La Gran Migración del Serengeti

El fin de las lluvias en el Serengeti marca el inicio de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza: la Gran Migración

El fin de las lluvias en el Serengeti marca el inicio de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza: la ‘Gran Migración’. En esta carrera contrarreloj contra la estación seca, más de dos millones de herbívoros luchan por su supervivencia.

El Parque Nacional del Serengeti

Para entender la importancia de este colosal comportamiento migratorio, debemos tener en cuenta que este fenómeno forma parte del funcionamiento de todo un ecosistemael ecosistema del Serengeti. 

Como tal, el Serengeti es una zona geográfica situada en el norte de Tanzania que se extiende hasta el suroeste de Kenia. Con una extensión de 30 000 kilómetros cuadrados, es uno de los enclaves de mayor biodiversidad del continente africano, ya que cuenta con 70 especies de grandes mamíferos y  500 especies de aves.

La Gran Migración del Serengeti

Con el inicio de la colonización británica en la primera década del siglo XX, sin embargo, la caza mermó ostensiblemente la población de mamíferos, especialmente la de los leones.

Debido a esta situación, el gobierno británico decidió crear la primera reserva parcial de la zona en 1921. No fue hasta 1951 cuando se amplió el territorio y se declaró la zona como parque nacional.

En la actualidad, el parque cuenta con 14 763 kilómetros cuadrados que brindan protección a numerosas especies en peligro de extinción. Con un tamaño similar al de un país pequeño, es uno de los más grandes de África, y se considera Patrimonio de la Humanidad desde 1981.

La ‘Gran Migración’, una lucha por la supervivencia

Con la llegada del mes de mayo, cientos de miles de gacelas y cebras y más de un millón de ñus emprenden un viaje de más de 3 000 kilómetros en busca de pastos y fuentes de agua. El 5 % de la población de ñus no llegará a su destino, sobre todo a causa de los depredadores.

La Gran Migración del Serengeti

Estas grandes manadas parten del sureste, de la denominada ‘llanura infinita’, para pasar por la reserva de Maswa, así como por el río Grumeti, donde un gran número perece a causa de los ataques de los cocodrilos, la reserva de Ikarongo y el Masai Mara. A finales de noviembre, esta migración circular vuelve a su origen en el Parque Nacional del Serengeti.

Considerada como una de las Siete Maravillas Naturales de África, las repercusiones medioambientales de la ‘Gran Migración’ del Serengeti son abrumadoras: sólo durante este periodo migracional se consumirán 4 000 toneladas de hierba al día y se producirán 250 000 nacimientos.

El ciclo migratorio por meses

Vinculado a la estación seca, no existe un punto de partida concreto para las grandes manadas. En estos extensos territorios, podremos determinar sólo de forma aproximada su recorrido a lo largo de los meses. He aquí un breve resumen del arduo viaje que tienen que realizar cientos de miles de animales al año.

  • En enero, las manadas pacen en torno al lago Ndutu. Será en este mes, así como en diciembre, cuando se produzca la mayor parte de los nacimientos en las poblaciones de cebras.
  • En febrero, la Reserva de Maswa y el Área de Conservación del Ngorongoro albergan a la mayor parte de la población migratoria. Se inicia la época de cría del ñu.
  • En marzo, abril y mayo se concentran las grandes lluvias. Durante estos tres meses, viajarán desde el sureste hasta el noroeste del Serengeti, pasando por el río Grumeti, conocido por su gran población de cocodrilos.
  • A partir de junio, finalizan las lluvias. Una vez atravesado el río Grumeti, donde cientos de animales habrán perecido, llegarán en agosto al río Mara, también infestado de cocodrilos.
  • En septiembre y octubre, los terrenos de la reserva del Masai Mara estarán invadidos por cientos de miles de herbívoros. Esta es, sin duda, la mejor época del año para visitar esta impresionante reserva.
  • En noviembre y en diciembre, el ciclo llega a su fin. Las grandes manadas vuelven al Serengeti, tras miles de muertes  y miles de nacimientos. En enero, el ciclo se perpetúa.
Te puede gustar