La insuficiencia cardíaca en perros

Paco María García 26 noviembre, 2017

Los diagnósticos de insuficiencia cardíaca en perros son crecientes, lo que afecta principalmente a pacientes adultos de mediana o avanzada edad.  La patología no tiene cura, pero el diagnóstico temprano posibilita un tratamiento eficaz, garantizando la sobrevivencia digna y favorable del animal.A continuación, te contamos más sobre el debilitamiento cardíaco y sus consecuencias:

¿Qué es la insuficiencia cardíaca?

Insuficiencia cardíaca es la terminología médica utilizada para denominar varios trastornos caracterizados por el debilitamiento del corazón. Se habla de insuficiencia cuando un órgano no consigue ejercer plenamente sus funciones por culpa de alguna anomalía. En el caso del corazón la insuficiencia está en no ofrecer la cantidad necesaria de sangre al organismo.

Para intentar preservar el equilibrio orgánico, el cuerpo activa ciertos mecanismos para garantizar la oxigenación de órganos y tejidos, pero la intensificación del daño cardíaco suele abrumar estas medidas compensatorias. La insuficiencia cardíaca afecta a humanos, perros y gatos de forma muy similar.

Perro con mirada triste
Autor: Soggydan Benenovitch

Si analizamos los datos en ámbito nacional o internacional, las muestras son evidentes. La Asociación Americana del Corazón ha constatado que cerca de seis millones de personas viven con insuficiencia cardíaca solamente en Estados Unidos.

Causas de la insuficiencia cardíaca en perros

La causa más común de la insuficiencia cardíaca en perros es una severa miocardiopatía dilatada, es decir, una condición que debilita las paredes del corazón. En las hembras, el embarazo es tomado como una posible causa de la degeneración de las paredes y válvulas cardíacas.

Pero la patología también está asociada a los siguientes factores:

  • Acúmulación de líquido en el saco pericárdico.
  • Deficiencia en las válvulas cardíacas.
  • Dirofilariasis canina (‘patología del gusano del corazón’).
  • Alteración del ritmo cardíaco.
  • Hipertensión arterial.
  • Infección de las válvulas cardíacas (endocarditis).
  • Neoplasia cardíaca.

Desarrollo de la insuficiencia cardíaca en perros

Los fallos cardíacos pueden afectar el lado derecho, izquierdo o ambos lados del corazón, y el punto de origen determina las características y la evolución de la enfermedad.

Por una parte, es preciso señalar que cuando la insuficiencia se centra en el lado derecho la sangre no bombeada se queda acumulada en el abdomen.

Por otra, las anomalías originarias en el lado izquierdo del órgano vital ocasionan retención del líquido excedente en el pulmón. En ambos casos, la acumulación es muy peligrosa debido al riesgo de provocar congestiones o hemorragias.

Además, la insuficiencia cardíaca en perros puede provocar el agrandamiento gradual del ventrículo izquierdo. A este fenómeno se le conoce comúnmente como ‘corazón agrandado’ y, en los casos más severos, el corazón se vuelve tan frágil que ya no consigue bombear sangre hacia el cuerpo.

Síntomas de la insuficiencia cardíaca en perros

Su síntoma más notable suele ser la acumulación de líquido en diferentes partes del cuerpo, lo que genera hinchazones tópicas. Muy frecuentemente, el animal presenta un aspecto ‘barrigón’ con motivo de la dilatación abdominal.

Otros síntomas característicos de la insuficiencia cardíaca son los siguientes:

  • Cansancio, falta de interés y debilidad.
  • Tos y dificultad respiratoria.
  • Alteración del ritmo cardiaco o de la presión arterial.
  • Dificultad o intolerancia a actividades físicas.
  • Desmayos frecuentes.
  • Alteración en el color de las encías (tonalidades de gris o azul).
  • Colapsos.

Estas señales se vuelven perceptibles con el avance de la patología, que provoca la debilitación progresiva de las estructuras cardíacas. Por ello, el diagnóstico temprano es fundamental para garantizar un tratamiento eficaz y mejorar la expectativa de vida del animal.

Diagnóstico de la insuficiencia cardíaca en perros

Al reconocer cualquiera de los síntomas anteriores, es indispensable acudir rápidamente al veterinario. El profesional procederá adecuadamente cara a realizar las pruebas necesarias.

El diagnóstico de insuficiencia cardíaca congestiva suele abarcar los siguientes análisis, para averiguar la causa del debilitamiento:

  • Sangre: para detectar los ‘gusanos del corazón’.
  • Medición de presión arterial y prueba de esfuerzo.
  • Rayos X de tórax.
  • ECG o electrocardiograma.
  • Ecocardiograma: para verificar la anatomía y el funcionamiento de las estructuras cardíacas.
Perro enfermo con los ojos cerrados

Tratamiento de la insuficiencia cardíaca en perros

  • El tratamiento específico depende de la causa de la insuficiencia y del cuadro de salud del animal. Si se diagnostica una dirofilariasis, por ejemplo, será necesario desparasitar rápidamente el animal para eliminar los ‘gusanos del corazón’.
  • Casi todos los perros afectados por una insuficiencia cardíaca deben medicarse por el resto de sus vidas. El tratamiento permite una vida confortable al mejorar las funciones cardíacas, aunque el animal tendrá que realizar todos los análisis de control a cada 6 meses.
  • Cuando la insuficiencia cardíaca en perros alcanza un grado moderado, el animal puede requerir hospitalización y terapias de oxígeno. Si se diagnostica acumulación de líquidos en el pulmón o en el abdomen, deberán ser realizadas succiones controladas.
Te puede gustar