La FDA retiró comida para mascotas del mercado por su potencial mortalidad

10 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Casi una treintena de perros mueren por una intoxicación causada por aflatoxinas encontradas en el pienso que consumían.

Hace menos de dos semanas, la FDA —Administración de Medicamentos y Alimentos—, que pertenece al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, retiró varios lotes de comida para mascotas de la marca Sportmix.

La razón de esta alarma proviene de la muerte de al menos 28 perros que habían estado ingiriendo pienso de esta marca. Hasta el momento, además del fallecimiento de estos animales, otros 8 se encuentran gravemente enfermos. Al estar abierta la investigación, aún se desconoce el alcance total del producto defectuoso.

¿Por qué la FDA retiró estos lotes de comida para mascotas?

La muerte de 28 animales en clínicas veterinarias por una supuesta intoxicación alertó a la FDA. Esta organización gubernamental puso en marcha una investigación para determinar qué podía estar ocurriendo con los animales.

Esta agencia estatal se encarga de garantizar que los medicamentos, vacunas, alimentos, cosméticos y suplementos dietéticos —así como productos que emiten radiación electrónica— son seguros y eficaces, tanto para las personas como para los animales.

Los reportes de los veterinarios demostraron que los perros habían sufrido una grave intoxicación con aflatoxinas. Este hecho hizo suponer que la fuente de la intoxicación debía tener su origen en el alimento que consumían, pues cada can pertenecía a una región diferente, pero todos los casos se dieron en el mismo periodo de tiempo.

La FDA retiró comida para mascotas.

¿Qué es la aflatoxina?

Las aflatoxinas son un tipo de toxina producida por varios hongos que aparecen en cultivos agrícolas como maíz, cacahuete, algodón y otros frutos secos. Las dos especies de hongos más comunes que producen aflatoxinas en los campos son Aspergillus flavus y Aspergillus parasiticus.

Estas toxinas son realmente peligrosas. En humanos, la exposición vía aérea a ellas puede terminar produciendo cáncer de hígado, que es el principal órgano afectado.

Cuando las toxinas son ingeridas, como en el caso de los perros fallecidos, causan estragos en el cuerpo y la muerte en muchos casos acontece rápidamente. Quizá por tomar una única ración de pienso al perro no le ocurra nada, pero cuando el animal come una y otra vez lo mismo, estas toxinas se acumulan y provocan graves daños.

Síntomas de intoxicación por aflatoxina en perros

Las aflatoxinas acumuladas en el organismo del perro actúan de forma que provocan problemas hepáticos graves. Muchas veces, el animal puede estar padeciendo este daño en el hígado pero no mostrar ningún síntoma.

Además del daño hepático, las aflatoxinas pueden hacer que ciertas proteínas anticoagulantes detengan o disminuyan su actividad plasmática, como la proteína C y la antitrombina. Asimismo, provoca una hipocolesterolemia o disminución del colesterol en sangre.

Todos estos cambios a nivel bioquímico en la funcionalidad de las proteínas dentro del cuerpo del perro pueden terminar manifestándose clínicamente. Algunos de los síntomas más comunes, en orden de aparición, son los siguientes:

  • Anorexia o falta total de apetito.
  • Letargo o inmovilidad.
  • Vómitos.
  • Ictericia o coloración amarillenta de las mucosas del cuerpo.
  • Diarreas que incluyen melena —sangre digerida— y hematoquecia —sangrado rectal—.
  • Derrame abdominal.
  • Edema periférico.
  • Encefalopatía hepática terminal o fallo hepático, es decir, que el hígado deja de funcionar.
  • Diátesis hemorrágica, aparición de erupciones en la piel por un fallo en los vasos sanguíneos.

¿Qué hacer si se alimenta al perro con pienso contaminado?

Actualmente, la FDA trabaja para encontrar todas las remesas de productos contaminados con las toxinas. El 100 % de estos piensos que estaban en tiendas —y clínicas veterinarias o almacenados— ya han sido retirados del mercado. 

No obstante, muchos tutores pueden tener en casa alimento para mascotas de la marca Sportmix que pertenezcan a los grupos contaminados. Por ello, la FDA ha puesto en conocimiento del consumidor la lista con los lotes de los productos peligrosos.

Los ocurrido con las aflatoxinas no es un caso aislado. En el año 2019, la FDA retiró cientos de latas de comida húmeda para mascotas de la marca Hill’s por contener concentraciones de vitamina D peligrosamente altas. Aunque la vitamina D no es ninguna toxina, sí puede provocar una hipervitaminosis en el animal, lo que es igualmente dañino para el cuerpo.

Plato de pienso de un perro.

Casos como estos no deben reducir la confianza en las marcas. Para evitar este tipo de situaciones tan dramáticas, agencias gubernamentales como la FDA velan para que todos los productos que consumen humanos y animales sean totalmente seguros.