Labrador y su mejor amigo partieron con una hora de diferencia

Estos dos amigos no podían vivir sin estar juntos, por lo tanto, partieron casi al mismo tiempo. ¡Descubre la historia!
Labrador y su mejor amigo partieron con una hora de diferencia

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 13 abril, 2022

Los perritos son los seres más bondadosos, incondicionales y empáticos del mundo. A causa de ello, a lo largo de la historia se han convertido en los mejores amigos que las personas pueden tener en sus vidas.

Pues, los llenan de cariños y los persiguen a todos lados para protegerlos. Además, encuentran las mejores maneras de subirles los ánimos cuando se dan cuenta de que están pasando por un mal momento.

Por lo tanto, las personas que tienen una compañía perruna deben saber que son muy afortunadas. Esto debido a que ellos siempre están dispuestos a reconfortarlos y demostrarles que jamás los abandonarán, aunque estén viviendo la situación más compleja de todas.

Tal como lo demostró un leal perrito que construyó un vínculo magnífico con su amo y lo acompañó segundo a segundo hasta el final de sus días. En este artículo te compartimos todo lo ocurrido en esta historia.



El momento en el que se formó la amistad entre el hombre y el perrito

Daniel Hove fue hombre que durante toda su vida le sirvió a la comunidad. Pues, durante muchos años trabajó con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y luego se desempeñó como un gran bombero.

Sin embargo, un día le tocó parar para enfrentar una de las batallas más complejas. Esto debido a que comenzó a padecer un agresivo cáncer de páncreas.

Debido a ello, cuando comenzó a agravarse quiso compartir sus días con un perrito que lo pudiera hacer sentir acompañado en todo momento. Fue así como a su vida llegó Gunner, un perrito labrador de 11 años.

Gunner, el mejor amigo de todos

Desde el día número 1, el perrito se convirtió en el mejor amigo y cuidador del hombre. Tanto así que lo acompañaba a cada una de las sesiones de quimioterapia que tenía que realizarse de manera periódica.

Además, el perrito aprendió a descifrar cómo se sentía su dueño en todo momento. Por lo tanto, sus estados de ánimo eran los mismos que el hombre tenía.

En relación con ello y también teniendo en cuenta su avanzada edad, el perrito también comenzó a sufrir de algunos padecimientos a la par de su dueño. Sin embargo, eso no fue ningún impedimento para que su mejor amigo lo siguiera llenando de amor y lo acompañara a todas partes.

Por ese motivo, cuando el señor comenzó a vivir la etapa más crítica de la enfermedad, las hijas pusieron una cama adicional en la habitación de Daniel para que el perrito se pudiera acostar ahí a acompañarlo y cuidarlo.

De esa manera, se encargó de hacer sentir importante al hombre y velar por él hasta el último momento que permaneció con vida. Así mismo, de llenarlo de un poco de motivación y hacerle menos tortuosa esa etapa más difícil de la enfermedad.

Daniel y su mejor amigo.

Daniel y su mejor amigo estuvieron conectados hasta para partir del mundo

El día que Daniel cerró sus ojos para siempre, Gunner estuvo inquieto desde el amanecer. De ese modo, era claro que presintió que su adorado amo se encontraba transitando por los últimos momentos de su vida.

Además, cuando el deceso se presentó, su mejor amigo se quedó dormido y tan solo una hora después también partió de este mundo. Por lo tanto, todos los familiares se sorprendieron con esa conexión.

Pues, en ese momento fue evidente que el perrito soportó lo que más pudo para poder estar al lado de su amo hasta el último momento. Esto debido a que tenía claro que tenía la misión de ser el mejor cuidador que podía estar a cargo.

A causa de ello, la familia de Daniel manifestó que estaban seguros de que el perrito también había tomado la decisión de partir cuando sabía que su dueño se iba a ir. Pues, eran tan inseparables que ninguno podía vivir sin el otro.

De esa manera, posiblemente Daniel y Gunner se juntaron de inmediato en la otra vida para seguir amándose de la manera más pura. Así mismo, para continuar demostrando que su amistad está llena de un cariño realmente mágico.



Reflexión final

Esta historia vuelve a demostrar una vez más que la lealtad de los perros es la mejor del mundo. Pues, aprenden a entender a su amo y encuentran las mejores maneras de acompañarlos hasta el final de los días.

También, evidencia que se pueden convertir en los mejores acompañantes de una persona que está batallando contra una enfermedad. Esto ya que los recargan de fuerzas y les ayudan a tener un mejor estado de ánimo.

Te podría interesar...
Adoptan perrito que esperó una semana a su dueña afuera del hospital sin saber que había fallecido
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Adoptan perrito que esperó una semana a su dueña afuera del hospital sin saber que había fallecido

Un perro esperó una semana a su dueña, no obstante, ella no pudo resistir al virus del COVID-19 y cerró sus ojos para siempre.