Gato Habana, características y cuidados

Virginia Duque Mirón · 30 noviembre, 2018
Este pequeño felino te sorprenderá con su carácter y te conquistará en cuanto termines de leer el artículo.

Hoy queremos hablarte de otra raza de gatos muy especial, el gato Habana, el cual tiene unas características peculiares pero es ideal para ser una mascota familiar, quizá la que tú estás buscando. ¿Te apetece conocerlo?

Gato Habana, todo sobre él

Hay que decir que este no es el típico gato peludo que despierta los suspiros de todos aquellos que lo ven; tiene su público, pero su personalidad lo hace muy atrayente a muchos. Te contamos sobre él todo lo que sabemos.

El problema llegaba cuando hubo que decidir con qué gata unir a estos machos, o al menos a uno de ellos para perpetuar la raza. No hay mucha información sobre ello pero todo parece apuntar que se escogió a una felina muy similar en características para que no se alteraran estas. Se cree que la gata era siamesa o una raza muy similar.

Su nombre indica el color del café habano de Cuba, uno de los más famosos del mundo y que se asemeja al color que el pelo de este gato tiene. Es por ello que muchos creen que este felino proviene de Cuba, pero como verás su origen tiene que ver con el otro lado del mundo.

Gato marrón Habana.

Origen

El origen de esta raza no está confirmado, pues son muchos los que afirman que esta raza surgió por una crianza accidental aunque otros opinan que fue buscada.

Sea cual sea la teoría correcta lo que sí está claro es que nació en Inglaterra en el año 1952 el primero de estos gatos y se le llamó por el nombre de Elmtower Bronze Idol.

Para un año después ya había cuatro machos más en el país, los cuales se consideran el comienzo de esta raza.

Características físicas

Este es un gato de tamaño medio con cuerpo largo pero musculoso, y presentan dimorfismo sexual pues los machos suelen ser más grandes que las hembras. Su cabeza tiene forma triangular y su barbilla es muy prominente.

Sus ojos so de color verde claro y muy brillantes, con forma redondeada, mientras que sus orejas presentan un tamaño muy acorde con su cuerpo.

A pesar de que a simple vista el gato Habana parece no tener pelo, sí que lo tiene, corto y suave, aunque no suele crecerle mucho. Los colores aceptados en él normalmente son en tonos marrones y matices caoba.

Se podría decir que el marrón chocolate es el color mayoritario que se encuentra en estos ejemplares.

Carácter y personalidad

Gato marrón.

A pesar de su apariencia elegante y altiva, para nada es un gato arisco o independiente al máximo, sino todo lo contrario. Es un gato muy juguetón y dependiente que le gusta apegarse a una persona en particular, así como a un juguete. En cuanto escoja un favorito ya no hay marcha atrás.

Es un animal muy paciente y cariñoso para estar con niños, así que se convertirá en la mascota de toda la familia. Le encanta que le den mimos, así que no te sorprendas si a cada momento está buscando tu atención y cariño. Para ser un gato, los cuales gozan de una fama de independientes, verás que es realmente meloso y sociable.

Cuidados y salud

Es un gato relativamente fuerte de salud y no se conocen muchas anomalías que le afecten de forma grave, aunque sí es cierto que es sensible a los enfriamientos, las anomalías pulmonares y los parásitos.

No obstante, revisiones periódicas al veterinario pueden evitar todas ellas. Por supuesto también hay que tomar en cuenta los cuidados básicos del pelo, limpieza de orejas y demás que deben hacerse con bastante frecuencia.

¿Crees que el gato Habana es la mascota que estabas buscando? Pues no lo pienses más y adopta uno, porque te aseguramos que tendrás un amigo fiel para toda la vida.