Mujer intenta romper falsos mitos sobre los pitbulls

El peor error que podemos cometer es juzgar por las apariencias. Lo esencial es invisible a los ojos.
Mujer intenta romper falsos mitos sobre los pitbulls

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 20 julio, 2022

Aunque pareciera que los estigmas y los juicios de valor solemos cometerlos entre nosotros los humanos, también abundan ciertos mitos en el reino animal. 

¿Has escuchado alguna vez que los gatos negros dan mala suerte? Así como esta, existen muchas afirmaciones que terminan moldeando nuestra visión del mundo y la forma de relacionarnos con los animalitos. Muchos de ellos son tan perjudiciales como cometer un acto de maltrato físico. Uno de los mitos más difundidos y mayormente aceptados es acerca del comportamiento de la raza de perros pitbull.

Durante décadas se ha venido acentuando en la mente colectiva que los perritos de esta raza tienden a ser agresivos y traicioneros. Esto gracias a los desafortunados accidentes en los que se han visto envueltos por terminar en manos de cuidadores crueles e irresponsables.

Además, la apariencia corpulenta de estos canes contribuye a que las personas terminen por rechazarlos e incluso despreciarlos a toda costa. Cientos de cachorritos de esta raza terminan abandonados en las calles y, si logran ser rescatados por un refugio animal, son los últimos en ser considerados como una opción para la familia. 

Para romper un mito debemos enfrentarnos a la verdad

Dianne Scott es una activista defensora de los derechos de esta increíble raza. Su historia comienza cuando también les temía por todo lo que había escuchado acerca del comportamiento de los pitbulls.

Un día su esposo decidió adoptar a un cachorrito mezcla de pitbull y Dianne estaba aterrorizada. Al llegar a casa se encontró con un tierno cachorro que solo pedía caricias, juegos y atención. Era tan dócil y amable que Dianne se propuso ser una vocera para desmentir el odio sin sentido que se le tiene a la raza.

“Me dejó boquiabierto, realmente me cambió esta perspectiva de que todos los pitbulls son malos. Muy rápidamente todo cambió para mí. Era increíblemente cariñoso, amoroso y divertido”, comentó Dianne.

Con el tiempo, la pareja supo que era tiempo de darle un hermano de juegos a su amado perrito. Por ello adoptar a otro perrito pitbull, la familia estaba completa. Los cuatro disfrutaban de compartir tiempo de calidad, horas de juegos en el patio y muchos mimos antes de dormir.

Dianne suele compartir la maravillosa vida de sus fieles compañeros de cuatro patas en sus redes sociales. Está segura de que su vida no sería igual sin ellos y les tiene toda la confianza y cariño que les podría tener a cualquier otra raza.

“El mensaje más obvio que estoy tratando de comunicar a través de la red social es darle una oportunidad a los animales rescatados. Y especialmente, a los pitbulls”.

El odio es reflejo de lo que llevamos dentro

Poco a poco vamos cambiando la mentalidad de las personas y haciendo entender que, como dueños de mascotas, somos responsables de su cuidado y educación. Muchos actos de agresión canino se deben a años de tortura y abandono por lo que estos animalitos solo reaccionan como un mecanismo de defensa.

Es por eso por lo que debemos dejar el miedo y adoptar con los ojos cerrados. Lo más sorprendente que te puede pasar es que uno de esos perritos te robe el corazón. 


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.