¿Qué es la brucelosis canina?

Francisco María García · 15 enero, 2018
Esta patología, si bien tiene tratamiento, es un tema bastante serio, pues puede provocar infertilidad, así como el nacimiento de cachorros débiles e incluso abortos

Tener una mascota es una experiencia gratificante. La única manera de devolver todo ese amor y compañía incondicionales es, como mínimo, atender a la salud del animal. Quienes adquieren una mascota deben informarse de las patologías más comunes que podrían aquejar a su perro. Una de estas enfermedades es la brucelosis canina.

La brucelosis canina

Es una infección que contraen los perros producida por una bacteria llamada brucella canis. Provoca en los machos atrofia de los testículos y también epidimitis, una inflamación en los tubos de los testículos donde se encuentran los espermatozoides para madurar.

Otra patología derivada es la orquitis, inflamación de los testículos. Estas infecciones generan esterilidad en el perro; en las hembras causa abortos, muerte fetal o nacimiento de cachorros muy débiles. La brucelosis canina afecta al aparato reproductor tanto de machos como de hembras. Los perros que la contraen corren altos riesgos de sufrir esterilidad.

Cómo se contrae la brucelosis canina

Las hembras transmiten la brucelosis canina a través de secreciones vaginales, líquido fetal, fetos abortados o la placenta; los machos, a través del semen. Ambos pueden transmitir la bacteria también por la orina, los excrementos, la saliva, las secreciones nasales y el líquido ocular.

Las vías de contagio son el aparato digestivo, las mucosas, excoriaciones en la piel y durante los apareamientos. Esta enfermedad puede ser contraída por perros de cualquier raza, sexo o edad.

Síntomas de la brucelosis canina

Es una enfermedad difícil de detectar en su primera etapa, pues puede confundirse con cualquier otra. Puede comenzar con fiebre, como cualquier síntoma de múltiples enfermedades.

Se sospecha generalmente de la existencia de brucelosis canina cuando la hembra sufre abortos o cuando se identifica en el macho la inflamación de los testículos.

Hay algunos otros síntomas a tomar en cuenta:

  • Ojos inflamados.
  • Dolores de espalda, piernas y patas.
  • Debilidad.
  • Inflamación de los ganglios.
  • Pérdida sobre el control de los movimientos o confusión.

El aborto de los cachorros de una perra que padezca brucelosis canina ocurre, en un 75% de los casos, entre los 45 y 55 días del período de gestación.

Mastitis en perras

Si el dueño de la mascota desconoce estos datos, probablemente no advierta esta enfermedad. Como siempre, lo más recomendable es acudir al veterinario.

Los humanos pueden contagiarse

Las personas que tienen contacto con las secreciones de un perro infectado, pueden contraer brucelosis canina. Entre las situaciones con riesgos, está el atender un parto, recoger excrementos o cualquier otro tipo de contacto.

Los primeros síntomas pueden ser variados. Lo más común es que se presente un estado febril; después, aparecen otros síntomas como fatiga y estreñimiento.

En el caso de los hombres, pueden presentar inflamación de los testículos. En ambos sexos se puede inflamar las articulaciones, así como dolores lumbares o bursitis. Las complicaciones más graves pueden ser la inflamación de las paredes internas del corazón o lesiones hepáticas.

 El diagnóstico en humanos

No es una enfermedad común y tampoco fácil de detectar, por lo que son importantes los datos sobre la vida cotidiana de las personas.

Comportamiento perras celo

Por ejemplo, si tienen mascotas o se trata de una profesión relacionada con los perros. Para un diagnóstico final es necesario hacer pruebas de laboratorio.

 Tratamiento de la brucelosis canina

Como toda infección bacteriana, la brucelosis canina se trata con antibióticos. El veterinario debe encontrar la combinación apropiada de ellos.

En la mayoría de los casos puede ser difícil erradicar por completo las bacterias. También existe el riesgo de que la infección haya dejado secuelas graves en el aparato reproductor del animal.

Cuando se toma la decisión de someter al perro a un tratamiento a causa de esta bacteria, es necesario tomar en cuenta que debe ser controlado con posterioridad, e incluso realizar nuevas pruebas.

Siempre se recomienda la esterilización de un perro que ha padecido brucelosis. Así se evitan las posibilidades de contagio; no olvidemos que existe el riesgo de que la infección haya dejado secuelas graves en el aparato reproductor del animal.

 Prevención

No existen vacunas contra esta enfermedad. Si se observa algún síntoma, el dueño de la mascota debe acudir al veterinario. En el caso de los seres humanos con enfermedades que afectan el sistema inmune, se recomienda no tener perros que padezcan brucelosis.

 Los perros de cría deben ser sometidos a exámenes para descartar la enfermedad. En los criaderos y perreras es necesario realizar pruebas varias veces en el año. Se recomienda aislar a los animales infectados para evitar el contagio.