Los gatos adaptan su comportamiento al de los humanos

Como todas las especies, en algún momento de la historia, los gatos domésticos fueron animales salvajes que vivían por su cuenta en la naturaleza. Sin embargo, gracias a la domesticación, tuvieron que adaptarse a vivir con los humanos y perdieron muchas de sus características originales.
Los gatos adaptan su comportamiento al de los humanos
Francisco María García

Escrito y verificado por el abogado Francisco María García.

Última actualización: 13 abril, 2022

A pesar de que los gatos son animales domésticos, su comportamiento aún guarda ciertas características salvajes que adaptan para vivir en armonía con los humanos. Una prueba de ello es la gran agilidad con la que trepan a los árboles y suben a los tejados, pues los felinos salvajes son cazadores natos con capacidades físicas increíbles.

Es claro que un animal silvestre la pasaría muy mal si vive con una persona, ya que no podría saciar sus instintos y sus necesidades. Sin embargo, gracias al proceso de la domesticación, los gatos han perdido ciertos aspectos de su comportamiento salvaje, por lo que se adaptan y viven en armonía con los humanos. Si quieres saber cómo ocurre este proceso, sigue leyendo este espacio.

¿Cómo se comporta un felino salvaje?

Los gatos pertenecen al grupo de los felinos, de manera que comparte ciertos comportamientos con especies como el león, el tigre y el serval. La mayoría de los integrantes de este grupo se caracterizan por ser solitarios, territoriales, dominantes y feroces. 

Por lo común, los felinos son autosuficientes y no dejan que cualquier animal se acerque a él. De hecho, utilizan su gran agilidad y destreza para alcanzar lugares poco accesibles para asegurarse de que nadie lo tomará por sorpresa. Marcan su territorio con sus garras y dejan su olor para espantar a sus competidores. Asimismo, atacan a cualquiera que los desafíe, incluso si son más grandes.

¿Cómo es el comportamiento de los gatos domésticos?

Los gatos son inteligentes y muy observadores; tanto es así que maúllan para indicarnos sus necesidades. Esto lo hacen cuando tienen hambre, frío o solo para llamar nuestra atención y que les acariciemos.

Nuestro gato nos escucha cuando le hablamos, incluso puede mirarnos, pero a la vez su instinto salvaje hace que no tenga un comportamiento dócil, sino todo lo contrario, su reacción puede ser incluso la de salir corriendo. Son huraños, pero han aprendido a adaptarse a la vida con los humanos para sobrevivir.

Los gatos saben expresar lo que quieren a través de signos como el ronroneo, es su voz y su forma de decirnos que están contentos. Los pequeños felinos nos muestran su afecto con su lenguaje corporal. Si nuestro gato se frota el lomo contra nuestras piernas, nos está diciendo que marcan su territorio y nos muestran su afecto y ternura. Por otro lado, cuando observamos su cola en alto, nos indican que está sumiso y feliz a nuestro lado.

Los gatos son inteligentes, aprenden las costumbres de su amo, la hora de la comida, la hora de dormir, la hora en que su amo va salir de casa, cuándo vuelve, e incluso pueden sentarse largo tiempo a esperar.

¿Por qué los gatos adaptan su comportamiento al de los humanos?

Como te podrás dar cuenta, el comportamiento de un felino salvaje es bastante similar al de un gato, solo que en menor intensidad. Este cambio tan drástico es provocado por la domesticación, la cual cambió su conducta para que se adaptara a vivir con los humanos. Visto de otra forma, los gatos cambiaron su comportamiento para no provocarle problemas a las personas.

Es más, la prueba infalible de que los gatos adaptaron su comportamiento, es la posibilidad de entablar una relación afectiva con ellos. Como se mencionaba más arriba, los felinos salvajes no suelen tener relaciones afectivas cercanas, y mucho menos con otras especies diferentes.

Claro está, este proceso de adaptación no fue una decisión propia de los gatos, sino un capricho humano por tener cerca a esta feroz especie. Sin embargo, es gracias a la domesticación que en la actualidad se puede vivir con un feroz minino y comunicarse con él.

La relación que los humanos han tenido con los gatos no solo cambió su comportamiento, también le ayudó a desarrollar canales de comunicación. Por esta razón, las personas son capaces de saber cuando un gato está enojado, tiene hambre o está ansioso. En otras palabras, desarrolló varias señales en su conducta únicamente para que los humanos pudieran entenderlos mejor.

