Adopción o compra de mascotas

10 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
El mercado de las mascotas es amplio, y hay vendedores y compradores de todo tipo. Para evitar fraudes, estafas y, además, conseguir el bienestar animal, será preciso hacer una buena elección. ¿Adopción o compra?

Son muchas las familias que comparten sus vidas con animales de compañía. Perros y gatos son líderes en popularidad, pero también hay espacio para conejos, aves, arañas, serpientes y peces. Se trata de un mercado con mucha demanda. Por ello, la venta y compra de mascotas es un negocio muy lucrativo que mueve mucho dinero en todo el mundo.

Pero al mismo tiempo que canes y felinos domésticos son ‘los más buscados’, el número de ejemplares que son abandonados o que, por cualquier razón, terminan siendo callejeros es muy alto. Por ello, parte de las campañas de concienciación que adelantan las organizaciones protectoras se centran en promover la adopción.

Razones para adoptar una mascota: contrarrestar la alarmante cifra de abandonos

Solo en España se abandonan cada año alrededor de 140 000 mascotas. Una cifra alarmante que, lejos de disminuir, muestra un aumento sostenido. De esta cifra, aproximadamente el 65 % corresponde a perros, mientras que el porcentaje restante son gatos.

Estos animales necesitan ser ubicados en nuevos hogares. Son ejemplares que se mostrarán eternamente agradecidos con quienes acudan en su ayuda. Quien adopta una mascota desde un refugio o una protectora no solo está sumando un miembro más a su familia. También está contribuyendo en la solución de una problemática muy dramática.

La venta y compra de mascotas: ¿un negocio redondo?

Es cierto que muchas personas que quieren incluir una mascota dentro de sus familias buscan ejemplares de razas específicas. Un deseo que, además, es legítimo. Cuando se trata de ejemplares con alta demanda, lo más probable es que se deba acudir al mercado.

Compra de mascotas

El problema de este tipo de acciones radica en que muchos de los que se dedican a la cría solo piensan en el dinero y dejan en segundo plano la salud y el bienestar de los animales que tienen bajo su cuidado. Estos vendedores no muestran demasiado interés invertir en infraestructura, alimentos de mayor calidad o medicinas.

Sin embargo, no todos los que participan de este negocio tienen falta de escrúpulos. También hay genuinos amantes de los animales que, más allá de que se ganen la vida con la venta y compra de mascotas, se preocupan por ofrecer a quienes tienen dentro de sus inventarios las mejores atenciones posibles, sin escatimar en gastos cada vez que sea necesario.

Cualquiera puede comprar, no todos pueden adoptar

Con algunas excepciones, los vendedores de animales de compañía no se molestan en investigar si sus clientes están en disposición de adoptar una mascota. No indagan sobre las condiciones de la vivienda que habitan, ni tampoco si disponen del tiempo para atender como se debe a un ser vivo que requiere atenciones y cuidados específicos.

Las protectoras no entregan a un ejemplar en adopción sin antes revisar a fondo el expediente de los receptores. Se aseguran de que sean personas sin historial por maltrato o abandono de animales. Pueden hasta coordinar visitas a los domicilios de los interesados y verificar que cumpla con los requerimientos mínimos para recibir a un nuevo integrante.

En busca de una mascota: ¿adoptar animales adultos?

Es una regla no escrita. Cuando una familia considera adoptar o adquirir una mascota, generalmente se piensa en un cachorro. Incluso, cuanto más pequeño, mejor. De esta forma, se puede educar y moldear más fácilmente, según las creencias y las costumbres familiares.

Adoptar un perro adulto

Sin embargo, el hecho de elegir un animal con cierto tiempo tiene sus ventajas, derivadas de una correcta planificación y de la definición de lo que se busca. La mayoría de los ejemplares que aguardan en los refugios son adultos que ya han convivido con humanos y tienen alguna educación.

Este factor educativo, en ocasiones, puede dar lugar a comportamientos desagradables e inadecuados, pero que casi siempre implica que son mascotas que ya controlan los aspectos básicos. Por ejemplo, dónde y cuándo cumplir con sus necesidades fisiológicas.

Hay que recordar, además, que los perros y gatos adultos son los que menos ‘salida’ tienen en los hogares de protección. Tanto es así que muchas veces son sacrificados ante la imposibilidad de encontrar familias dispuestas a recibirlos.

Antes de acudir a la compra de mascotas, hay que considerar dar una nueva oportunidad a ejemplares que, lamentablemente, fueron abandonados y necesitan de una familia que los cuide y les ofrezca su amor.

  • Ayuntamiento Palma de Mallorca. Consideraciones sobre tenencia responsable de mascotas. Extraído de: https://csmpa.palma.cat/portal/PALMA/csmpa/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/4_67758_2.pdf
  • Agencia Pública de Salud de Barcelona. Animales de compañía, beneficios e inconvenientes. Extraído de: https://www.diba.cat/c/document_library/get_file?uuid=0ad3534f-c7ee-4bb6-925f-e98f9d1160e3&groupId=7294824