Historia de un perrito que se estaba dejando morir en un canal, no quería sufrir más

Este perrito estaba al borde de la muerte al estar lesionado y quedarse atascado en un canal, sin embargo, pudo ser rescatado a tiempo. Mira la historia:
Historia de un perrito que se estaba dejando morir en un canal, no quería sufrir más

Escrito por Nicolás Forero

Última actualización: 23 junio, 2022

La situación de los perritos sin hogar duele en lo más profundo del corazón. Pues, aparte de tener que soportar el hambre segundo a segundo, están expuestos a una gran cantidad de peligros.

Por lo tanto, en cualquier momento pueden sufrir lesiones de gravedad. Sin embargo, no pueden recibir a tiempo la atención pertinente debido a que están desamparados.

A causa de ello, su estado de salud queda muy comprometido. Además, a raíz de esa incapacidad, pueden quedar atascados en un lugar peligroso y empeorar mucho más su situación.

Tal como le pasó a un perrito herida que estaba en el medio de un canal de agua sucia. No obstante, pudo ser rescatada por unas personas de buen corazón.

En este artículo te compartimos todos los detalles de esta historia. ¡No te los pierdas!



La vida del perrito estaba peligrando

Snappily, un perrito que durante mucho tiempo deambuló por las calles sin rumbo fijo, tenía una lesión grave en sus dos patas traseras. Por tal razón, en busca de sentir algo de alivio, trató de entrar en contacto con el agua de una canal.

Pero, se aproximó mucho a la orilla y terminó sumergido completamente en el agua. Lo más preocupante es que debido a que la movilidad de dos de sus patas no era óptima, no podía realizar los esfuerzos pertinentes para poder salir por su propia cuenta.

En consecuencia de ello, llegó un momento en el que estaba resignado porque sentía que sus esperanzas de vida eran nulas. Sin embargo, un transeúnte pudo percatarse de su situación y se comunicó de inmediato con un grupo de rescate.

De esa manera, los rescatistas se hicieron presentes en el lugar de los hechos muy pronto e hicieron todo lo posible por poner al perrito a salvo.

El perrito en el canal.

El rescate en el canal

Cuando las personas encargadas del rescate llegaron al canal, se dieron cuenta de que aparte de estar atascado, el perrito tenía claras señales de deshidratación y debilidad. Por tal motivo, tenían que apurarse para evitar un desenlace fatídico.

Debido a ello, entraron al canal, alzaron al perrito y lo volvieron a poner en suelo firme. Pero, en ese instante, se percataron de que el animal tenía heridas muy profundas en sus patas traseras.

Por lo tanto, llegaron a la conclusión de que tenían que realizarle estudios de inmediato para saber su diagnóstico y someterlo a los tratamientos correspondientes.

De ese modo, lo trasladaron hasta el refugio en el que ellos trabajaban y le hicieron un examen de Rayos X. Además, le proporcionaron el alimento y el agua que requería para empezar a recuperar las fuerzas.

No obstante, los resultados no fueron para nada alentadores. Tanto así que los especialistas llegaron a creer que la única solución era amputar las dos patitas.

Además, el animal lucía cada vez más desanimado. Pues, aparte del dolor que lo invadía, su corazón estaba muy golpeado debido a todas las situaciones adversas que había tenido que enfrentar en la vida.

Pero, los rescatistas no estuvieron dispuestos a resignarse en ningún momento. Por tal razón, siguieron buscando las mejores soluciones para curar al perrito y mejorar su calidad de vida.



El tratamiento y el cambio en su calidad de vida

A pesar de que en un principio los especialistas encargados opinaron que la única solución era amputar las patas del perrito, primero intentaron ponerle unas botas ortopédicas para ver cómo evolucionaba.

Esto debido a que presentían que esa herramienta podía devolverle la fuerza en sus patas afectadas. A causa de ello, comenzaron a realizarle terapias a diario con ese elemento.

Y, aunque el proceso se tuvo que llevar a cabo durante una gran cantidad de meses, los resultados fueron los mejores. Pues, las patas del perrito se recuperaron por completo y no necesitó de ninguna amputación.

A raíz de ese alentador panorama, la situación anímica del perrito comenzó a mejorar. Así mismo, los rescatistas se encargaron de llenarlo de todos los cariños que merecía.

De esa manera, Snappily —al que ahora le cambiaron el nombre por Coco— entendió que sí existían las personas de buen corazón.  Por eso, hoy en día luce alegre, tiene una personalidad amorosa y es el consentido del refugio.

Tanto que se caracteriza por tener una conexión hermosa con todos los niños que visitan ese lugar. Debido a ello, todo lo que se espera es que pronto pueda encontrar un hogar en el que lo amen para siempre y su vida siga mejorando para bien.

El perrito con un niño en el refugio.
Te podría interesar...
Trabajadores se unen para salvar a una perrita que se estaba ahogando
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Trabajadores se unen para salvar a una perrita que se estaba ahogando

Unos trabajadores lo dejaron todo a un lado para salvar a una perrita que estaba a punto de morir en una canal hídrica.



  • Jakovcevic, Adriana , Barrera, Gabriela , Bentosela, Mariana , CALIDAD DE VIDA EN PERROS ALOJADOS EN REFUGIOS: INTERVENCIONES PARA MEJORAR SU BIENESTAR. Suma Psicológica [Internet]. 2008;15(2):337-354. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=134212610004