Longevidad de los reptiles: ¿cuál es su secreto?

Tras una muestra de 77 especies a lo largo del mundo, una investigación pudo recopilar información valiosa acerca de la tasa de envejecimiento en anfibios y reptiles no avianos
Longevidad de los reptiles: ¿cuál es su secreto?

Última actualización: 24 septiembre, 2022

La longevidad de los reptiles es un tema que causa mucha intriga. Se conoce el caso de Jonathan, una tortuga gigante macho oriunda de Seychelle, que fue trasladada en 1882 a la isla de Santa Elena. Hoy sigue viva y cuenta con 190 años de edad, posicionándose como el vertebrado vivo conocido más longevo del mundo.

Hasta hace no mucho, conseguir información científica rigurosa acerca del envejecimiento de los reptiles no era precisamente sencillo, pero gracias al estudio de animales en cautiverio que suelen vivir durante más tiempo, es mucho más fácil realizar investigaciones.

Especies en observación

Uno de los tipos de cocodrilos.

Recientemente, la prestigiosa revista Science publicó los resultados de un estudio realizado por 114 investigadores en distintas partes del mundo, quienes se enfocaron en investigar acerca de la longevidad de los reptiles, tomando como muestra de manera masiva a 107 poblaciones de 77 diferentes especies de anfibios y reptiles no avianos.

Las variables de la investigación, enfocadas en su contribución a la tasa de envejecimiento de estos animales fueron las siguientes:

  • La termorregulación de la especie (capacidad de mantener o no la temperatura corporal).
  • La temperatura ambiental del hábitat.
  • Los rasgos de protección con los que cuentan.
  • El ritmo de vida que tienen.

Liderado por el investigador Íñigo Martínez-Solano, un equipo del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN–CSIC), participó del estudio brindando datos muy relevantes acerca de poblaciones de gallipato, sapo de espuelas, sapo corredor, rana común y ranita de San Antonio. Esta información ha sido recopilada en la Sierra de Guadarrama durante la última década.

Variación en la tasa de longevidad de los reptiles

Aun contando con datos acerca de la filogenia y tamaño de las especies, los investigadores llegaron a una conclusión interesante: la tasa de envejecimiento varía mucho más en los animales de sangre fría (ectotermos), como los anfibios no avianos y reptiles, cuya temperatura corporal depende de la temperatura del ambiente en que habitan.

Para evidenciarlo en cifras, según la edad que tiene al morir el 95 % de las especies reproductoras, los animales de sangre fría varían su longevidad entre cumplir menos de un año y los que pueden alcanzar 137 años de vida. Para la muestra, se estudiaron grupos voluminosos de ranas, salamandras, cocodrilos, lagartos, tortugas y tuátaras, de los que resultaron especies con tasas de envejecimiento mucho menores que la media, por lo tanto, no envejecen.

Los investigadores se refieren a envejecimiento insignificante cuando es constante la tasa de mortalidad a lo largo de la vida de una especie, una vez que ha alcanzado su edad reproductiva independientemente de su edad. Según estadísticas, es cien veces menos probable que un humano muera a los 20 años que a los 80. En el caso de las tortugas gigantes, tienen la misma probabilidad de morir a los 10 que a los 100 años de edad.

Los resultados de este estudio internacional arrojaron que tanto las tortugas como los cocodrilos, las salamandras y los tuátaras cuentan con una tasa de envejecimiento muy baja según su tamaño. Sin embargo, hay reptiles y anfibios que envejecen asombrosamente rápido.

Otros estudios sobre la longevidad de los reptiles

Una rana cornuda sobre una hoja.

Previo a este estudio, otra investigación apuntaba a que la tasa de envejecimiento en los animales ectotermos estaba estrechamente ligada a su tasa metabólica. Es decir, mientras su metabolismo es más lento, mayor cantidad de años viven.

Con el estudio sobre la longevidad de los reptiles de Martínez-Solano y su equipo, ha quedado descartada dicha hipótesis. Esta nueva investigación reveló que la tasa de envejecimiento en las especies ectotermas disminuye si tienen un ritmo de vida más lento. Asimismo, explica que el hecho de poseer cualidades protectoras o defensivas, como lo son los caparazones, las armaduras escamosas, los venenos o las espinas, también puede estar asociado con un envejecimiento más retardado.

Los descubrimientos de este equipo de investigación aportan datos relevantes para actualizar el diseño de estrategias de conservación de reptiles y anfibios, muchos de los cuales se encuentran en peligro de extinción. Pero eso no es todo, según sus autores, es posible que el estudio sobre la longevidad de los reptiles también sea beneficioso para ayudar a comprender el envejecimiento del ser humano.

Te podría interesar...
6 diferencias entre reptiles y anfibios
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
6 diferencias entre reptiles y anfibios

Aunque puedan parecer animales similares, existen numerosas diferencias entre los reptiles y anfibios, que permiten distinguirlos fácilmente.



Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.