LaPerm, un minino con pelaje rizado

Alba Muñiz 4 marzo, 2018
Esta raza nace de una mutación natural allá por la década de los 80 en Estados Unidos; el primer ejemplar nació calvo, pero cuando terminó de crecer su pelaje resultó ser rizado

Un gato con pelo rizado y suave que aspira a ser el mimado de la familia: así es el LaPerm. Se trata de una raza surgida de una mutación natural, y que debe su nombre al tratamiento capilar que muchos le realizan para tener el cabello ensortijado por un tiempo considerable.

Una raza surgida de una mutación natural

El origen de este bello minino se remonta a 1982 en EE.UU. Allí, en un granero del Estado de Oregón, un integrante de una camada de gatos mestizos –cuya función era mantener a raya a los ratones– nació calvo.

Sin embargo, a los pocos meses, el animal empezó a desarrollar una capa rizada de pelo. Estos ‘inusuales’ gatitos se fueron repitiendo en camadas posteriores. Esto llevó a que sus dueños, Linda y Richard Koehl, empezaran a criarlos de forma selectiva.

En la actualidad, la raza LaPerm es reconocida por las principales asociaciones felinas. De todas formas, más allá de su país de origen, no está demasiado difundida. Aunque ya existen criaderos en países como Canadá, Inglaterra, Nueva Zelanda y Japón.

Gato LaPerm: características

Si te gustan los gatos cariñosos que aman pasar horas en tu regazo, el LaPerm es para ti. Sin duda disfrutarás a lo grande acariciando el pelaje suave y rizado que lo caracteriza.

Características físicas del gato LaPerm

Un LaPerm puede tener el pelaje corto, mediano o largo. Lo que no pueden faltarle –más o menos ensortijados– son sus rizos, que se hacen más notorios en el abdomen, la garganta y la base de las orejas.

Con un peso de entre 4 y 6 kilos –los machos– y entre 3 y 5, las hembras, es una raza que admite todos los colores y patrones.

Además, presenta las siguientes características:

  • Cuerpo musculoso y fuerte, de tamaño mediano.
  • Patas alargadas.
  • Cabeza con forma de cuña y ligeramente redondeada.
  • Orejas erguidas, de tamaño mediano a grande.
  • Ojos almendrados y expresivos. Los colores pueden ser: amarillo, dorado, azul o verde.
  • Cuello estilizado.
  • Cola de base ancha y de longitud media, con pelo abundante.

Un minino mimoso y juguetón

El gato LaPerm es feliz en el regazo de sus dueños. Es una compañía ideal para personas mayores, aunque también se lleva muy bien con los niños y con otras mascotas. Lo más probable es que siga a su humano por toda la casa.

Gato LaPerm: comportamiento

Pero por más mimoso que sea, como todo gato también es curioso. Le encanta explorar lo que lo rodea. Y más de una vez se subirá a los hombros de sus propietarios para otear el panorama de forma segura.

Tranquilo, inteligente y cariñoso, es un animal que agradecerá la existencia de un patio o de un jardín; no olvides tomar medidas para evitar que se escape. Y, si le provees de juguetes, estará más que contento gastando su energía y ejercitando sus dotes de cazador de roedores.

El LaPerm, un felino saludable

Estamos ante un minino sano por lo general, gracias a que es una raza que no fue demasiado manipulada por los humanos. El LaPerm tiene una esperanza de vida de entre 15 y 20 años.

Por otra parte, no requiere de grandes cuidados. Sin embargo, los ejemplares de pelo largo necesitan un poco más de esmero en el cepillado que sus pares de pelaje más corto. De todas formas, contra lo que pueda creerse, su pelaje no se enreda demasiado y no se cae en demasía.

Como todo minino, requiere de una alimentación de calidad para estar sano y fuerte. Y las visitas al veterinario se imponen de forma periódica, no solo para controlar su salud, sino para estar al día con las vacunas y la desparasitación.

Te puede gustar