¿El oso polar está en peligro de extinción?

El oso polar presenta una de las tasas reproductivas más bajas de los mamíferos. Además, tiene una madurez sexual tardía y una alta mortalidad de cachorros, lo que lo hace muy vulnerable a cualquier cambio en su ambiente.
¿El oso polar está en peligro de extinción?
Georgelin Espinoza Medina

Escrito y verificado por la bióloga Georgelin Espinoza Medina.

Última actualización: 09 febrero, 2022

Mucho se ha escuchado sobre el cambio climático y la amenaza que representa para la vida en el planeta. Uno de los animales que no se escapa de sus efectos es el oso blanco o polar, quien está librando una batalla contundente por su supervivencia. ¿Conoces algo sobre este tema? ¿Sabes si en realidad el oso polar está en peligro de extinción?

El oso polar o Ursus maritimus es el rey del Ártico y un eslabón indispensable dentro de su ecosistema. Además, es un indicador clave de la salud medioambiental del hemisferio norte. Sin embargo, a pesar de sus dimensiones, no está exento de peligros. Sigue leyendo y descubre todo lo que engloba su vida, sus amenazas y los planes de acción que existen para ayudarlo a subsistir.

Características de los osos polares

El principal aspecto que llama la atención en los osos polares es su tamaño. Los machos pueden alcanzar los 2,6 metros de longitud, mientras que las hembras rondan los 2 metros. Se trata del representante más grande de la familia Ursidae. 

El peso es proporcional a sus dimensiones. Los machos son muy pesados (entre 300 y 800 kilogramos) y las hembras un poco menos, aunque aun así se consideran enormes (150 a 300 kilogramos). Sin embargo, durante la época reproductiva estas acumulan más grasa en su cuerpo, por lo que se asemejan en masa a los machos.

Los osos polares poseen una piel oscura, lo que les permite absorber la energía solar y evitar la pérdida de calor en el frío invierno. Su pelaje es en realidad hueco y transparente, aunque parece blanco debido a que refleja y dispersa la luz visible.

Aparte de su cuerpo robusto, los osos polares presentan patas bien desarrolladas con las que se movilizan en la nieve. Además, sus extremidades les otorgan una excelente habilidad en el agua.

Uno de los animales que viven en la nieve.

¿Qué comen los osos polares?

Los osos polares son grandes carnívoros depredadores. Su alimento depende de una dieta rica en grasa. Su plato principal son diferentes especies de focas. Las preferidas son las anilladas u oceladas (Pusa hispida), aunque pueden incluir barbudas (Erignathus barbatus), arpas (Pagophilus groenlandicus) y de capuchas (Cystophora cristata) en su menú.

Los osos polares también ingieren morsas (Odobenus rosmarus) y belugas (Delphinapterus leucas). En temporadas de deshielo pueden complementar su alimentación con algunas aves y peces o incluso algas, aunque consumen mucha menos materia vegetal en comparación con el resto de su familia.

Durante la captura de las focas, los osos hacen un agujero en el hielo. De esta manera, ellas puedan salir a la superficie a respirar. Así, aprovechan el momento para la captura. Por ello, necesitan el hielo del Ártico para alimentarse.

Algunas poblaciones de osos blancos permanecen en lugares en los que la capa de hielo es más estable en todo el año. De esta manera, tienen acceso a la comida de forma constante. Otros conviven en áreas donde el hielo se derrite en el verano, lapso de tiempo en el cual se dirigen a tierra y ayunan. De este modo, sobreviven con sus reservas de grasa mientras la capa helada vuelve a formarse.

¿El oso polar es una de las especies en peligro de extinción?

En efecto, los osos polares son unos de los múltiples animales en peligro de extinción. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) los clasifica en la categoría de “Vulnerables (VU)”, lo que no es un buen pronóstico para la supervivencia de este gran depredador. Veamos cómo se encuentra el panorama del rey del Ártico en detalle.

