Los perros hacen tu vida completa

Mariela Ibarra Piedrahita 28 septiembre, 2015

“No son toda tu vida, pero los perros hacen tu vida completa”.  Es un popular aforismo de Roger Caras, un fotógrafo especializado en la fauna silvestre, escritor y conservacionista estadounidense, que nos invita a reflexionar que, si bien cuidar un perro no debe ocupar todos los aspectos de nuestra vida, sí la hace mucho mejor.

Como ya sabe cualquier amante de los perros, ellos traen muchos aspectos positivos a la vida de las personas. De modo que, para todos aquellos que están pensando en tener un perro, les alegrará conocer los grandes beneficios que un perro puede traer.

Son excelentes con los niños

Tener perros, en realidad, se ha demostrado que mejora la autoestima de los niños, además de que muchas razas son reconocidas por ser excelentes niñeras, a la vez que ayudan a reducir considerablemente el estrés infantil. En general, los menores se vuelven más responsables.

Todos sabemos que los niños adoran a los cachorros, pero, además, una investigación ha demostrado que los niños de familias propietarias de perros tienen mejor asistencia a la escuela debido a que tienen una mejor salud en general y permanecen más activos.

Mejoran tu estado de ánimo

Pasar de 15 a 30 minutos con tu perro te puede ayudar a sentirte más tranquilo y relajado, reducir el estrés y aumentar tu felicidad. Jugar con tu cachorro aumenta los niveles de dopamina y serotonina en el cerebro, que son neurotransmisores asociados con el placer y la tranquilidad.

De modo que ya lo sabes: La próxima vez que te sientas mal, toma el juguete favorito de tu mascota y pasa algún tiempo con ella. Seguro que mejorará tu estado de ánimo.

Mejoran tu bienestar físico y te animan a hacer ejercicios saludables

Tu perro requiere ejercicio diario, y tú también. Los dueños de perros tienen la responsabilidad de jugar con ellos y, por toda la energía que esto demanda, tienden a ser más activos.

Te ayudan a aumentar las interacciones sociales

ejercicio perro

Los perros no solo necesitan atención y tiempo para jugar contigo. También necesitan tiempo para socializar con otros cachorros.

Esto significa que tu tendrás la oportunidad de socializar mientras supervisas las citas de juego de tu perro.

 De hecho, es común iniciar nuevas amistades en el parque de juego de tu perro porque, mientras este juega con un nuevo amigo, tú puedes iniciar una conversación con el cuidador.

Nos protegen de enfermedades de la piel y alergias

Los niños que crecen con perros tienen un menor riesgo de desarrollar problemas en la piel en comparación con los que tienen gatos o no tienen ninguna clase de mascota.

Además, los niños también desarrollan menos alergias a las mascotas (ya sea por el pelo o los ácaros en la piel) si crecen con un perro.

Los perros pueden salvar tu vida

Nuestros preciosos amigos caninos parecen ser capaces de detectar el olor del cáncer en los cuerpos humanos. Ha habido historias de cachorros que comenzaron a lamer y oler lunares o bultos en los cuerpos de sus cuidadores y, con el tiempo, descubrieron que esas anomalías de la piel eran cancerosos.

De hecho, desde que se hizo este descubrimiento, los perros han entrenados para esta finalidad.

Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Los estudios muestran que hablar y acariciar a los perros a menudo mejora la presión arterial, y eso significa un menor riesgo de sufrir diferentes enfermedades cardíacas. No lo dudes ni un segundo y pasa más tiempo con tu cachorro.

Son excelentes para el servicio

perro lazarillo

Los caninos son excelentes compañeros de servicio y, con la formación adecuada, pueden ayudar a personas con discapacidad.

Pueden ser entrenados para llevar medicamentos, servir de lazarillos, ayudar con tareas simples e incluso detectar un ataque epiléptico que se aproxima.

Se acaba el aburrimiento

Hay tantas cosas que puedes hacer con tu perro, ya sea dar un paseo por el parque, educarlo, jugar, correr o, simplemente, verlo masticar un juguete.

Todo con tu perro es diversión, de modo que difícilmente te preguntarás ¿qué hay que hacer hoy?

Imagen cortesía de Wagner Cezar.

Te puede gustar