¿Cómo evitar que mi perro se queme las patas en verano?

Las altas temperaturas veraniegas calientan la calzada, el cemento de la ciudad y las aceras en exceso. Esta situación conlleva muchas dificultades para los perros urbanos. Ellos no utilizan calzado y sus almohadillas pueden abrasarse, quemarse y sufrir dolorosas llagas en las patas.

Para aliviar esta situación, hay algunas alternativas, como alternar el recorrido habitual por zonas ajardinadas, humedecer bien las patas de nuestro amigo, el uso de botines, cremas para proteger sus almohadillas y, por supuesto, la curación de las heridas en el momento en que aparecen.

Las quemaduras en las patas a causa del cemento

patas perro

Uno de los grandes peligros para nuestro perro, si vivimos en una zona muy urbana, es el cemento de las calles.

Las altas temperaturas del verano provocan que los pavimentos y las aceras de la ciudad alcancen temperaturas muy elevadas, y llegar a quemar las patas del perro. El pavimento es altamente abrasivo, pues acumula mucho calor. Una vez transcurridas unas horas de incidencia de los rayos del sol, las aceras se asemejan a un radiador, emiten calor y queman las almohadillas de los canes.

Botitas para perro

Cuando no es fácil evitar la caminata sobre el cemento, lo más recomendable es usar botines para perros. Este calzado es un eficaz protector. Hay botas específicas, diseñadas para los canes que tienen que caminar por el asfalto, y les protegen las patas de los efectos del calor.

Para acostumbrar a nuestro amigo a sus nuevas botas, los primeros paseos pueden realizarse en casa, para que se habitúe al calzado antes de emprender una caminata más larga.

Fuentes húmedas

En cualquier pueblo o ciudad es muy frecuente que haya fuentes de agua y otro tipo de áreas húmedas que pueden ser una ayuda importante para remojar las patas de nuestra mascota, en su paseo por las calles. Si transitamos con él por esas zonas mojadas y humedecemos sus almohadillas varias veces a lo largo de la salida, conseguiremos mantener las patas bien hidratadas.

Cremas de protección de las almohadillas

Este tipo de cremas específicas, muy diferentes de las creadas para humanos (nuestro pH es totalmente diferente) servirán para hidratar y cuidar las almohadillas de nuestra mascota y evitar el riesgo de que se agrieten.

Esta variedad de cremas son para untar, de una variedad grasa, parecidas a la vaselina. En su efecto van a endurecer la piel de la parte de la pisada del animal y la hacen más resistente.

La aplicación de este producto es el momento en que volvemos a casa. Además, es muy importante lavar previamente la zona de aplicación con agua y jabón.

Curación de heridas

Cuando se ha producido una llaga, grieta o herida en las patas de nuestro amigo, es necesario hacer una cura. En primer lugar con agua y jabón y, después, puede incluso aplicarse un poco de hielo para reducir la inflamación.

La desinfección del corte puede hacerse con una disolución al 50% de agua y yodo. También hay aerosoles cicatrizantes que pueden llevarse en los paseos, a modo de botiquín de emergencia, muy eficaces para cortar la hemorragia.

Cera de protección

Hay un tipo de cera que se aplica directamente sobre las almohadillas de las patas de nuestro perro para protegerlas de superficies dañinas como el pavimento caliente. Podemos utilizarla cada vez que necesites protección extra durante algún paseo y la encontraremos en tiendas para animales y clínicas veterinarias al igual que las cremas y lociones hidratantes.

Almohadillas adhesivas, un producto innovador

patas del perro

En el mercado han ido apareciendo unas almohadillas que funcionan como un sticker, se despegan de su envase y se pegan con facilidad a las almohadillas de las patas de nuestro amigo canino. Las podemos encontrar en cualquier tienda de productos para el hogar y únicamente debemos cortarlas del tamaño que requiera nuestra mascota.

Estas almohadillas adhesivas constituyen una solución rápida para minimizar los peligros del pavimento caliente y las heridas, e incluso son antideslizantes.

También hay una solución parecida, que son láminas de silicona, son reutilizables, sencillas de recortar y con gran resistencia a la humedad. Están de venta en farmacias.

Con estas soluciones evitaremos que nuestra mascota se exponga a quemaduras por caminar sobre pavimento caliente y mejorará su calidad de vida, cuidando sus almohadillas que sirven como amortiguadores de su peso, manteniendo su equilibrio y favoreciendo el caminar sobre cualquier superficie.

Categorías: Bienestar y cuidados Etiquetas:
Te puede gustar