Mi perro y el running

Francisco María García · 8 septiembre, 2018
La actividad física es beneficiosa tanto para dueños como para mascotas, si bien es cierto que hay que tomar ciertas precauciones en lo relativo al estado físico, edad, raza, temperatura e hidratación, así como una carga progresiva de entrenamiento

Cada vez es más gente la que decide salir a correr y hacerlo acompañado. En ocasiones, la mejor compañía para el entrenamiento diario es la de nuestra mascota. La realidad es que el perro y el running forman una buena combinación y, además, el animal puede ser una gran motivación.

Ventajas del perro y el running

Los perros son corredores por naturaleza y, por tanto, pueden hacer de compañero ideal para la actividad del running. Hay que tener en cuenta que ellos no se obsesionan con las calorías o lo kilómetros a recorrer; simplemente nos siguen y lo disfrutan.

Nuestros amigos no solo sirven de compañía, sino que nos ayudan a adquirir hábitos de ejercicio. Hay varios estudios realizados cuyas conclusiones aseguran que el sedentarismo es mucho menor en aquellas personas con una mascota en casa.

El perro, como tantos otros animales, es un animal de costumbres, y ello nos supone una gran motivación que resulta ideal para la práctica del running. Nuestro amigo siempre va a estar dispuesto para salir a correr, y es que muchas veces será el quien insistirá a su dueño para salir.

Ejercicio con el perro

Consejos a tener en cuenta con el perro y el running

El hábito de salir a correr con el perro no solo beneficiará la salud de las personas, sino que también estrechará los lazos con la mascota. Son muchos los beneficios de combinar el perro y el running, pero es necesario tener en cuenta algunas cuestiones para practicarlo con mayor seguridad.

Consultar al veterinario

Es muy importante realizar una consulta al veterinario antes de incluir al perro en los planes de running. Debe ser un especialista quien valore, evalúe y decida si su estado físico es el adecuado para realizar esta actividad. De esta forma, se evitarán sorpresas en cuanto a la salud del animal.

Si el perro se convierte en un deportista habitual de esta actividad, es recomendable realizarle un chequeo al año. El ejercicio intenso puede causar lesiones renales y muscoesqueléticas.

Esperar a que el perro crezca lo suficiente

Las precauciones tienen que ser mayores para aquellos que poseen cachorros. En esos casos es recomendable esperar que el animal crezca y se desarrolle lo suficiente antes de realizar actividades como el running. En cualquier caso, el ejercicio excesivo acarrea daños en las articulaciones en los jóvenes cachorros.

Algunas razas son mejores que otras para el desarrollo del running

En general, los perros de todas las razas pueden practicar el llamado running amateur. En el caso de los perros chatos y pequeños, que suelen tener problemas respiratorios, no es aconsejable realizar running. Para que nos acompañen en el ejercicio físico siempre es recomendable animales de mayor tamaño.

Canicross

No correr al sol bajo altas temperaturas

Este es un aspecto muy importante a tener en cuenta, sobre todo en verano. Los perros no transpiran como los humanos y su resistencia al calor es mucho menor. El sistema de eliminación de transpiración de los perros es el jadeo, pero con las altas temperaturas el proceso es muy lento.

Con las altas temperaturas, y una gran incidencia de los rayos de sol, lo mejor es evitar las horas centrales del día. Es aconsejable realizar ejercicio antes de las 10:00 y después de las 20:00 0 21:00.

Hidratación

Como en todo ser vivo, la hidratación en nuestras mascotas es fundamental. En el caso del perro y el running, también lo es, pero no puede realizarse de cualquier manera.

Lo recomendado es no suministrar agua a nuestro perro en cuanto se termina de realizar la actividad; el animal, igual que su dueño, está muy fatigado y el hecho de tomar mucha agua le puede colapsar. Lo mejor es esperar a que el perro se tranquilice antes de hidratarlo.

Entrenamiento de forma gradual

Lo mismo que sucede con las personas, el perro tiene que hacer running con su dueño de forma gradual, progresivamente. Acabará acostumbrándose al ritmo de su amo, pero tiene que hacerlo poco a poco.

Además del running, hay muchos otros deportes que podemos hacer con nuestras mascotas. Otra actividad muy interesante es el senderismo, en el que dueño y perro pasarán juntos un extraordinario día en la montaña. Para que esta experiencia sea un éxito, sirven los mismos consejos que hemos visto en caso del running.