Golosinas como recompensa

Mariela Ibarra Piedrahita 9 julio, 2015

Darle golosinas como recompensa a los perros es una de las estrategias de refuerzo positivo más usada.

Si embargo, si bien las golosinas son un verdadero manjar para los canes, deben darse de la manera apropiada para evitar daña su salud.

Es común que los perros pidan golosinas cuando sienten que se las merecen, y sienten que se las merecen todo el tiempo.

Aunque es aconsejable usarlas como un incentivo para reforzar el buen comportamiento, pueden terminar derivando en problemas como obesidad o actitudes compulsivas si no se les suministra de manera controlada.

Cuando las pide

perro pidiendo comida

En los perros se desarrolla el hábito de pedir alimentos cuando el cuidador lo ha acostumbrado a esto.

Es común ver cuidadores que comparten su comida con el can y, si bien esto es decisión de cada quien, si se hace de manera continua y no se cuida las cantidades, los azúcares y las grasas, puede derivar en serios problemas para su salud.

Igualmente, si no se le dan golosinas especializadas para perro puedes terminar dándole alguna clase de producto que si bien para los humanos no son dañinos, pueden causar daños al organismo de tu can con el consumo progresivo.

Por lo tanto, no es aconsejable darle recompensas al perro, a menos que te encuentres durante una sesión de entrenamiento. 

No olvides que dándole alimento en la mesa solamente estás reforzándole un mal hábito.

La idea es que las golosinas se le den esporádicamente cuando hace algo bien. De esta manera el perro asociará la golosina con una acción permitida, lo que te facilitará enormemente su entrenamiento.

Igualmente, tampoco es aconsejable darle muchas. Según los veterinarios, las golosinas no deben superar el 10% de la dieta diaria del perro, por lo que es mejor racionarlas.

Durante el proceso educativo

Las recompensas con alimento son un buen método para educar a un perro, pues estos necesitan de una serie de motivaciones para realizar una serie de actividades que tu le ordenas y para aprender nuevas. Por lo tanto, cuando hace algo bien, se le da su golosina favorita.

Sin embargo este método tiene un fallo, y se encuentra en el exceso. Parte de cuidar adecuadamente de nuestra mascota es saber elegir lo que es bueno para ella y dárselo en las porciones apropiadas.

Esto es algo en lo que fallan muchos cuidadores, en especial a la hora de escoger de la golosina que usarán como recompensa.

Saber elegir

galleta perro

Puedes encontrar en el mercado una gran variedad de golosinas especializadas para mascotas. En el caso específico de los perros se sugiere tener en cuenta el tamaño, la edad, el estado de salud y la cantidad de energía que consuma el perro al día.

Lo anterior es importante, pues más allá de colores y formas en las que vienen las presentaciones de las golosinas, también se deben tener en cuenta los ingredientes con los que están hechas.

Para perros se seleccionan preferblemente productos que contengan un buen contenido de carne, sin embargo esto no será apropiado para un perro con problemas de sobrepeso o del corazón, pues el exceso de proteína y grasa puede empeorar sus condiciones.

Normalmente se recomiendan las golosinas ricas en fibra, pues estas además de ayudar a limpiar la dentadura y protegerlas del sarro, son benéficas para su sistema digestivo, en especial en el área intestinal.

Golosinas para cachorros

Para los más pequeños se recomienda incluir en las recompensas aquellas golosinas ricas en calcio. Esto ayudará a fortalecer sus huesos y dientes. Sin embargo es mejor no abusar, ya que hipercalcificar al cachorro tendrá consecuencias en su desarrollo.

Golosinas para adultos

Como se dijo anteriormente, para los perros adultos es mejor adquirir recompensas ricas en fibra, que ayuden a su intestino y dentadura.

Golosinas para perros obesos

Si tu perro es obeso no es aconsejable usar golosinas como método de recompensa. Sin embargo, si deseas usarlo de todas formas, prueba los productos bajos en grasa, sin azúcar.

Golosinas para perros mayores

Debido a que la cantidad de actividad física que hacen decrece con la edad, lo mejor será darle productos bajos en grasa para evitar que engorde. Igualmente es mejor que adquieras productos blandos, para que no vaya a tener problemas al momento de masticarlos o digerirlos.

Te puede gustar