Los perros ayudan a luchar contra el asma en tus hijos

Aunque tener un animal en casa genera algunas incomodidades para ciertas personas, suelta de pelos, alergias y alguna otra incidencia, también está demostrado que aportan muchos beneficios. En un estudio realizado en la Reunión General de la Sociedad Americana de Microbiología, se ha demostrado el vínculo de tener un perro en casa y el descenso de posibilidades de tener asma en los miembros de la familia, así como la mejoría en caso de padecerlo.

Una causa muy conocida de infecciones del aparato respiratorio en niños y lactantes es el denominado virus respiratorio sincitial (VRS). Por ejemplo, en Estados Unidos más de la mitad de los pequeños contraen este virus durante su primer año de vida. La consecuencia de este virus es el efecto secundario del asma a largo plazo. Se ha probado que tener perros en los hogares puede evitar este problema en el futuro.

Análisis realizados sobre perros y el asma en niños

perro y niño

Para llevar a cabo las pruebas, se trabajó con tres grupos de ratones: uno expuesto al VSR, un grupo alimentado con polvo de las casas con perros y al que luego se le administró el virus, y un grupo de control libre del virus.

Los individuos expuestos al polvo no mostraron los síntomas del efecto de los virus, tales como la inflamación y la producción de moco, además de alteraciones gastrointestinales.

Las consecuencias de estos análisis son claras: los microbios existentes en el polvo asociado a casa con perros pueden colonizar el tracto gastrointestinal y crear una respuesta inmune y proteger al anfitrión contra el patógeno causante del asma. Estas pruebas son un primer paso en la localización de especies microbianas que protegen contra este patógeno respiratorio.

En lo que se refiere a los gatos, no se han conseguido resultados similares en los hogares que cuentan con uno de estos felinos.

El pelo del perro es bueno para el asma en tu hijo

Al contrario de lo que suele pensarse, el pelo del animal no tiene tanta culpabilidad en las alergias que padecen los miembros del hogar. Es más probable que estos problemas se generen por las escamas de piel, saliva, restos de orina e incluso las plumas de los animales domésticos. Aunque el pelo no es ningún problema directamente, puede acumular ácaros de polvo, moho y otros agentes susceptibles de causar la alergia.

Soluciones para el asma en tus hijos

Una de las posibles soluciones para aliviar los síntomas de las alergias son los purificadores de aire, pues utilizan filtros que  eliminan las partículas que están en la atmósfera, incluida la caspa de los animales. Un estudio sobre el uso de filtros de aire en el dormitorio arrojó datos sorprendentes, pues se puede reducir de forma sorprendente los alérgenos que provienen de los gatos y de los perros.

Cuando hay niños pequeños en casa que padecen asma, al plantear la posibilidad de tener un perro, se prevén efectos muy negativos. Sin embargo, aunque es cierto que la mayoría de los perros producen y desprenden partículas llamadas caspa o polen que pueden resultar nocivas para personas con asma y alergias, hay algunas razas de perros que lo producen en menor medida, siendo incluso beneficiosos para niños asmáticos.

En un análisis de razas podemos encontrar al Yorkshire Terrier, Irish Terrier, Terrier Americano, Maltés, Chihuahua, etc. Aunque estos beneficios han sido probados, si el niño cuenta con un cuadro de asma muy desarrollado, lo mejor es la consulta al veterinario antes de introducir el animal en casa.

El chihuahua

chihuahua en brazos

Es creencia popular que a estos pequeños perros se les atribuye la cualidad de curar a los asmáticos. Aunque pueden producirse algunos beneficios, la cura total no ha sido científicamente demostrada aunque la mayoría de los neumólogos no lo descartan.

A lo largo de Internet es fácil encontrar diferentes sitios en donde pacientes asmáticos agradecidos con sus chihuahuas comparten experiencias acerca de esta creencia, incluso recomiendan a estos perros como la mascota ideal para los hogares donde hay niños con asma, pues los beneficios serán evidentes pasado un tiempo.

Los chihuahuas miden entre 15 y 23 centímetros y pesan de uno a tres kilos. Entre sus características más destacados está su cabeza muy redondeada, con forma de manzana, sus orejas puntiagudas y una cola muy larga que suele llevar siempre arqueda o poniéndola en semicírculo con la punta final dirigida hacia el lomo.