La intuición en los perros

Antonia Tapia · 18 abril, 2015

La intuición se basa en la observación y en la astucia. Pero ¿sabías que los perros son tan astutos e intuitivos como los humanos? En los desastres naturales, como puede ser un tsunami o terremoto,  los científicos han comprobado que muchos animales, especialmente perros, pueden huir antes de que se produzca la catástrofe. Según investigaciones, los canes suelen percibir las ondas sonoras y las vibraciones. De esa manera, segundos antes de que ocurra el movimiento, pueden correr hacia terrenos más altos y salvarse.

Los humanos también pueden detectar esas vibraciones. Sin embargo, esa sensibilidad es mucho menor debido a que por lo general, en ese momento las personas suelen estar prestando atención a otros estímulos.

Por otro lado, los perros pueden detectar cambios reveladores en la forma en que sus propietarios actúan. En ese sentido, los animales que son guías de personas no videntes, pueden intuir cambios en el lenguaje corporal de sus dueños.

¿Sexto sentido?

pata perro

En  los años 70 la ciudad china de Haicheng, atendió la advertencia dada por animales de la zona y evacuó el lugar antes de que se produjera un sismo de magnitud 7,3. Otro estudio con 200 perros,  mostró un aumento del 50% en su actividad y ansiedad el día antes de un sismo de magnitud 6,8.

La intuición en los perros también ha sido fuente de inspiración para muchos cineastas. Las películas de zombis, por ejemplo, siempre muestran a perros en señal de advertencia para los ataques de los mutantes.

La intuición de los perros también es muy valorada cuando se trata de seguridad. Muchas personas utilizan a sus mascotas para advertirles de intrusos o incendios.

Se suelen utilizar a los perros en pacientes diabéticos, ya que los pequeños peludos pueden percibir la desmejora de sus amos. Es por eso que se han convertido en una herramienta valiosa en el tratamiento de enfermedades médicas. Ellos tienen la capacidad innata para alertar a sus dueños ante una inminente caída en su nivel de azúcar en la sangre.

Casos curiosos

epilepsia en los perros

La  posibilidad de intuir lo que le sucede a sus pares -es decir a otros animales– también es muy recurrente en los perros.  El dueño de un pastor alemán comprobó que su pequeño amigo podía alertar sobre lo que le sucedía a los animales de sus granja. Un caso concreto, según el hombre, fue cuando su can posó la mirada sobre el granero que se encontraba a unos 100 metros de distancia. Ladró ocasionalmente hasta que a su propietario no le quedó otra que levantarse e ir a investigar. Miró en el patio y no vio nada extraño, hasta que fue al granero. Allí pudo observar que un caballo se había quedado atascado en la pared y no podía levantarse sin ayuda. Este mismo perro también avisó a su dueño, en otras ocasiones, que habían caballos sueltos y una yegua estaba por dar a luz.

Por otro lado, según los investigadores, los perros nos dicen cuando alguien está a punto de llegar. Ellos levantan la cabeza y corren a mirar por la ventana. Pero, ¿es esto un sexto sentido o el animal es tan sensible que puede llegar a oír el sonido de las pisadas ? o, en realidad, ¿desarrolla una rutina  que le permite saber cuándo una persona va a estar en uno o en  otro lugar?

Un estudio, por ejemplo, informó que los perros pueden intuir la llegada de sus propietarios a sus hogares. Para comprobarlo, la investigación consistió en observar el comportamiento que mostraba la mascota cuando sus dueños salían de casa.  Según el registro el resultado fue sorprendente. El perro podía detectar minutos previos a la llegada de los humanos. ¿Cómo lo lograba? saltaba hacia la puerta, emitía algún que otro ladrido o colocaba su hocico en alguna ventana.

Finalmente, no cabe duda que la intuición de un perro es un activo valioso para nuestras vidas y si los escuchamos e interpretamos, puede salvarnos de algún inconveniente. Ya sea por su gran capacidad auditiva o del olfato, los pequeños peludos siempre hacen notar a sus dueños o a otros animales lo que sucede a su alrededor. La ciencia puede explicar algunas de las cosas que hacen, pero otras seguirán siendo un misterio que nunca podríamos llegar a entender.