parejas o pequeños grupos.

Un pez dorado.

Pez luna pigmeo

Existen varias especies de peces luna pigmeos (Elassoma sp.) que pueden ser mantenidas como mascotas en acuarios pequeños, de unos 30 litros de volumen. Todos ellos son peces de agua fría muy coloridos.

Son animales muy pequeños que suelen alcanzar los tres centímetros de largo y, además, son muy tímidos. Por esta razón, es mejor mantenerlos en acuarios exclusivos y no juntarlos con otras especies de peces. Además, antes de adquirir un ejemplar, ten en cuenta que muchas especies de peces luna pigmeos están en peligro de extinción.

Tipos de peces de agua fría.

Pez dojo

Los peces dojo (Misgurnus sp.) son un tipo de pez locha relativamente fáciles de conseguir. Su cuerpo es alargado y cilíndrico y podría recordar a una anguila, pero con preciosas coloraciones. Para las personas a las que les gustan los peces locha, este animal de agua fría tiene una cara que podríamos calificar como adorable.

Los ejemplares adultos pueden alcanzar un tamaño relativamente grande, alrededor de los 20 centímetros de longitud. Por ello, no pueden estabularse en acuarios de menos de 150 litros. Además, deben ser mantenidos en cardúmenes.

Otro característica que debe tener un tanque con peces dojo es que el sustrato debe ser arena, nunca grava. A estos peces les gusta enterrarse y, si su sustrato contiene piedras, podrían cortarse la piel.

Tipos de peces de agua fría: pez dojo.

Corydora panda

Existen muchísimas variedades de peces cory, todos con bellos colores y patrones. Una de las más llamativas y que puede vivir en aguas frías es el panda cory o corydora panda. El nombre de panda se toma por su coloración, pues estamos ante un pez blanco con manchas negras alrededor de los ojos.

Estos peces de agua fría son unos limpiadores de acuarios excelentes, ya que se alimentan de la comida desechada por otros peces. Como alcanzan un tamaño cercano a los ocho centímetros, es un buen candidato para convivir con goldfish.

No obstante, si un goldfish intenta comerse a un corydora panda, ambos acabarán muertos. Esto se debe a que los peces corydoras tienen espinas venenosas en su superficie cutánea, que utilizan para defenderse.

Una corydora panda.

Los tipos de peces de agua fría más raros

Además de los peces de agua fría con coloraciones espectaculares, también puedes colocar en el acuario peces realmente llamativos por su extraña forma. Desde luego, el aspecto de estos animales dejará a cualquiera que los observe realmente sorprendido. Te mostramos algunos ejemplos.

Bristlenose pleco

El bristlenose pleco puede que sea uno de los peces de agua fría con el aspecto más raro que puedas ver. Pertenece al género Ancistrus —dentro del orden de los Siluriformes—, por lo que puede recordar al aspecto de un siluro, aunque rara vez supera los 12 centímetros de longitud.

Lo más extraño de este pez es la gran cantidad de bigotes o barbillas que posee alrededor de la boca, tanto en la zona dorsal como ventral. Estos peces suelen adquirirse como devoradores de algas, aunque no son los mejores en esta labor. Sin duda alguna, el bristlenose pleco es uno de los peces más raros y llamativos que puedes tener en un acuario de agua fría.

Tipos de peces de agua fría: bristlenose pleco.

Raya de agua dulce

La raya de agua dulce (Potamotrygon leopoldi) no es solo un pez más de agua fría, ya que puede que sea uno de los peces cartilaginosos más bellos de todo el mundo. Estos majestuosos animales tienen un aspecto redondeado y son de un color negro muy intenso con lunares blancos.

Los ejemplares adultos necesitan ser mantenidos en acuarios de al menos 500 litros, ya que pueden alcanzar un tamaño de 40 centímetros de longitud. Son peces realmente pacíficos, por lo que solo pueden convivir con otros animales tan tranquilos como ellos.

Tipos de peces de agua dulce.

Pez oranda

El pez oranda no es más que otra de las variedades que existen de goldfish. Se cree que el aspecto de su cabeza se produjo por una mutación, que se ha mantenido selectivamente durante muchas generaciones por motivos estéticos. 

Su comportamiento y necesidades son muy similares a las de otros peces goldfish, aunque el pez oranda es más propenso a sufrir infecciones cefálicas y heridas, debido a su portrusión atípica. Una de las variedades más populares de este pez es el Redcap oranda.

Un ejemplar de goldfish oranda.
Un ejemplar de goldfish de la variedad oranda.

Otros animales de agua fría que no son peces

Lejos de lo que pueda llegarse a pensar, un acuario de agua fría puede albergar mucha vida y no solo unos cuantos tipos de peces especiales de climas templados. En este tipo de tanques también se pueden introducir artrópodos, moluscos e incluso anfibios. ¡Te mostramos algunos ejemplos!

Camarón amano

Estos camarones (Caridina multidentata) se añadieron hace relativamente poco tiempo a la acuariofilia, pero desde entonces, se han popularizado mucho. Llegan a alcanzar un buen tamaño —unos siete centímetros de longitud— y deben vivir con al menos dos individuos más de su propia especie.

Son unos buenos comedores de algas, por lo que ayudarán a la limpieza del acuario. No obstante, deben tomar algunas proteínas adicionales, así que deberás alimentarlos con gránulos de camarón u otros tipos de alimentos diseñados para la especie.

Un camarón amano en un acuario.

Micro cangrejo tailandés

Por desgracia, el micro cangrejo tailandés o Thai Micro Crab (Limnopilos naiyanetri) no puede convivir con ningún pez, ya que se lo comerán. Su diminuto tamaño, que apenas supera el centímetro, solo le permite convivir con otro invertebrado: el camarón cereza.

El micro cangrejo tailandés no es uno de los tipos de peces de agua fría.

Ajolote

Otros de los animales que puedes añadir al acuario de agua fría es el ajolote. Estamos ante una curiosa especie de salamandra, cuya característica principal es que se mantiene en un estado juvenil para siempre. Este efecto se conoce como neotenia y se define como el mantenimiento de características juveniles en estados adultos.

Estos curiosos anfibios urodelos prefieren las aguas muy frías y se alimentan de gusanos. Necesitan tanques alargados de unos 150 litros, pues sino no podrán darse la vuelta y nadar cómodamente cuando crezcan.

A pesar de su relativa compatibilidad, no es nada recomendable mezclar ajolotes con peces en un acuario.

Un ajolote grande en un acuario.

Un mundo de variedad

Como habrás podido comprobar, existen muchísimos peces de agua fría realmente espectaculares, además de otros animales que darán un aspecto más exótico aún al acuario.

Tener este tipo de acuarios no implica necesariamente que sean aburridos. Eso sí, requieren cuidados y mantenimientos como cualquier otro, aunque no debes preocuparte por mantener la temperatura cálida.