Pastor leonés: todo sobre esta raza

¿Conoces al carea leonés? No se trata de un can muy famoso fuera de la geografía española. Por ello, queremos invitarte a descubrir esta raza de perro pastor tan fabulosa.
Pastor leonés: todo sobre esta raza
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 15 septiembre, 2021.

Escrito por Laura Morales Negrin, 12 septiembre, 2021

Última actualización: 15 septiembre, 2021

El pastor leonés no es un perro popular, puesto que no se trata de un can muy conocido como mascota. Su gran labor es la de perro pastor, función que desempeña a la perfección y por la que está acostumbrado a vivir en sitios muy amplios que le permitan tener libertad de movimiento.

Es por ese motivo que una vivienda pequeña no es el mejor lugar para este can y por lo que su fama no está muy extendida. Aun así, es un animal que posee muchísimas cualidades dignas de conocer, sobre todo entre aquellos tutores que tengan fincas o casas con jardines. ¿Quieres saber más sobre él?

Origen del perro pastor leonés

Hace siglos se comenzó a buscar en las regiones norteñas de Castilla y León (España) un perro pastor perfecto para acompañar en la trashumancia. No se sabe qué canes intervinieron en su surgimiento, pero la realidad es que un criador invirtió más de 30 años en establecer el estándar del perro pastor leonés.

Fue así como esta persona consiguió dar con un animal ágil, enérgico, inteligente y un excelente conductor del ganado ovino. A pesar de no ser muy conocido fuera de las fronteras españolas, este can sí se ha expandido dentro del país.

Al contrario de lo que sucedió con la desaparición de muchas razas durante las grandes tragedias, la Guerra Civil Española no hizo mella en la población de perros pastores leoneses. Es más, el número de ejemplares aumentó durante esos años, ya que participaron en otras actividades que no eran las del pastoreo. Aun así, no fue hasta 2018 cuando se reconoció su estándar oficial por parte de la Real Sociedad Canina de España.

Un perro carea leonés.

Características del pastor leonés

El pastor leonés, también conocido como “aqueda” o “carea leonés” es un perro de tamaño mediano. Los machos miden unos 48-55 centímetros a la cruz (45-52 centímetros en las hembras) y ambos sexos poseen un cuerpo es musculoso y bien proporcionado.

Estos animales cuentan con unas extremidades fuertes y largas, ideales para la actividad del pastoreo. En cuanto a su cabeza, esta porta un hocico alargado, unas orejas grandes normalmente caídas y unos ojos profundos.

Otra característica muy destacada de este perro es su pelaje. Este se presenta con una doble capa de colores arlequinados, lo que significa que combina el tono negro con manchas grises y blancas. Gracias al fondo blanquecino, este canino porta en su cuerpo un patrón similar al del mármol o el granito.

Además, esta raza también puede presentar manchas color fuego en las patas, el rostro y encima de las cejas, todo ello sin un patrón establecido. El pelo es suave y no requiere de grandes cuidados para su mantenimiento (más allá de los normales).

Temperamento del carea leonés

Este can es muy valiente y territorial, características perfectas para proteger al ganado. Además, es un perro muy activo, inteligente y leal en lo que a su trabajo se refiere, así como con la persona principal que le cuida. 

Sin embargo, el cariño y la atención no son su fuerte, por lo que no suele ser elegido como mascota. Este can está muy habituado al ambiente del campo y a vivir con cierta libertad, por lo que no muestra un carácter muy apegado hacia las personas.

Ante humanos desconocidos es bastante desconfiando y puede sacar su instinto protector con algo de agresividad si no se le ha socializado correctamente. De ahí que, a pesar de no ser el mejor perro como animal de compañía, deba pasar por un correcto periodo de socialización como el resto de canes.

Cuidados el pastor leonés

Uno de los principales cuidados del pastor leonés a tener en cuenta es su alimentación. Al tratarse de un perro muy enérgico que debe realizar mucha actividad física diaria, su dieta debe ser de calidad, equilibrada y con el aporte de nutrientes específicos para su desgaste.

Las calorías tienen que estar establecidas de antemano y supervisadas, pues solo así se evitará el sobrepeso o la malnutrición. A la hora de comer, este can a veces podría llegar a mostrarse ansioso, por lo que habrá que dividir sus raciones si esto sucede para evitarle una torsión de estómago.

