Al llegar a su casa, ve a un gatito callejero, así es como se entera que un gato acaba de adoptarlo

Nigel jamás pensó que al regresar a casa, una compañía para siempre lo estaba esperando.
Al llegar a su casa, ve a un gatito callejero, así es como se entera que un gato acaba de adoptarlo

Escrito por Paola Chacón

Última actualización: 29 mayo, 2022

¿Qué sucede cuando es un gatito callejero el que elige a su humano? Las mayoría de las historias de amor entre humanos y animales abandonados, suceden en otras circunstancias, son los primeros quienes eligen abrigar a los segundos. Sin embargo, hoy la historia cambia de dirección.

Gatito callejero encontró a su humano

Imagina que un día llegas a casa y encuentras un gatito callejero acurrucado cómodamente en una de tus sillas. No lo conoces, no sabes cómo llegó hasta ese lugar y peor aún, no tienes más mascotas, por lo que nadie pudo haberlo invitado. Pues este fue el caso de Nigel.

Desués de un día de trabajo, Nigel encontró al pequeño gatito durmiendo en una de las sillas. Recordó que una de las ventanas había quedado abierta, por lo que sería la puerta de entrada para el animalito que buscaba un lugar reconfortante para su siesta.

¿Y si alguien buscaba al gatito?

Nigel pensó que lo más probable es que el gatito tuviera un hogar y en su paseo, se hubiera perdido. Es por ello que preguntó por el vecindario si alguien lo buscaba, pero nadie había visto el gatito antes. Sin más, Nigel se devolvió a su casa con el que sería su nueva compañía, pues no estaba dispuesto a sacarlo cuando él ya había elegido su hogar.

Nigel lo llamó Lil Gato, temporalmente, pensaba, en lo que se cercioraba de que no tenía hogar, pues pasaron varios días en la búsqueda de quienes lo estuvieran llamando por cielo y tierra, pero nunca los encontró. ¿Sería un gatito más abandonado en nuestra selva de cemento?

Nigel tomó una decisión para el gatito

Para estar seguro y verificar la salud del pequeño, Nigel lo llevó al veterinario donde lo revisaron y descubrieron que no tenía microchip, lo que aseguraba que no tenía dueños. De hecho, el pequeño felino necesitaba cuidado, pues estaba lleno de gusanos y pulgas, por lo que necesitaba pronto un tratamiento.

Tras unas semana, Nigel se hizo a la idea de quedarse con el pequeño, a quien cambió el nombre finalmente para hacer oficial su vínculo. Lo llamó Buddy y el pequeño respondía al llamado con maullidos por todos los rincones de la casa.

“Lo llamé Buddy y parece que le encanta su nuevo lugar. Mi amigo chico. Él me adoptó”. Dijo Nigel.

Este gatito callejero no lo dudó ni un minuto al elegir a su nuevo compañero de aventuras. Decidió quedarse en su nuevo hogar siguiendo a Nigel por todos lados con sus maullidos, en especial cuando tiene hambre,  pues ronronea para recibir su alimento.

Ahora disfruta con mayor comodidad de los lugares de la casa que comparten, incluso de la bañera, donde toma deliciosas siestas.

Aquí vemos cómo lograron conectarse de inmediato. Nigel no sabía que su nueva mascota lo esperaba en casa, pero le fue imposible no encariñarse con él desde el primer momento. Hacen un gran equipo y no sabían lo mucho que se necesitaban.

Esta es una de esas historias de amor entre mascotas y humanos que carece de explicaciones, pero que sin duda llena profundamente el corazón y por ello no las necesita. Ojalá cada uno de los animalitos abandonados pudieran encontrar su propio Nigel, su propio cuidador. Por ahora, empiezan a escribir su historia juntos, ya con varias aventuras por contar.

Te podría interesar...
Este hombre se convirtió en ejemplo, prefiere quedarse sin comer para alimentar gatos abandonados
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Este hombre se convirtió en ejemplo, prefiere quedarse sin comer para alimentar gatos abandonados

Un hombre de la calle se convirtió en ejemplo al preferir alimentar gatos abandonados que a él mismo. Conoce aquí más sobre esta historia.