Cómo limpiarle las orejas a tu gato

Los felinos son muy pulcros, pero hay algunas zonas de su cuerpo a las que evidentemente no pueden acceder; en este caso es posible que le echemos una mano en casa con una gasa humedecida, aunque la mejor opción es un spray que se puede adquirir en el veterinario, quien es el único capacitado para revisar el interior del oído

No nos engañemos, en lo que tiene que ver con tocar alguna parte de nuestro gato si no es para acariciarlo, normalmente este se rebela. Por ello es tan difícil llevar a cabo la higiene que él mismo no puede hacerse. Tranquilo, vamos a ayudarte y a explicar cómo puedes limpiarle las orejas a tu gato.

Por qué debes limpiarle las orejas a tu gato

Ya sabes que los gatos son independientes y autosuficientes, especialmente en lo que tiene que ver con su higiene. Aunque como es obvio, las orejas es una zona a la que no llegan solos. Ahí es donde entras tú. Tener un animal es una responsabilidad, eso ya lo sabes, y tienes que estar pendiente de sus necesidades, aquellas que ellos no pueden llevar acabo.

La limpieza de las orejas de tu gato es sumamente importante pues esta zona del cuerpo, por estar escondida, ser oscura y húmeda, es un foco de bacterias y parásitos. Estos pueden provocar enfermedades serias en tu felino, por lo que estar pendientes de ellas es vital para su buena salud.

Evitar contagio del sida de los gatos

Para ello, no dudes revisar sus oídos siempre que tengas ocasión, pero no dejes que pase un mes sin hacerlo. Recuerda que no debes introducir nada en las orejas de tu gato como bastoncillos, palitos con algodón o algo estrecho que pueda hacerle daño.

Cómo limpiarle las orejas a tu gato

Sigue estos pasos para limpiarle las orejas a tu gato, verás cómo se deja. Lo harás de forma sencilla y placentera para ambos:

Escoge el momento

Como te hemos dicho al principio, si vas a buscar a tu gato para ponerlo en tu regazo y examinar sus orejas, es probable que salga corriendo y no te deje que lo toques. Para evitar esta situación, lo mejor es esperar a un momento oportuno.

Este podría ser cuando el gato vaya en tu busca para que le des mimos o cuando esté con mucho sueño, incluso dormido es buena idea. Examina sus orejas en estas ocasiones y mira si están sucias y dónde. Recuerda que esto es una limpieza superficial, pues el interior del oído debe revisarlo el veterinario.

Gato en casa

Lo mejor es un spray

En las clínicas veterinarias podrás conseguir un spray para limpiar las orejas de tu mascota. Escoge uno que consideres apropiado y aplica una gotas en el oído del animal. Cuando sienta el líquido, se levantará y moverá la cabeza. No te preocupes, que haga eso es estupendo, ya que así el líquido se irá esparciendo por todos lados y favoreciendo su actuación.

Limpia con una gasa

Ahora llega el final. Con una gasa humedecida limpia las orejas a tu gato para retirar el producto, el cual se traerá la suciedad que había en estas. Procura hacerlo con cuidado y siempre con uno de tus dedos, no le introduzca ningún objeto. Recuerda no adentrarte demasiado hacia el canal auditivo, pues es una zona muy delicada que no debes tocar.

Refuerzo positivo

Siempre te hemos dicho que lo que mejor funciona con los animales es el refuerzo positivo. Si has intentado hacer todo con cariño para que tu animal se sienta bien, seguro que él ha aceptado que lo toques y limpies sus orejas.

Ahora le toca recibir un premio. Se ha portado como un campeón y se lo merece. Dale una golosina, acarícialo y dile lo orgulloso que estás de él y cuán bien se ha portado.

Ya ves que limpiarle las orejas a tu gato no es difícil si sigues estos consejos. Seguro que aunque no le guste al principio, luego te lo agradecerá y su salud también mostrará que ha merecido la pena.

Te puede gustar