Signos de comportamiento

gato mayor

Si te interesa conocer mejor a tu gato, lo mejor que puedes hacer es comprender su comportamiento y descifrar sus conductas. Esto no es del todo fácil, pero con paciencia y entusiasmo podrás entender mejor a tu mascota felina.

¿Cómo comprender el comportamiento de nuestro gato?

Para ello, deberás observar el lenguaje corporal del gato y poner atención en sus extremidades más flexibles. Un ejemplo de ello son sus orejas, si las pone hacia arriba, significa que está en alerta. Asimismo, la posición de su rabo también es importante, pues si lo agita de lado a lado, es que está nervioso, agitado o irritado.

De a misma forma debemos fijarnos en sus posturas corporales, ya que nuestro gato puede sentir al igual que nosotros miedo o alegría. Si observamos bien, podremos ver si está tranquilo o si está en alerta o agitado.

Un indicio muy importante de la forma en que el gato manifiesta su estado de ánimo son sus pupilas. Si el gato está con la mirada fija y tenso, esto significa que está en alerta porque ve a otro de su especie, o bien está defendiendo su comida.

Si el gato tiene los ojos entornados, estará receptivo como norma general a nuestras caricias. Si las pupilas están dilatadas, seguro que siente algún temor o está atento a alguna contingencia.

Podemos interpretar algunas señales a través de los bigotes, es un lenguaje que utilizan los gatos para comunicarnos que están tranquilos y felices. Si sus bigotes están extendidos a la vez que su cuerpo está relajado, es señal de confianza y relajación. Sin embargo, si pone sus bigotes hacia atrás, siente miedo y su cuerpo estará en tensión.

Sonidos gatunos

Autor: B .Y
Autor: B .Y

Como señal de amenaza, el gato emite sonidos o una especie de gruñidos. No olvidemos que los gatos son felinos, y que con la llegada de la noche se vuelven aguerridos, por lo que necesitan la caza o simular la caza. Por ello, debemos juguetear o proporcionar al gato elementos con los que pueda jugar para liberar la tensión que por naturaleza salvaje posee.

Además, en ocasiones podremos ver como nuestro gato enseña los dientes. Esto no es una forma de agredir o amenazar, sino que curiosamente esto es una forma de apreciar mejor los aromas (reflejo de flehmen).

La nariz en el gato

Por último, una curiosidad sobre la nariz de los gatos. Al contrario que la de los humanos, la nariz de los gatos tiene muchos usos: ellos saben cuál es su territorio utilizando su olfato, pues este recurso lo desarrollan desde que nacen y es una conducta heredada de sus ancestros salvajes. De hecho, gracias a este sentido también pueden saber dónde está su comida o si esta está en condiciones óptimas para comérsela.

La nariz de los gatos es de diferente color según las razas y también indica su estado de ánimo. Si el animal está nervioso, su color rosáceo se intensificará a causa de la agitación general que tienen en su organismo.

Como te podrás dar cuenta, los gatos nos hablan con todos estos signos y comportamientos, pero debemos saber interpretarlos para conocer mejor a nuestra mascota. Es claro que para esto se lleva mucho tiempo, aunque en el momento que lo logres, verás que vale la pena y la relación con tu compañero será más interesante que antes.

Te podría interesar...
4 razones del comportamiento nocturno de los gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
4 razones del comportamiento nocturno de los gatos

El carácter misterioso y curioso de los gatos ha causado muchas preguntas a lo largo de los años. Un ejemplo de ello es su comportamiento nocturno.



  • Sánchez, A. E. (1998). Algunos antecedentes sobre el origen y la reproducción del gato domestico (Felis catus). TecnoVet, 4(2).
  • Driscoll, C. A., Menotti-Raymond, M., Roca, A. L., Hupe, K., Johnson, W. E., Geffen, E., ... & Macdonald, D. W. (2007). The Near Eastern origin of cat domestication. Science, 317(5837), 519-523.
  • Hart, B. L., & Leedy, M. G. (1987). Stimulus and hormonal determinants of flehmen behavior in cats. Hormones and behavior, 21(1), 44-52.