Qué hago si tengo alergia a mi mascota

Si adoras a los animales y quieres incluirlos como miembros de la familia, seguro que una pregunta te ronda la mente: ¿Qué hacer si, de repente, descubro que tengo alergia a mi mascota? No desesperes, te contamos cómo manejar el tema de la mejor manera posible.

Evita las decisiones apresuradas

alergias mascotas

 

Si tú o algún miembro de la familia tenéis alergia a la mascota de la casa, lo primero que debes hacer es no tomar decisiones apuradas.

Es muy posible que tu médico, muy suelto de cuerpo te diga que te deshagas del animalito en cuestión. No te apresures. Pide otras opiniones profesionales. Nada que se haga de manera precipitada suele conducir a buen puerto. Primero debes asegurarte de que sea tu mascota la causante de tu alergia.

De ser así, existen formas de que, a pesar de la situación, tu adorado peludo y tú podáis convivir en la misma casa.

Si descubres que tienes alergia a tu mascota, no tomes decisiones apresuradas. Existen maneras de que, pese a los alérgenos, tu amigo peludo y tu puedan seguir conviviendo bajo el mismo techo.

Tengo alergia a mi mascota, ¿qué hago?

Hay una serie de medidas que se pueden tomar para que bajo un mismo techo puedan convivir humanos alérgicos y animales domésticos. Por ejemplo:

  • Evitar que la mascota entre en el dormitorio de la persona que padece la alergia.
  • Deshacerse de alfombras y de cualquier elemento similar que pueda acumular pelosNo dejar mantas, trapos o telas al alcance del peludo ni permitir que se suba al sofá.
  • No jugar de manera efusiva con la mascota dentro de la casa y lavarse bien las manos luego de tocarla.
  • Utilizar en el hogar un purificador de aire con filtro HEPA.

Otras medidas para evitar la alergia a las mascotas

Además, existen una serie de acciones que contribuyen a disminuir la posibilidad de tener alergia pero que de ninguna manera deben ser desarrolladas por personas alérgicas.

En este caso, se deberá pedir ayuda a familiares o amigos que no presenten este problema. O, si está dentro de las posibilidades, contratar a alguien para que lleve a cabo estas tareas. A saber:

  • Limpiar de forma exhaustiva la casa.
  • Higienizar debidamente el lugar donde duerme el animalito.
  • Bañar y cepillar a la mascota, al menos una vez por semana. Estas actividades son convenientes desarrollarlas fuera del hogar. Se debe tener sumo cuidado en utilizar el champú adecuado para no generar inconvenientes en la piel del animal y que se agrave el tema. Consultar al veterinario siempre es una buena opción en estos casos.

Un producto para reducir los alérgenos presentes en la piel de las mascotas

También, existen productos que son inocuos para las mascotas y que pueden reducir notablemente la alergia. Se trata de lociones tópicas que, aplicadas una vez por semana por toda la piel del animal, disminuyen la presencia de alérgenos.

Además, rehidratan la epidermis y mantienen en buen estado la piel de los peludos. Consulta al veterinario sobre cualquier duda que te pueda generar este producto y sobre la forma más correcta de aplicarlo.

Información sobre la alergia a los animales domésticos

Existe la creencia de que lo que provoca alergia es el pelo del animal. Pero en realidad, las aves también pueden provocar este padecimiento y tienen plumas.

Lo cierto es que algunos humanos son alérgicos a algunas proteínas de las mascotas presentes en la caspa o las escamas de la piel, la saliva y la orina y que se pueden acumular fácilmente en el pelo del animal.

Además, si se padece de asma, hay más posibilidades de ser alérgico a los animales de compañía.

En todo caso, consulta siempre al especialista, para que te dé el tratamiento más adecuado para tu alergia.

alergias mascotas 3

No te prives ni prives a tus hijos de la compañía de una mascota

Seguramente, con buena predisposición y mucha paciencia, personas alérgicas y animales domésticos pueden llegar a convivir felices bajo un mismo techo.

Si tienes niños o planeas tenerlos, recuerda que los bebés que crecen con mascotas, tienen mucho meno riesgo de desarrollar alergias a los animales cuando sean adultos.

Así que no te prives ni los prives de la buena compañía de los amigos peludos.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar