Infección urinaria en perros: causas y tratamiento

Virginia Duque Mirón · 7 julio, 2018
Si bien el veterinario recetará los medicamentos oportunos, como dueños es posible ayudar a hacer más llevadera esta afección para las mascotas; mantener su agua limpia o la higiene del hogar, por ejemplo, son factores influyentes

La infección urinaria en perros es más común de lo que pensamos: causa malestar y dolor a nuestras mascotas, especialmente en los riñones y otras zonas del tracto urinario. Te hablamos sobre sus causas, los tratamientos y también cómo puedes deducir si tu perro está pasando este mal trago.

Causas de la infección urinaria en perros

La infección urinaria en perros puede estar causada por muchos motivos, y en ocasiones se puede estar desarrollando sin mostrar unos síntomas visibles. Es por ello que las revisiones veterinarias constantes jugarán un papel muy importante, pues se podría determinar si tu perro la tiene o está a punto de tenerla.

Las causas más comunes por las que se produce la infección urinaria en perros son las siguientes:

  • Infecciones bacterianas
  • Enfermedades endocrinas
  • Administración prolongada de fármacos
  • Acumulación de piedras en la uretra
  • Infecciones fúngicas
  • Incontinencia urinaria
  • Traumatismo
  • Cáncer
  • Enfermedad de la próstata
  • Anormalidad de la médula u otra congénita

Síntomas de la infección de orina en perros

La infección urinaria en peros presenta una serie de síntomas que podrán ayudarte a diagnosticar si tu perro la padece con el fin de acudir al veterinario lo antes posible para que aplique el tratamiento adecuado. Aun así, puede darse el caso de que algunos ejemplares tengan infección asintomática, que no presentará signos externos.

Infección urinaria en perros: tratamiento

Estar atentos a los cambios en el comportamiento o el carácter de nuestra mascota será un paso esencial para poder ayudarle con prontitud. Estos son los signos más frecuentes de la infección urinaria en perros:

  • Sangre en la orina
  • Fiebre
  • Incontinencia urinaria
  • Aumento en la cantidad o en la frecuencia de la micción
  • Lamidos obsesivos en sus genitales
  • Olor fuerte de la orina
  • Esfuerzo al orinar
  • Pérdida de peso
  • Letargo
  • Dolores al presionar la parte baja de la espalda

Estos síntomas son una alarma de que algo no anda bien en el tracto urinario de tu perro. Aunque lo más común es que sea por motivo de una infección, podría haber otro mal mayor, así que no te demores en acudir rápidamente al veterinario.

Tratamiento de la infección urinaria en perros

El veterinario será quien determine el tratamiento, ya que, como hemos visto al principio, esta infección puede tener causas diversas, y cada una de ellas necesitará un tratamiento diferente. Lo primero que hará el veterinario será obtener una muestra de orina y analizarla.

La presencia de glóbulos blancos determinará que hay una infección causada por bacterias o cálculos en el tracto urinario. Normalmente, esta prueba será suficiente para diagnosticar la infección urinaria y para saber cómo tratarla, aunque si el perro presenta unos síntomas muy intensos es posible que se realicen otras pruebas que determinen hasta dónde se ha extendido la infección.

Infección urinaria en perros: medicamentos

El tratamiento dependerá del tipo de infección y del alcance de esta, pero por norma general estos son los más comunes:

  • Antibióticos
  • Medicamentos
  • Cambios en la alimentación
  • Aumentar la ingesta de agua
  • Alcalinizantes de orina o acidificantes
  • Fluidoterapia intravenosa
  • Cirugía en los casos más graves
  • Tratar la enfermedad subyacente. En ocasiones, una infección urinaria en perros puede estar provocada por otra enfermedad y, tratando esta, la infección desaparecerá.

Qué puedes hacer

Aunque tu perro ya tenga diagnosticada una infección y esté recibiendo el tratamiento médico, tú puedes ayudarle a que el proceso sea más rápido y llevadero para él. Estos son algunos consejos:

Mantén la limpieza y la higiene

Esto es vital, ya que cuando se sufre una infección es mucho más fácil que la suciedad afecte al organismo y se convierta en un foco de bacterias. Y por otro lado, si el perro sufre una infección y no mantienes la higiene en casa, podría incluso que se os contagiara a vosotros.

Medicamentos

Recuerda darle los medicamentos a su hora, pues será un paso vital en el tratamiento de la infección urinaria en perros. Por supuesto, no le des medicamentos que no hayan sido recetados por el veterinario, ni tampoco cortes la toma sin que este lo haya prescrito.

Agua limpia

Ten el agua de tu perro limpia y fresca en todo momento, y mantente pendiente de que beba más de lo habitual. Si ves que le cuesta, puedes ayudarle con una jeringuilla. El agua es imprescindible para este tipo de mal, especialmente cuando afecta a los riñones.

No le achuches

La infección le causará malestar en varias partes de su cuerpo, así que tu perro no está ahora para achuchones y abrazos. Tranquilo, él sabe que lo quieres.

No te preocupes, una infección urinaria en perros es algo común que rara vez presenta complicaciones. Es fácil de tratar y con estos consejos podrás hacer mucho por tu mascota.