Qué hago si tengo alergia a mi mascota

Si eres alérgico a tu mascota, existen muchas opciones alternativas para evitar tener que dar en adopción a tu compañero. Sin embargo, prioriza siempre tu salud y consúltalo bien con un médico.
Qué hago si tengo alergia a mi mascota

Escrito por Alba Muñiz

Última actualización: 26 diciembre, 2022

Las alergias son una reacción exagerada del sistema inmunitario ante ciertas partículas específicas del ambiente. Por lo común, ocasionan síntomas como catarro, irritación de la piel, inflamación y en los casos más graves un choque anafiláctico. Los detonantes más habituales son los animales y los factores climáticos, por lo que es relativamente común encontrar a personas con este problema.

Si adoras a los animales y quieres incluirlos como miembros de la familia, seguro que una pregunta te ronda la mente: ¿Qué hacer si, de repente, descubro que tengo alergia a mi mascota? No desesperes, te contamos cómo manejar el tema de la mejor manera posible.

Síntomas de las alergias

Por lo común, es fácil detectar que se es alérgico a las mascotas con solo poner atención a algunos de los síntomas. Eso sí, ten en mente que no todas las personas reaccionan de la misma forma, por lo que podrían presentar uno o más de los siguientes signos:

  • Rinitis (congestión nasal, estornudos y secreción nasal abundante).
  • Picazón en la piel (cualquier parte del cuerpo).
  • Ronchas que se agrandan y se fusionan con el tiempo.
  • Tos.
  • Dolor de la frente (inflamación de senos nasales).
  • Lagrimeo intenso.

¿Soy alérgico a mi mascota?

La forma más fácil de saber si eres alérgico a tu mascota es acariciándola, convivir con ella o dejando que lama un poco tu piel. Los síntomas deberían aparecer poco tiempo después de la exposición, por lo que te darás cuenta pronto del resultado. Si después de esperar por un tiempo no presentas ninguna señal o irritación, es muy poco probable que seas alérgico.

Por el contrario, si presentas los síntomas típicos de las alergias, aléjate del animal y acude con un médico para que pueda recetarte lo que necesitas.

Evita las decisiones apresuradas

alergias mascotas

Si tú o algún miembro de la familia tenéis alergia a la mascota de la casa, lo primero que debes hacer es no tomar decisiones apuradas. Después, evalúa la situación y mide el nivel de gravedad de este padecimiento con ayuda de un profesional.



Es posible que tu médico te diga que te deshagas del animalito en cuestión. No te apresures. Pide otras opiniones profesionales. Nada que se haga de manera precipitada suele conducir a buen puerto. Primero debes asegurarte de que sea tu mascota la causante de tu alergia. De ser así, existen formas de que, a pesar de la situación, tu adorado peludo y tú podáis convivir en la misma casa.

Si descubres que tienes alergia a tu mascota, no tomes decisiones apresuradas. Existen maneras de que, pese a los alérgenos, tu amigo peludo y tú puedan seguir conviviendo bajo el mismo techo.

Tengo alergia a mi mascota, ¿qué hago?

Hay una serie de medidas que se pueden tomar para que bajo un mismo techo puedan convivir humanos alérgicos y animales domésticos. Por ejemplo:

  • Evitar que la mascota entre en el dormitorio de la persona que padece la alergia.
  • Deshacerse de alfombras y de cualquier elemento similar que pueda acumular pelos.
  • No dejar mantas, trapos o telas al alcance del peludo ni permitir que se suba al sofá.
  • No jugar de manera efusiva con la mascota dentro de la casa y lavarse bien las manos luego de tocarla.
  • Utilizar en el hogar un purificador de aire con filtro HEPA.

Otras medidas para evitar la alergia a las mascotas

Además, existen una serie de acciones que contribuyen a disminuir la posibilidad de tener alergia, pero que de ninguna manera deben ser desarrolladas por personas alérgicas.

En este caso, se deberá pedir ayuda a familiares o amigos que no presenten este problema. O, si está dentro de las posibilidades, contratar a alguien para que lleve a cabo estas tareas. A saber:

  • Limpiar de forma exhaustiva la casa.
  • Higienizar debidamente el lugar donde duerme el animalito.
  • Cepillar a la mascota al menos una vez por semana. Esta actividad es conveniente desarrollarla fuera del hogar.
  • Baños cada que sea posible. Se debe tener sumo cuidado en emplear el champú adecuado para no generar inconvenientes en la piel del animal y que se agrave el tema. Además, no excedas la cantidad de baños posibles para cada mascota, por ejemplo, los gatos y los perros deben ser bañados máximo una vez al mes. Consultar al veterinario siempre es una buena opción en estos casos.

Un producto para reducir los alérgenos presentes en la piel de las mascotas

También, existen productos que son inocuos para las mascotas y que pueden reducir notablemente la alergia. Se trata de lociones tópicas que, aplicadas una vez por semana por toda la piel del animal, disminuyen la presencia de alérgenos.

Además, rehidratan la epidermis y mantienen en buen estado la piel de los peludos. Consulta al veterinario sobre cualquier duda que te pueda generar este producto y sobre la forma más correcta de aplicarlo.

Información sobre la alergia a los animales domésticos

Existe la creencia de que lo que provoca alergia es el pelo del animal. Pero en realidad, las aves también pueden provocar este padecimiento y tienen plumas.

Lo cierto es que algunos humanos son alérgicos a ciertas proteínas de las mascotas presentes en la caspa o las escamas de la piel, la saliva y la orina, las cuales se pueden acumular fácilmente en el pelo del animal.