¿Cuántos osos polares quedan en el mundo?

Las estimaciones sobre la abundancia de osos polares en el mundo son difíciles y costosas de realizar. A pesar de que en las últimas décadas se han obtenido mejores datos con las investigaciones realizadas, los valores en algunas regiones continúan siendo deficientes y están desactualizados.

El Grupo de Especialistas de Osos Polares (PBSG) de la IUCN analizó y resumió las publicaciones, dando como resultado una cifra aproximada de 26 000 osos blancos en el Ártico distribuidos en un total de 19 subpoblaciones. Sin embargo, no todas ellas se han delimitado.

¿Por qué los osos polares están en peligro de extinción?

La principal amenaza de los osos polares es el cambio climático . Este ha generado gran pérdida de hielo marino en el Ártico y, por lo tanto, pone en grave peligro la vida de esta especie. Cada año, la capa de hielo retrocede antes de tiempo y se forma de manera más tardía, por lo que a estos grandes depredadores les toca pasar periodos más prolongados en tierra sin comer, lo que los debilita y amenaza su salud.

La capa helada del Ártico es necesaria para muchas actividades del oso polar: cazar, descansar, reproducirse, incluso establecer sus madrigueras a fin de que las hembras den a luz a sus crías. Sin ella, se ven forzados a emigrar a lugares no habituales, en los que no están preparados para sobrevivir.

En los últimos años, la extensión del hielo marino ha disminuido de una manera preocupante, entre 3,5 y 4,1 % por década. De acuerdo a esto, diferentes estudios han realizado sus predicciones. Algunas publicaciones prevén una ausencia total de la capa de hielo en el verano del 2050, una situación muy cercana.

Sin embargo, el cambio climático no es el único problema al que se enfrentan estos mamíferos. Existen otras amenazas por las que el oso polar se encuentra en peligro de extinción. Las vemos en detalle en los siguientes apartados.

Caza furtiva y encuentros con humanos

En algunos países está prohibido cazar osos polares y en otros lugares se permite solo como alternativa de subsistencia. Estos animales se aprecian por sus pieles para la fabricación de vestimenta y por el consumo de su carne. Canadá también aprueba la caza deportiva, sin embargo, debe estar guiada por los locales.

La captura legal anual de osos polares es de un 3 o 4 % de la población total. Por su parte, la caza furtiva no es la amenaza principal para que el oso polar se encuentre en peligro de extinción. Sin embargo, en algunas regiones sí representa un problema. En cualquier caso, se están evaluando todos los parámetros en las zonas para determinar la incidencia actual del furtivismo sobre la abundancia de estos úrsidos.

Gracias a la pérdida del hábitat de los osos blancos, cada vez ocurre más interacción entre ellos y los seres humanos. Es común que dichos encuentros terminen en fatalidades, ya que los osos son vistos con miedo y como una gran amenaza.

Explotación de los recursos del Ártico

Los recursos del Ártico son cada vez más explotados debido a un mayor acceso a ellos por el deshielo. En este ámbito, las industrias petroleras representan otro peligro para los osos polares. Entre las razones de ello tenemos las siguientes:

  1. Una rapidísima destrucción del hábitat.
  2. La ocurrencia de derrames petroleros que contaminan el ecosistema. Representan un peligro para los osos y los demás animales del hemisferio norte.
  3. Se propicia mayor interacción de los osos y los seres humanos.

El deshielo del Ártico también incrementa el acceso para el desarrollo de otras actividades antropogénicas, como el turismo o el transporte.

Contaminación y enfermedades

Los problemas de contaminación que hay en el planeta no son un secreto y afectan a todos los seres vivos existentes. Los osos polares no se escapan de ellos y cada vez se ven más expuestos a las sustancias tóxicas industriales, así como a diferentes químicos. Estos productos afectan en gran medida su salud, ya que alteran la regulación hormonal, el funcionamiento adecuado de su sistema inmunitario y la reproducción.

