Medicamentos humanos prohibidos para perros

Cristina · 28 mayo, 2015

Imagina que te duele mucho la cabeza y que, por más que buscas, no eres capaz de encontrar una pastilla para aliviar el problema. Entonces ves en el botiquín ese medicamento que le recetó a tu perro el veterinario cuando se dio aquel golpe, del que tanto se quejaba.

Seguramente, si no hemos perdido el juicio a causa del dolor, en ningún momento se nos ocurriría tomarnos el fármaco de nuestra mascota. Sí que es más probable que lo hagamos a la inversa, que pensemos que a nuestro animalito no va a pasarle nada aunque le demos una medicina diseñada para nosotros. Sin embargo, es un gran error que no debes cometer nunca. Además, debes saber que existen medicamentos humanos prohibidos para perros específicamente. Veamos a continuación cuáles son.

Los medicamentos humanos no funcionan en los perros

perro

No solo tenemos que evitar pensar que la medicación que nos funciona va a ser útil también para nuestro perro. También debemos tener mucho cuidado con el lugar en el cual almacenamos esta clase de productos, para impedir una ingesta accidental. Si tu perro se encuentra con un medicamento, no lo dudes, se lo comerá.

Por eso es fundamental que tengas un especial cuidado con estos cinco medicamentos humanos prohibidos que veremos a continuación y que no se los des nunca a tu perro. Por supuesto, tampoco dejarlos donde pueda alcanzarlos. Si tienes un accidente de este tipo, no sientas que estás cumpliendo mal tu papel como dueño de tu mascota.  No obstante, si quieres hacerlo mejor, este artículo te ayudará: Requisitos para ser un buen amo.

Medicamentos humanos prohibidos para nuestro perro

pastillas perro

1.- Antiinflamatorios no esteroides

En prácticamente la totalidad de los hogares podemos encontrar antiinflamatorios no esteroides. Se trata del ácido acetilsalicílico, la conocida aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno. Aunque estos medicamentos humanos nos alivian cuando sentimos muchos tipos de dolor, para nuestro perro pueden ser fatales. Si los ingiere puede sufrir problemas gastrointestinales graves, como vómitos, diarreas, dolor abdominal, inapetencia, ulceras y, en algunos casos, un fallo renal que le provoque la muerte.

2.-Paracetamol

Como en el caso anterior, es otro medicamento humano muy habitual. Se usa para el dolor o la fiebre. Le puede ocasionar  a nuestra mascota complicaciones hepáticas y la destrucción de los glóbulos rojos, con la consiguiente dificultad para trasportar el oxígeno.

3.-Medicamentos para el colesterol

En el caso de los dos primeros medicamentos humanos es posible que pensemos en administrárselos a nuestro perro si lo notamos dolorido por alguna razón. Sin embargo, con los fármacos para el colesterol la ingesta sería accidental ya que, por norma general, no sabemos los niveles de colesterol de nuestra mascota. Como el resto de las medicinas, debes mantenerlas en un lugar al que el perro no pueda acceder,  ya que si comiera alguna de estas pastillas podría sufrir vómitos y diarreas. Además, sus efectos a largo plazo o con una ingesta masiva podrían ser letales.

4.-Benzodiacepina

En estos tiempos de estrés la benzodiacepina está presente en multitud de viviendas, ya que sirve para conseguir dormir y controlar los ataques de ansiedad. Pero no pensemos que es de utilidad si nuestro perro está alterado. Todo lo contrario: le provocará un gran nerviosismo y puede terminar afectando a su hígado también. Si tu mascota se encuentra en ese estado, prueba a poner en práctica los consejos de este artículo: Cómo relajar a un perro.

5.-Antidepresivos

Los animales también experimentan períodos de tristeza, pero en ningún caso le pueden servir los antidepresivos que tenemos en nuestro hogar. Consulta el problema con su veterinario. Si le dieras este tipo de fármacos podría incluso morir, así que mucho cuidado. Algo que puede animarlo es lo que puedes leer aquí: Crear una zona bonita para tu mascota en casa ¡es posible!

Nuestra mascota es muy importante para nosotros y por ello no debemos nunca darle un medicamento humano. Si crees que no se encuentra bien, díselo a su veterinario. Tampoco nos descuidemos, jamás pueden estar a su alcance. Ni los cinco que hemos visto ni ningún otro. Si crees que tu perro ha ingerido alguna pastilla de cualquier tipo, no te demores y llévalo con prontitud a los servicios de urgencias. Como hemos visto, sus efectos pueden ser letales.