Además, si se padece de asma, hay más posibilidades de ser alérgico a los animales de compañía. En todo caso, consulta siempre al especialista, para que te dé el tratamiento más adecuado para tu alergia.

¿Qué pasa con las mascotas hipoalergénicas?

Como se mencionaba más arriba, cualquier mascota es capaz de producir una reacción alérgica en las personas. Esto incluye a las mal llamadas razas hipoalergénicas, las cuales suelen considerarse como «buenas» para los que padecen algún tipo de alergia.

Los perros y gatos hipoalergénicos son en realidad linajes que no tienden a soltar mucho pelo, lo que reduce la posibilidad de exposición a alérgenos. Sin embargo, esto no significa que sean inofensivas para las personas alérgicas, sino que solo ocasionan menos problemas a largo plazo.

Si bien es cierto que elegir una mascota hipoalergénica podría ser la solución para la mayoría de los tutores, aún existe un riesgo latente. Por lo tanto, se debe ser precavido y tomar las medidas necesarias como con cualquier otro animal doméstico.



Tratamientos para la alergia

Debido a que las alergias son producidas por problemas en el sistema inmune, los antihistamínicos son los mejores medicamentos para combatirlas. Claro está, solo deben administrarse bajo supervisión de un médico, pues no en todos los casos logran eliminar por completo los síntomas.

También es posible utilizar corticosteroides o descongestivos en el caso de la rinitis alérgica. No obstante, el cambio entre los fármacos debe estar fundamentado y controlado por un profesional de la salud.

alergias mascotas 3

Motivos de alerta

Aunque se trata de priorizar el no dejar a la mascota desamparada, siempre es necesario tener en mente la gravedad de la alergia que se padece. En algunos casos, la reacción es tan fuerte que impide la respiración u ocasiona infecciones consecuentes en las personas.

Como te puedes imaginar, esto es negativo para la salud, por lo que es probable que no exista otra opción más que alejar a la mascota. Esto no significa que te tengas que olvidar de tu compañero, pero tendrás que ponerlo al resguardo de una persona de confianza mientras solucionas tu problema.

Una solución no muy sencilla

En teoría, las alergias son incurables y no existe un tratamiento eficaz que las elimine por completo. Sin embargo, existen algunos métodos alternativos que permiten «entrenar» a tu organismo para que no reaccione de manera exagerada (inmunoterapia).

Este proceso utiliza una serie de «vacunas» que se aplican en el cuerpo de manera diaria. Cada una de ellas está compuesta de las partículas a las que se es alérgico, solo que diluidos a diferentes proporciones. El objetivo de esta terapia es exponer al sistema inmunitario de manera progresiva a esta sustancia, de manera que comience a adecuarse y «aprenda» a no exaltarse.

Aunque este es un método que ha demostrado tener beneficios y reducir los síntomas de la alergia, la realidad es que tarda demasiado en mostrar avances. Por esta razón, no muchas personas están dispuestas a llevarlo a cabo.

No te prives ni prives a tus hijos de la compañía de una mascota

Seguramente, con buena predisposición y mucha paciencia, personas alérgicas y animales domésticos pueden llegar a convivir felices bajo un mismo techo. Siempre que no pongas en riesgo tu salud, trata de hacer todo lo posible por mantener contigo a tu fiel compañero.

Si tienes niños o planeas tenerlos, recuerda que los bebés que crecen con mascotas, tienen mucho menos riesgo de desarrollar alergias a los animales cuando sean adultos. Así que no te prives ni los prives de la buena compañía de los amigos peludos.

Te podría interesar...
Alergia estacional en perros: todo lo que debes saber
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Alergia estacional en perros: todo lo que debes saber

El verano y la primavera son épocas esperadas por los tutores, pero también propician la aparición de la alergia estacional en perros.



  • Sánchez, J., Cardona, R., Caraballo, L., Serrano, C., Ramírez, R., Díez, S., ... & Minotas, M. (2016). Inmunoterapia con alérgenos: mecanismos de acción, impacto terapéutico y socioeconómico Consenso de la Asociación Colombiana de Alergias, Asma e Inmunología. Biomédica, 36(3), 454-462.
  • Dávila, I., & Isidoro-García, M. Perfiles clínicos y de sensibilización molecular en la alergia al epitelio de perro.
  • Martín, N. G. (2015). Alergia a lipocalinas caninas (Doctoral dissertation, UNIVERSIDAD COMPLUTENSE).
  • Haugaard, L., & Dahl, R. (1992). Immunotherapy in patients allergic to cat and dog dander: I. Clinical results. Allergy, 47(3), 249-254.
  • Smith, D. M., & Coop, C. A. (2016). Dog allergen immunotherapy: past, present, and future. Annals of Allergy, Asthma & Immunology, 116(3), 188-193.
  • Hedlin, G., Graff-Lonnevig, V., Heilborn, H., Lilja, G., Norrlind, K., Pegelow, K., ... & Lowenstein, H. (1991). Immunotherapy with cat-and dog-dander extracts: V. Effects of 3 years of treatment. Journal of allergy and clinical immunology, 87(5), 955-964.
  • Morris, D. O. (2010). Human allergy to environmental pet danders: a public health perspective. Veterinary dermatology, 21(5), 441-449.
  • Butt, A., Rashid, D., & Lockey, R. F. (2012). Do hypoallergenic cats and dogs exist?. Annals of Allergy, Asthma & Immunology, 108(2), 74-76.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.