Adopción de perros: todo lo que debes saber

Adoptar a un perro es uno de los actos más nobles que existe. No obstante, la adopción de perros es un acto serio que merece reflexión, así que si pienses adoptar uno te contamos qué debes considerar antes.

Adopción de perros, lo que tienes que preguntarte

Antes de decidir si adoptar o no un perro, hay ciertas preguntas que deberás hacerte para saber si esta será una decisión acertada.

¿Por qué quieres un animal?

A aquellos que nos encantan los animales nos puede confundir este amor con la responsabilidad de tener un animal. Hay quienes adoptan un animal por el impulso de haber visto una raza que les gusta y querer uno igual, o simplemente por ceder a los deseos de los niños. Tomar una decisión basada en cualquiera de estos motivos no es apropiado para ti, ni mucho menos para el animal.

De no haber pensado en las responsabilidades que conlleva hacerse cargo de una mascota es probable que, con el tiempo, termines por cansarte de ella. Bajo ningún concepto se te puede pasar por la cabeza el abandono, una lacra que por desgracia es muy numerosa.

Debes recordar que un animal no es un peluche y que pueden vivir más de 15 años. Si crees que estás dispuesto a hacerte cargo de uno, ¡adelante! Si no estás seguro, date más tiempo para convencerte de que vas a estar a la altura.

Cachorros en adopcion

¿Tendrás tiempo para dedicarle?

En el caso de un perro, para que esté sano y feliz, necesitará atención emocional. Además de sus tres paseos diarios para hacer sus necesidades, tendrá que hacer ejercicio, jugar y pasar tiempo contigo. En definitiva, sentirse querido. Si estás todo el día fuera y al llegar a casa no quieres hacer nada, será mejor que olvides la idea de adoptar un perro. Quizá otra mascota sea más adecuada para ti.

¿Puedes cubrir el gasto económico que tiene una mascota?

No vamos a andarnos rodeos, un perro necesita dinero. Cuando lo adoptes deberás proveerle de todo lo necesario: cama, mantas, comedero, bebedero, juguetes, mantas, collar, correa, etc. Desde el primer mes tendrás que comenzar a ponerle las vacunas, el chip y la cartilla. ¿Qué queremos decir con esto? Que todo tiene un coste. Si estás preparado para asumirlo, ¡adelante!

¿Preparado para que tu casa sea “vuestra casa”?

Debes ser consciente que en el momento en que adoptas un perro ya no eres tú, sois “vosotros”. Sobre todo, si adoptas un cachorro prepárate para que arañe muebles, se coma tus zapatos o incluso se haga pis por la casa. Si eres capaz de aceptar eso sin dramas ni castigos, ¡adopta!

¿Estás seguro de poder tener uno donde vives?

Este es un asunto importante a tener en cuenta y del que asegurarte antes de la adopción de perros. Hay comunidades de vecinos que no permiten tener perros en los edificios. Y si vives de alquiler es posible que tu arrendador tampoco quiera. Si ya te has decidido a adoptar, pregunta e infórmate antes de hacerlo para que evitar problemas. Si vives en familia, también deberás consensuarlo con el resto de miembros.

Perro que viaja en coche

¿Y si te vas de vacaciones?

Ten en cuenta que un animal te acompañará muchos años, por lo que tienes que tener presente que si viajas mucho o sales muy a menudo de vacaciones deberás tener un plan, un lugar en el que dejar a tu mascota donde la cuiden como tú lo harías. Es cierto que hay refugios, pero en ocasiones hay perros que no se adaptan bien a otros y pueden haber problemas. Este es otro factor a valorar antes de decidir si adoptar o no.

Adoptar una mascota no es un juego ni un capricho pasajero, es tener un compañero durante varios años de tu vida, por lo que hay que considerar pros y contras antes de decidirnos y, de hacerlo, habrá que ser consecuente y responsable. No lo olvides, los perros sienten y padecen, y suelen ser incondicionales y fieles a su amo, motivo por el cual les debemos lealtad.

Fuente de la imagen principal: David Campbell

Te puede gustar