Padeció maltrato pero ahora disfruta de una buena vida al haber sido rescatada, "el amor transforma"

A veces la mejor ayuda que puedes ofrecer a un perrito maltratado es afecto. Estas criaturas sienten profundamente el abandono y cuando reciben amor lo agradecen enormemente.
Padeció maltrato pero ahora disfruta de una buena vida al haber sido rescatada, "el amor transforma"

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 17 octubre, 2022

Existen miles de fundaciones, voluntarios y amantes de los animales que se esfuerzan día tras día para hacerle frente a la constante cifra de perritos en situación de calle. Y, aunque la principal preocupación es su estado de salud, existen unas heridas aún más difíciles de sanar, las del corazón. 

Estas criaturas sienten profundamente el maltrato y les dejan huellas de por vida. Es por eso por lo que, luego de pasar por su tratamiento, son enviadas a hogares temporales para que puedan superar sus traumas y confíen de nuevo en las personas.

¿Cuántas mascotas habrán sido sacrificadas por un comportamiento agresivo? Seguramente la cifra es alarmante, y lo más triste es que la raíz de ese comportamiento era el maltrato que sufrieron en el pasado. Los culpables muchas veces son los dueños irresponsables que no saben hacerse cargo de un ser vivo. 

Es por eso por lo que complace ver la transformación en el comportamiento de un perrito rescatado que, luego de haber aceptado el miedo como una forma de sobrevivir, ahora se abre y confía ante el amor que le ofrecen sus nuevos cuidadores. 

Makenna, la perrita invisible

Una Doctora y voluntaria llamada Beatriz Benet, se desplazó hasta una casa ubicada en Río de Janeiro (Brasil). La casa se encontraba en unas pésimas condiciones y, dentro de ella, habitaba una perrita miedosa junto a sus cachorritos.

La perrita, a quien Beatriz decidió bautizar con el nombre de Makenna, estaba en muy mal estado de salud. La perrita tenía terror ante la presencia humana y buscaba esconderse en cualquier mueble o rincón de la casa. Al verse acorralada su único mecanismo de defensa era ocultar su rostro en la pared para intentar pasar desapercibida. 

Beatriz supo de inmediato que tenía que sacarle de allí. Así que luego de unos minutos en los que logró ganar su confianza, la tomó junto a sus cachorritos para llevarlas al centro de rescate animal. Al revisarla encontraron que tenía una infección en su útero, Makenna debía enfrentar una operación urgentemente. 

Todos estaban decididos a regalarle una nueva vida a Makenna y, luego de su recuperación, fue llevada a un hogar temporal. Makenna con el tiempo empezó a mostrar una personalidad muy abierta y amable. Buscaba constantemente el afecto de sus cuidadores y amaba los baños con agua tibia.

Era increíble ver el cambio que había logrado con tan solo unas semanas en su nueva familia. Makenna estaba lista para iniciar su proceso de adopción y Beatriz descubrió lo que el poder del amor es capaz de hacer. 

Ahora Beatriz está orgullosa de compartir este caso que le ha robado el corazón. Y todos en las redes sociales hemos quedado enamorados junto con ella, ¡enhorabuena!