¿Por qué los perros a veces aúllan?

Alba Muñiz · 1 febrero, 2017

Si bien la forma sonora más común que tienen para comunicarse los canes son los ladridos, no es la única. Además pueden gemir, lloriquear y gruñir. Y también los perros a veces aúllan. Te contamos los motivos.

El aullido como herencia lobuna

perros que aullan al escuchar una sirena

Las causas por las que un peludo aúlla pueden ser variadas. Y es que el aullido es una más de las formas que estos animales tienen para comunicarse y que heredaron de sus antepasados, los lobos.

Pero antes de seguir adelante con los motivos por los que los perros a veces aúllan, dejemos en claro que bajo ningún concepto es por un mal augurio.

Desterrado este mito o leyenda, pasemos entonces a explicar las distintas razones que los canes tienen para expresarse de esta manera a través de los siglos. Así entenderás mejor a tu mascota y sabrás actuar en consecuencia si fuera necesario.

El aullido es una de las tantas formas de comunicación que los canes utilizan. Conoce las causas de por qué los perros a veces aúllan. 

La soledad y la ansiedad, motivos del aullido en los canes

Un lobo aúlla, por ejemplo, cuando queda solo en la madriguera esperando que la manada vuelva de cacería. Lo hace con el objetivo de traer de vuelta a sus compañeros.

Si trasladamos este hecho a un perro doméstico en la actualidad, podemos decir que el can emitirá aullidos -y ladridos y llantos- si está solo en la casa y espera, ansioso, el regreso de su familia humana.

Los aullidos -y otras acciones, como destrozar objetos o hacer sus necesidades en cualquier sitio- pueden volverse excesivas si el peludo sufre ansiedad por separación. En este caso sería conveniente que consultes a un especialista en conducta animal.

También está el caso extremo de los animales que pasan gran parte del día, o de su vida, atados o encerrados. Que un peludo aúlle o llore en estas circunstancias es más que comprensible.

Aullidos a coro

Sabido es que nuestros amigos de cuatro patas tienen muy desarrollado el sentido del oído. Por eso, cuando creemos que están aullando sin razón aparente, en realidad están respondiendo a un ruido muy lejano que tú no puedes percibir.

Es muy probable además que tu perro aúlle también por imitación. Hay ciertos sonidos que en cierta forma incitan a todos los perros del barrio. Esto es particularmente notorio cuando en el silencio de la noche comienzan a aullar al escuchar una sirena.

Y aquí no discriminan. El concierto se realizará ya se trate de ambulancias, camiones de bomberos, autos de la policía o alarmas varias. Pero también pueden provocar los aullidos de tu peludo ciertas músicas o algunos sonidos que hagas tú y que el animal considere semejantes a los que él emite.

También aúllan para captar tu atención

Los perros de caza suelen aullar cuando detectan a su presa. Así llaman la atención de los humanos.

De la misma manera, tu mascota puede utilizar este recurso sonoro para captar tu interés y que acudas a su encuentro para ver qué quiere o necesita. Es que los peludos heredaron de los lobos el aullido. Pero de nosotros aprendieron la manipulación.

Entonces, lo más probable es que tu peludo reclame tu presencia a través de este método para que juegues con él y lo mimes un rato. Pero no dejes de estar atento a otros signos.

Si esta emisión sonora persiste o se torna más lastimera, puede significar que el animal siente dolor por una determinada razón. En estos casos, llévalo al veterinario lo antes posible para que determine la causa.

Otros motivos por los que los perros a veces aúllan

perro ladrando

 

Aunque el ladrido suele ser la forma más común que eligen los perros en los ejemplos que siguen, algunos también aúllan para:

  • Delimitar su territorio.
  • Alertar de su presencia, por ejemplo, a los intrusos.
  • Informar a sus congéneres de determinadas situaciones.

Pero sea cual sea el motivo, acepta que es un hecho de lo más natural que tu peludo utilice esta forma para comunicarse. Así que, salvo que los aullidos se vuelvan excesivos, aprende a convivir con ellos.