Los besos caninos en tiempos de coronavirus

2 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Los besos caninos nos brindan consuelo. Si estas cumpliendo con tu deber de aislamiento social e intentas bajar el estrés de estos días, el cariño y la compañía de tu amigo puede ser de gran valía.

Los besos caninos suelen calmar casi cualquier preocupación. Actualmente, ha sido demostrado por la ciencia que las mascotas, especialmente los perros y gatos, pueden reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Su compañía puede aliviar la soledad, fomentar el ejercicio y la diversión, e incluso mejorar su salud cardiovascular.

Recientemente, ha resurgido la preocupación sobre si las mascotas domésticas pueden jugar un papel en la diseminación del COVID-19. Cabe señalar que en enero 2020, el virus se había designado de forma temporal como nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV).

Sin embargo, el 11 de febrero el virus se denominó definitivamente SARS-Cov-2. La enfermedad causada por este virus se denomina ahora «Enfermedad de coronavirus 2019» (abreviado «COVID-19»). Aquí, resumimos lo que hasta ahora se conoce.

¿Los besos caninos pueden ser una ruta de contagio del COVID-19?

Según la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), la propagación actual de COVID-19 es el resultado de la transmisión de humano a humano. Destaca que, hasta la fecha, no hay evidencia de que los animales de compañía puedan transmitir la enfermedad.

Por lo tanto, no hay justificación para tomar medidas que puedan comprometer el bienestar de los animales de compañía. La evidencia actual sugiere que COVID-19 tiene una fuente en animal silvestres, pero esto sigue bajo investigación.

Los perros sienten amor

¿Existió o no un reporte de prueba positiva en un perro?

Sí, el 1 de marzo se informó que un perro de Pomerania en Hong Kong había dado positivo en la prueba de COVID-19 y otras pruebas. La mascota estuvo expuesta después de que sus dueños enfermaron del coronavirus.

Al perro se le tomaron muestras de la nariz, de la boca y del recto, así como se analizó sus heces. Solamente las muestras orales y nasales dieron positivo para el coronavirus, es decir, que había trazas del virus.

Los médicos insisten que eso no significa necesariamente que estuviese infectado. Otras muestras tomadas dos días después también fueron positivas, aunque el animal no ha mostrado síntomas. El perro está en cuarentena.

Cabe resaltar que el perro no ha mostrado signos clínicos de enfermedad. También se realizó un análisis de sangre que resultó negativo, lo que indica que no hay cantidades mensurables de anticuerpos en la sangre en esta etapa.

La OIE afirma que «no hay evidencia de que los perros desempeñen un papel en la propagación de esta enfermedad humana o de que se enfermen».

Sobre el «positivo débil» del perro de Hong Kong, la Asociación Mundial de Veterinaria de Animales Pequeñas (WSAVA) afirma que se detectó «una baja cantidad de ARN viral de COVID-19 en las muestras» y que no se sabe si estas partículas son infecciosas o no tienen capacidad de contagiar.

Actualmente, no hay evidencia de que mascotas como perros y gatos hayan infectado a humanos con COVID-19, la transmisión del virus ocurre solamente de humano a humano.

¿Existe la recomendación de limitar el contacto o los besos caninos durante el aislamiento?

Solamente, en caso que el dueño esté infectado o sea susceptible de infectarse con COVID-19, la OIE aconseja que se evite el contacto cercano con sus mascotas. Así, las autoridades chinas advirtieron a las personas contagiadas que no besen a sus mascotas. En estos casos, otro miembro del hogar debería cuidar a los animales.

Si el enfermo está forzado a cuidar a su mascota, debe mantener buenas prácticas de higiene y usar una máscara facial si es posible. Puede encontrar más información sobre la salud de las mascotas en medio de la epidemia en su sitio web.

Mujer jugando con su husky siberiano.

¿Qué cuidados preventivos recomiendan las autoridades españolas?

La Dirección General de Derechos de los Animales del Gobierno de España también recuerda que está permitido durante el período de cuarentena:

  • Realizar paseos cortos, solo para cubrir necesidades fisiológicas.
  • Mantener al perro atado desde el primer momento que se saca a pasear.
  • Siempre evitar el contacto con otros perros o personas
  • Usar botellas de agua con detergente para limpiar posteriormente la orina y usar bolsas para las heces.

Sin duda, hay que añadir la recomendación de lavarse las manos después de tocar animales, ya que su saliva puede propagar otros gérmenes incluso si el coronavirus no es un problema.

¿Son desaconsejables los besos caninos?

Según la OIE, no hay razón para asustarse acerca de las mascotas como posibles víctimas o portadoras del coronavirus, ya que no hay evidencia de que puedan adquirir la infección.

El virus COVID-19 parece estar bien adaptado para propagarse entre las personas y, por lo tanto, es poco probable que salte a los perros o gatos. No temamos disfrutar de la compañía de nuestros animales, ni de los besos caninos.

Muchos tipos de virus, incluido el resfriado común, no se pueden transmitir entre las mascotas domésticas y las personas.

Las mascotas tienen diferentes receptores celulares que los humanos, lo que puede evitar que algunos virus transmitidos por humanos se adhieran a sus células y causen una infección. En general, los virus son específicos de especie, como es el caso de los coronavirus caninos.

  • Smith, B. (2012). The'pet effect': Health related aspects of companion animal ownership. Australian family physician, 41(6), 439.
  • Grimm, D. Quarantine the cat? Disinfect the dog? The latest advice about the coronavirus and your pets. Marzo 12, 2020. Science Magazine. https://www.sciencemag.org/news/2020/03/quarantine-cat-disinfect-dog-latest-advice-about-coronavirus-and-your-pets
  • Davidson, H. Hong Kong warns residents not to kiss pets after dog contracts coronavirus. Marzo 5, 2020. The Guardian. https://www.theguardian.com/world/2020/mar/05/hong-kong-warns-residents-not-to-kiss-pets-after-dog-contracts-coronavirus