La tasa reproductiva de Ursus maritimus es una de las más bajas de los mamíferos y cuenta con una gran mortalidad de cachorros durante el primer año de vida. La supervivencia depende de la condición de la madre. Si esta se encuentra desnutrida o enferma, los cachorros pueden nacer con poco peso, lo que acrecienta el problema.

Muchos contaminantes pueden transmitirse vía alimentaria porque se acumulan en los tejidos de las presas del oso. En especial destacan los compuestos perfluorados, porque tienen la capacidad de unirse a las grasas, como las de la piel de las focas (de las que los osos se alimentan). De este modo, los reyes del Ártico resultan más susceptibles a sus efectos.

Además, los osos polares estresados por la pérdida de su hábitat y la poca comida se vuelven más vulnerables ante diferentes agentes patógenos, los cuales se aprovechan de un clima cada vez más cálido debido al calentamiento global.

Acciones de conservación para evitar que el oso polar se encuentre en peligro de extinción

La supervivencia del oso polar preocupa en gran medida a muchas personas y organismos. Sin embargo, existen pocas acciones concretas que se estén realizando para lograrlo y estas son variables en las diferentes regiones.

Desde el año de 1973, las 5 naciones involucradas (o que comparten el Ártico) firmaron el Acuerdo Internacional sobre la Conservación de Osos Polares como punto de partida para luchar por esta especie. La idea era un manejo adecuado de las poblaciones de Ursus maritimus con base en los datos científicos del momento.

Para el 2015, se estableció el Plan de Acción Circumpolar para el Oso Polar, centrado en acciones a fin de disminuir las amenazas. También existen organizaciones que intentan luchar por estos grandes depredadores, entre ellas la World Wildlife Fund (WWF).

No obstante, la magnitud del problema en el Ártico amerita un trabajo en conjunto que involucre a los entes gubernamentales y a cada ciudadano. Esta región es la más vulnerable y, a su vez, la más desprotegida del mundo en lo que al cambio climático respecta. La destrucción del ecosistema no afecta solo a ese espacio, sino que genera un impacto a nivel mundial con grandes cambios meteorológicos.

Cada 24 horas se extinguen 200 especies de seres vivos.

¿Qué puedes hacer?

Cualquier cambio de hábito, como disminuir la contaminación o ahorrar energía eléctrica, por muy pequeño que sea, contribuye a contrarrestar el calentamiento global. Es necesario un estilo de vida más sostenible. La realidad es que el oso polar se encuentra en peligro, se está quedando sin hogar y casi no hay tiempo para ayudar. El momento de comenzar a actuar es ahora.

Te podría interesar...
5 animales en peligro de extinción en el Polo Norte
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
5 animales en peligro de extinción en el Polo Norte

Los animales en peligro de extinción en el Polo Norte se enfrentan al deshielo, la caza ilegal y la escasez de recursos para su supervivencia



  • Dietz, R., Gustavson, K., Sonne, C., Desforges, J., Rigét, F., Pavlova, V., McKinney, M., & Letcher, R. (2015). Physiologically-based pharmacokinetic modelling of immune, reproductive and carcinogenic effects from contaminant exposure in polar bears (Ursus maritimus) across the Arctic. Environmental Research, 140, 45-55.
  • Overland, J., & Wang, M. (2013). When will the summer Arctic be nearly ice free? Geophysical Research Letters, 40, 2097-2101.
  • Ursus maritimus. Animal Diversity WEB (ADW). Recuperado a 23 de enero en: https://animaldiversity.org/accounts/Ursus_maritimus/#food_habits
  • Wiig, Ø., Amstrup, S., Atwood, T., Laidre, K., Lunn, N., Obbard, M., Regehr, E., & Thiemann, G. (2015). Ursus maritimus. The IUCN Red List of Threatened Species 2015: e.T22823A14871490.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.