Si se opta por tener a un pastor leonés, otra de las atenciones más específicas de la raza es pensar de antemano el lugar donde debe habitar. Como se ha comentado, requiere un sitio abierto en el que poder realizar muchos juegos y ejercicios.

Por eso, no suele ser habitual que este can viva en lugares urbanos, en los que es más difícil estimularse todo lo que necesita. Aun así, el pastor leonés podría acostumbrarse a la ciudad siempre y cuando viva en ella desde cachorro y pasee y corra todos los días durante horas en espacios abiertos.

La estimulación mental también es esencial para este can, especialmente si no se está ocupando de algún rebaño. Existen juegos de inteligencia específicos para perros que podrán ayudar al carea leonés en ese aspecto, pero siempre es una mejor opción contar con un profesional que te direccione en esta temática.

Higiene del carea leonés

El carea leonés no se trata de un animal que requiera baños frecuentes, así que bastará con hacerlo una vez cada mes y medio. Por su parte, el pelaje tampoco necesita grandes atenciones por sus características, aunque siempre es recomendable cepillarlo una vez a la semana para eliminar el pelo muerto.

En cuanto a las demás atenciones relacionadas con la higiene de este perro, cabe destacar que no difieren del resto de razas. Revisar sus uñas y recortarlas si estas están muy largas, limpiar sus orejas para evitar la acumulación de cera y cepillar los dientes para impedir el cúmulo de sarro y la aparición de enfermedades bucodentales son las más importantes.

Adiestramiento del pastor leonés

Al tratarse de un guardián, el pastor leonés es muy leal y obediente hacia aquella persona que considera su principal guía. Por este motivo, es esencial que siempre sea el mismo humano el que le dé las órdenes, invierta tiempo en su educación y le ayude a socializar.

La socialización debe comenzar desde cachorro y el can tendrá que enfrentarse a diferentes situaciones y compartir tiempo con personas y animales diferentes. De esa forma, se evitarán conductas negativas en el futuro, como miedo o agresividad ante desconocidos.

Por naturaleza, los pastores leoneses son perros muy inteligentes y que aprenden rápido. Aun así siempre se debe dedicar el tiempo preciso a su adiestramiento, así como el refuerzo positivo para su educación.

Salud del carea leonés

Este perro es un animal fuerte que se ha habituado a la vida en el exterior y al que no se le reconocen enfermedades hereditarias. Sin embargo, debido a su tamaño y a su crecimiento bastante rápido, sí que puede sufrir enfermedades como la displasia de cadera o de codo.

Estas condiciones causan gran dolor en el animal, así como dificultad al caminar, lo que podría impedirle llevar a cabo sus actividades de pastoreo, además de mermar su calidad de vida. Las revisiones y la ayuda veterinaria son fundamentales para detectar estos u otros problemas.

Además, la vacunación y la desparasitación de este perro debe estar siempre al día. Esto es importante en todos los casos, pero en el del carea leonés se hace más patente, al ser un animal que pasa la mayor parte del tiempo al aire libre y expuesto a diferentes patógenos.

El pastor leonés como mascota

Como perro de trabajo el pastor leonés es excelente, pero como mascota no suele tener mucho éxito. No encaja del todo bien en familias con niños por sus rasgos emocionales y tampoco casa con otras mascotas o con personas con un estilo de vida muy sedentario.

El tutor de este perro debe mostrar firmes rasgos de liderazgo, pues así le obedecerá sin pensarlo. Si su cuidador no se muestra seguro, podría presentar diferentes problemas de conducta, aunque seguiría conservando de manera natural sus instintos de pastor.

¿Pensando en qué perro puede ser un buen pastor para tu ganado? El pastor leonés es sin duda una gran opción. Si le aportas los cuidados que necesita, podrás disfrutar de sus servicios y cariño durante unos 12-14 años.

Te podría interesar...
Perros en la historia de España
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Perros en la historia de España

Desde la antigüedad, los perros nos han acompañado en muchas etapas históricas... ¿Quieres saber cuáles son los más famosos perros en la historia d...