Gato Levkoy Ucraniano

Alba Muñiz · 20 diciembre, 2017
Los gatos sin pelo pueden ser unas mascotas con una actitud gratificante, si bien requieren de cuidados especiales debido a su piel desnuda, más expuesta ante cualquier percance o problema de salud

Como si fueran pocos los mininos que andan por el mundo, muchos de ellos en situación callejera o esperando ser adoptados en un refugio, algunas personas se empeñan en crear nuevas razas felinas. Subidos a la moda de los llamados gatos sin pelo, a principios de este siglo han creado al Levkoy Ucraniano.

Se trata de un animal de apariencia extraña e imponente, pero cariñoso, dócil e inteligente. Además, resulta ideal para vivir de puertas para adentro, además de adaptarse a lugares reducidos.

Un gato del siglo XXI

Las gatos sin pelo, que en realidad suelen tener una fina capa casi imperceptible a la visión y al tacto humano, se han popularizado recientemente. Muchas de estas nuevas razas han surgido en Rusia o en regiones que formaron parte de la Unión Soviética.

En el caso del Levkoy Ucraniano, la criadora Elena Birjukova cruzó ejemplares de Don Sphynx –en la foto debajo de estas líneas– y Scottish Fold. Así, en 2004 nació Levkoy Primero, un minino de aspecto lampiño y con las orejas con caída hacia adelante, gracias a sus genes escoceses.

lekvoy-ucraniano-sphinx

De todas formas, y pese a su creciente popularidad, organizaciones como World Cat Federation (WCF) y The International Cat Association (TICA) aún no reconocen la raza. Pero sí ha sido admitida por clubes de cría rusos y ucranianos.

Un minino de aspecto alienígena y con las orejas caídas hacia adelante. Así es el Levkoy Ucraniano, un felino que engrosa la lista de las hoy de moda razas de gatos sin pelo.

Características físicas del Levkoy Ucraniano

Sobre gustos no hay nada escrito y todos los animales deben ser amados o apreciados. Si lo miras bien seguro encontrarás belleza en este gato de aspecto casi alienígena, pero al mismo tiempo elegante y musculoso; ello, pese a las arrugas que se forman en su aparente gruesa piel, sobre todo en la barriga, cabeza y cuello.

Más allá de su falta de pelo y sus grandes orejas dobladas hacia adelante, otras características físicas de este felino son:

  • Tamaño: mediano.
  • Peso: entre cuatro y siete kilogramos los machos y entre 3,5 y cinco las hembras.
  • Altura: entre 20 y 25 centímetros los machos y entre 18 y 23 las hembras.
  • Colores: gris, negro, blanco, marrón.
  • Cola: delgada.
  • Patas: largas y musculosas.
  • Cabeza: con forma de cuña y aplanada. La cara es angular y destacan sus pómulos. Algunos señalan que su perfil es algo perruno.
  • Bigotes: cortos y levemente rizados.
  • Ojos: de formato almendrado y colores claros.

Un minino que sabe adaptarse

Si tu vivienda es pequeña, el Levkoy Ucraniano puede convertirse en tu mascota ideal. Como no es muy inquieto, sin perder su curiosidad se adapta sin problemas a los espacios reducidos, aunque no tenga demasiado sitio donde jugar.

Dulce, sociable y extrovertido, este suele adorar a su dueño y es muy probable que lo siga por toda la casa. Y es que no solo en algo de su aspecto físico este minino recuerda a los perros.

Se trata de un animal equilibrado y estable, pero debes tener en cuenta que al Levkoy Ucraniano no le gusta estar solo. Así, si no hay humanos que pueden pasar todo el día con él, es conveniente que cuente con la compañía de otras mascotas.

Cuidados especiales para el Levkoy Ucraniano

Con una esperanza de vida que va desde los nueve hasta los 15 años, este minino requiere de cuidados especiales debido a su escaso pelaje. Para mantener su temperatura corporal, necesita una dieta rica en calorías y proteínas. Tampoco vendría mal algo de abrigo como en la siguiente fotografía.

abrigar-gato-sin pelo

Además, hay que protegerlo del frío y evitar que el sol le provoque irritaciones y quemaduras a su expuesta piel. Consulta al veterinario sobre la mejor forma de cuidarlos, ya que, como es obvio, tienden a padecer enfermedades dermatológicas.

Por otra parte, es un minino que debe ser bañado al menos una vez al mes. Ello se debe a que su piel desprende una sustancia aceitosa, a manera de protección, pero que se va impregnando de suciedad.

Considera además que, a pesar de casi carecer de pelo, no es un animal hipoalergénico. Las alergias, en realidad, las provocan las células muertas que se desprenden del epitelio del minino y una sustancia presente en su saliva.