El frío es el peor enemigo de tu perro

Luis Francisco · 11 diciembre, 2015

Uno de los errores más comunes de muchas personas es pensar que los caninos no pueden sentir frío gracias a su pelaje. Si bien, es conocido que algunos perros grandes tienen la capacidad de poder soportarlo sin muchos problemas, existen otros que simplemente no lo toleran.

Al igual que los seres humanos, estos pequeños amigos de cuatro patas pueden sufrir en condiciones climáticas adversas, ya sea cuando haya mucho calor o mucho frío.

Aunque para algunos resulte algo imposible de creer, en la época de invierno no solamente nos debemos preparar nosotros para poder sobrellevar tranquilamente las bajas temperaturas, sino que también debemos estar pendientes de la protección de nuestros perros, ya que de lo contrario, pueden sufrir serios problemas de salud.

Es por ello que aquí os aclararemos algunas de las preguntas más recurrentes sobre este tema.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene frío?

petfriendly

Si tu pequeño amigo vive en el interior de tu hogar, puedes notar fácilmente si este tiene frío al verlo arrinconado en las zonas más cálidas. Sin embargo, si vive fuera, los síntomas pueden ser mucho más variados.

Si notas que tu canino presenta algunos de estos síntomas, es que tiene mucho frío:

  • Presenta una fuerte sequedad en la piel
  • Tiembla
  • Respira con lentitud
  • Duerme mucho más de lo normal
  • Muestra rigidez muscular
  • Se mueve de manera lenta 

Si te das cuenta de que tiene alguna parte de su cuerpo entumecida, es necesario darle un buen masaje para que ayudes a regular su circulación. Así mismo, debes llevarlo a un lugar cálido y cubrirlo con una cobija.

¿Cuáles son las enfermedades que le puede generar el frío a los perros?

Cuando se presentan bajas temperaturas, generalmente en invierno, los caninos pueden sufrir enfermedades articulares como la artrosis, la cual suele ser común en aquellos que cuentan con edades muy avanzadas.

Así mismo, la traqueobronquitis infecciosa, también conocida como la tos perrera, puede ser contraída tanto en otoño como en invierno. Esta enfermedad de carácter vírico es muy difícil de curar, a pesar de no ser grave.

Sus síntomas más comunes son:

  • Tos
  • Fuerte mucosidad
  • Vómitos
  • Fiebre elevada.

Esta enfermedad puede prevenirse a través de la vacunación, preferiblemente en épocas de verano.

¿Cómo puedo protegerlo de las bajas temperaturas?

Aunque parezca obvio, la mejor opción es taparles con una cómoda manta o con un abrigo. A pesar de que muchas personas piensen que se trata de una simple y absurda banalidad, la ropa para perros es algo obligatorio si deseas protegerlos de los males que ocasionan en ellos las bajas temperaturas.

Así mismo, debes permitir que tu mascota se quede en el interior de tu casa. En esta situación se recomienda tener la calefacción en una temperatura adecuada, y prepararle un espacio cálido y acolchado, en el que pueda sentirse cómodo y calentito.

Si tu amigo es muy viejo, debes usar una cama para perros con calefacción, y cobijarlo con una manta gruesa cuando esté acostado. De igual forma, debes mantener el calor en sus articulaciones, ya que en edades avanzadas, esto suele ser un gran problema.

¿Cómo puedo mantenerlo saludable durante el invierno?

perro mujer

Como ya sabes, en esta época tu perro tendrá que vivir en el interior de tu hogar, por lo que su vida será menos activa de lo normal, ya que al no poder estar fuera no podrá realizar las actividades físicas a las que ya está acostumbrado.

Es por eso que resulta muy recomendable tener cuidado con su alimentación, ya que al igual que nosotros, ellos se vuelven un poco más sedentarios en esta época del año, por lo que es de vital importancia que le brindes una dieta balanceada.

De igual forma, debes aprovechar los momentos en los que haya un poco de calor para sacar a pasear a tu perro por un corto periodo de tiempo. Estos son animales muy activos y el ejercicio es fundamental para su salud.

¡Recuerda!

A pesar de que existan razas que puedan tolerar las bajas temperaturas, como el Lobo Siberiano, el Chow Chow o el San Bernardo, la gran mayoría de los perros sienten el frío como su peor enemigo.

Si deseas que no exista ningún inconveniente en este tipo de situaciones, ten siempre el calendario a mano para tomar todas las previsiones posibles.